Mi infancia en el colegio Xaloc

From Opus Dei info

Por Aloisius, 21.11.2007


Me presento

Pasé toda mi infancia (desde los 7 años) y adolescencia estudiando en el colegio Xaloc (obra corporativa del opus en Barcelona), pité como agregado al cumplir los 14,5 años y me echaron cuando contaba 17 primaveras. En otro escrito os contaré esta etapa de mi vida que sin duda alguna marcó mi carácter para siempre, y prueba de ello es que ahora mismo estoy escribiendo estas líneas. Aunque con matices propios, mi experiencia se parece asombrosamente a otras muchas que he leido últimamente en Opuslibros, lo cual es un indicativo para mi de que todo sigue igual dentro de la organización.

Hace algunos un par de meses que dí con opuslibros, (iba a decir que por casualidad pero no fué así), después de muchos años sin información directa sobre el opus busqué en la red información actualizada, tenía curiosidad por ver si la organización había cambiado y en que punto se encontraba desde que yo dejé de tener contacto con ella hace ya 25 años, y como ya he comentado antes, según lo que he leido en esta web y en otras (tambien en las oficiales del opus) veo que siguen erre que erre.

Como otros/as muchos/as padecí:

  • A partir de los 7 años una educación basada en un pensamiento único que mis profesores consideraban la Verdad Absoluta.
  • Mas tarde el acoso y la presión para formar parte de sus filas.

Y una vez dentro:

  • Control absoluto de mi vida.
  • Engaños que comprobaba día tras día cuando iba enterándome de lo que en realidad consistía pertenecer al opus.
  • Violación del secreto de confesión, etc, etc, etc.

Infancia

A los 7 años me matricularon en un colegio que pertenece a la obra corporativa en Barcelona, por lo que para poder testimoniar mi relación con el opus debo remontarme a mi más tierna infancia.

Cuando yo era agregado, en una tertulia en la que hablábamos sobre educación, el subdirector del centro se dirigió a otro agregado presente y le dijo: "Es fundamental M. A., que seas consciente de la importancia de la labor que realizas, ya que tu formas parte de los que ponen la semilla" M. A. era ó es, no lo sé, profesor de lo que entonces era el primer ciclo de E.G.B. , es decir, de niños de 7, 8 y 9 años. Con ello quiero decir, que aunque la captación propiamente dicha empieza algo mas tarde, en los colegios del opus la preparación para la captación empieza desde la escolarización a los 7 años (y porque no tienen guarderías que yo sepa), después, ya se producirá la selección de candidatos que pasan a ser invitados primero a excursiones y actividades extraescolares, convivencias, círculos, meditaciones, etc., etc., etc. No soy nadie para decirle a los padres y madres a que colegios deben llevar a sus hijos, pero si que creo que es bueno que tengan la mayor información posible.

El otro día cené con unos amigos que están pensando en matricular a su hijo en un colegio del opus, me pidieron opinión, no sin antes recitarme la consabida cantinela de que académicamente son los mejores. Personalmente creo que es un mito, y que hay colegios académicamente tan o más buenos que los del opus, pero desde luego hay otros muchos factores a tener en cuenta en la educación de un niño/a que la puramente académica aún siendo esta parte muy importante.

El primer ciclo de la E.G.B. lo pasé jugando (sin niñas claro) y aparte de que salía un poco acongojado de las clases de religión (mi profesor de religión se empeñaba en recordarnos continuamente que nos ibamos a condenar eternamente en el fuego del infierno si no eramos buenos) no tuve mayores complicaciones.

Cuando empecé el 2º ciclo, me asignaron un tutor que se encargaba de orientarme y ayudarme en el plano académico (lo cual es muy adecuado e incluso conveniente), también me asignaron un preceptor que se encargaba de orientarme en el plano personal (lo cual ya no considero tan adecuado ni conveniente ya que esta función corresponde a los padres), cuando tenía 7-8 años uno de estos preceptores me pilló en el patio y sin venir a cuento y sin que yo se lo pidiera me explicó como se conciben los niños. Pero ahí no acaba la cosa, también tenía asignado un director espiritual, es decir, un cura que una vez por semana nos confesaba, es decir, que con solo 10 años ya tenia bajo su control los aspectos académicos, personales y espirituales de mi vida.

Continuación de mi testimonio

Empecé a relatar el testimonio de mi relación con el opus. Aunque fuí agregado durante algo mas de 3 años, estuve en la órbita del opus desde los 7 a los 17, o sea, que en total fueron unos 10 años.

Antes de proseguir, quisiera contar un hecho (no quiero calificarlo de anécdota) que presencié en primera persona durate los años 70. La mayoría de vosotros recoradareis la ópera-rock "Jesucristo Superstar", pues bien, cuando llegó a España, no recuerdo muy bien las fechas, supongo que fue después de la muerte de Franco, un cura del colegio recorrió toda las clases una por una para advertirnos a todos de que dicho musical era sacrílego y que por tanto, si a alguno se nos ocurría verlo incurriríamos en pecado mortal. Tenía un compañero de clase que era de los que podríamos denominar de los rebeldes, pasaba olímpicamente de todo lo que no le interesaba, llevaba el pelo largo y le gustaba mucho la música, le gustaba tanto, que se compró el disco (entonces eran de vinilo y no CDs) de la banda sonora de "Jesucristo superstar". Un día trajo el disco al colegio porque a la salida había quedado con un amigo para prestárselo, tuvo tan mala suerte que, estando en clase el cura antes mencionado, que era nuestro profesor de religión, lo vio. Sin mediar palabra agarró el disco y lo hizo añicos, mi compañero se levantó del pupitre para preguntarle por qué estaba rompiendo algo que no le pertenecía, como respuesta, el cura sacó a mi compañero al pasillo y literalmente a bofetones lo llevó hasta el despacho del director del colegio. Creo que sobran los comentarios...

Como dijo Kurt Kobain: "Un amigo es aquel que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere", pues bien, yo tengo un amigo así. Nos conocimos a los 7 años cuando ambos empezábamos 1º de Enseñanza General Básica (E.G.B.) y ahora tenemos 43 años. Nunca hemos perdido el contacto, ni siquiera cuando yo era agregado y me "aconsejaban" que no perdiera el tiempo con él, mi amigo nunca llegó a "pitar" pero yo creo que los años de contacto con el opus le afectaron más que a mi que sí llegué a ser agregado (no sé si aspirante o exactamente el qué porque jamás me informaron). A lo largo de nuestra vida han habido épocas (meses e incluso años) que por circunstancias no nos hemos visto, pero no importaba, sabíamos que siempre podíamos contar el uno con el otro, y así ha sido siempre y así es actualmente.

Mi amigo era un lider en clase y un buen estudiante, a partir de los 12-13 años, el preceptor que nos habían asignado empezó a invitarnos a él y a mi a excursiones, también nos apuntamos al equipo de baloncesto del colegio que entrenaba otro agregado, y así acabamos siendo asiduos de un centro (entonces le llamábamos club) situado en L'Hospitalet del Llobregat en la provincia de Barcelona y que estaba "conectado" con el colegio, es decir, los posibles candidatos a engrosar las filas del opus eran invitados a dicho club donde ya recibiamos charlas, asistíamos a círculos de San Rafael, estudíabamos, etc.

Frecuentabamos mucho el club, porque la verdad es que lo pasábamos muy bien con las excursiones y actividades además de que tenía una sala de estudio amplia y con mesas grandes en la que se estudiaba muy bien, por otro lado estaba la otra parte (círculos, charlas....) en la que también participábamos y que incluía una charla semanal , lo que seria la charla fraterna pero para los de San Rafael, con un agregado (al que llamaré A) que en aquellos momentos era uno de los subdirectores del centro (el director era siempre numerario).

Así pasaron casi 2 años hasta que el padre de mi amigo falleció, aquello supuso, como es lógico, un duro golpe para él. A los pocos días del entierro de su padre apareció por el centro y al cabo de un par de horas me vino a buscar a la sala de estudio donde yo estaba para decirme que se marchaba, ¿Por qué? Le pregunte y él me contestó que si quería nos veíamos el fin de semana y me lo explicaba.

A continuación voy a transcribir la conversación que mi amigo tuvo con A y que me relató el domingo siguiente mientras saboreabamos una ensaladilla rusa preparada por su abuela (que por cierto cocinaba de muerte). Es muy posible que las palabras no sean exactas, pero el sentido si, me lo explicó a mi personalmente y se lo he oído relatar varias veces a lo largo de estos años.

-(A) Como sabes hay 3 temas que debemos tratar en la charla: Fé, Pureza y vocación.
-(Mi amigo) Ya pero es que acabamos de enterrar a mi padre y bueno, me siento triste y además a partir de ahora todo va a cambiar, y aunque mi madre trabaja como limpiadora, yo voy a tener que colgar los estudios y buscar trabajo, porque sino no llegamos, la verdad es que a mi hoy lo que me iría bien es hablar de como me siento y que me orientaras un poco porque está todo un poco confuso y yo estoy muy afectado por la muerte de mi padre.

-(A) Es absolutamente necesario que hablemos de pureza, sino, no hay nada más que hablar.
-(Mi amigo) De acuerdo, entonces no hay nada mas que hablar, me levanto y me voy.

A los padres y madres que estaís pensando en matricular a vuestros hijos e hijas en un colegio del opus "porque academicamente son los mejores", no soy nadie para deciros lo que debeis hacer pero si me aceptais un consejo; por favor, informaos bien.

Por una cosa u otra no avanzo nunca en mi relato personal sobre mi paso por el opus, pero como dice un refrán: "Hay mas días que ollas".



Original



Personal tools