Fuera de broma: ¿Alguien sabe qué es el Opus Dei?

From Opus-Info
Jump to navigation Jump to search

Por Compaq, 8 de mayo de 2005


Cuanto más se intenta investigar para saber, de verdad, qué es el Opus Dei, no queda más remedio que desesperarse o reír. Y tomárselo en serio pero tratarlo en broma, como Satur: Alguien sabe qué es el Opus Dei?. No hay manera de encontrarle una unidad, una coherencia: ni en lo jurídico, ni en lo doctrinal, ni en las praxis, ni en sus estatutos, ni en la forma de vida, ni en la aplicación del Evangelio, ni en cómo son ni a qué dedican el tiempo libre. Siempre te dirán una cosa pero será la contraria.

Pero no es que no se pueda encontrar una respuesta porque haya que ser un Einstein o porque la esencia del Opus Dei sea tan profunda que no es entendible por mentes corrientes (¿de cristianos corrientes?). Yo saco la conclusión que ya es certeza, de que ni el Opus Dei sabe lo que es el Opus Dei. Y los que estuvimos dentro tampoco lo supimos entonces y los que están, tampoco lo saben ahora. Pero es que tampoco lo sabe el prelado, ni lo saben los canonistas de Pamplona, ni lo sabe la Secretaria General de la Asesoría ni lo sabe el Vicario de Txiquidistán (ese quizá sepa algo porque si le han enviado allí...) Estoy de acuerdo con Brian y con Eremita y con Lector (y con muchos más) en que quizá sólo lo sepa el nuevo Papa. Pero tanto el Papa como los prestigiosos canonistas Gianfranco Ghirlanda y Winfried Aymans -estos dos últimos son los que desde hace 3 años le están amargando la vida a la Prelatura en la cuestión jurídica porque defienden que los laicos no pertenecen a la idem, de ahí que el prelado escribiera a sus fieles pidiéndole que rezaran "porque la obra volvía a ser perseguida" y había que "consolidar" el camino jurídico-, el Papa y estos dos canonistas -digo- no saben lo que es el Opus Dei, pero tienen claro qué es lo que NO es.

Dice la prelatura en sus FAQ:

Pregunta: ¿Qué es el Opus Dei?

El Opus Dei —Obra de Dios, en latín— es una institución jerárquica de la Iglesia católica, una prelatura personal, que tiene como finalidad contribuir a la misión evangelizadora de la Iglesia. Concretamente, se propone difundir una profunda toma de conciencia de la llamada universal a la santidad y del valor santificador del trabajo ordinario.

De lo que se deduce lo que nos han dicho a todos: “la llamada universal a la santidad” (la gran aportación de Escrivá que se adelantó incluso al Concilio Vaticano II), “cristianos corrientes en medio del mundo, la obra no saca a nadie de su sitio, no somos monjas ni frailes...”. Y los cristianos corrientes –todos los cristianos tienen una llamada universal a la santidad- son los laicos, ¿O no?.

¿Qué son las prelaturas personales?

Las prelaturas personales son circunscripciones eclesiásticas, previstas por el Concilio Vaticano II y por el Código de Derecho Canónico, que se constituyen para llevar a cabo, con gran flexibilidad, determinadas tareas pastorales. Los fieles de las prelaturas personales siguen perteneciendo a las iglesias locales o diócesis donde tienen su domicilio.

De lo que se deduce que los fieles de la prelatura (sólo hay una así que se puede usar el singular), aunque cooperen con la prelatura siguen perteneciendo a su diócesis, diócesis que es dirigida por un obispo y en ningún caso es el prelado del Opus Dei. Y no hace falta romperse la cabeza para llegar a la conclusión de que los fieles de la prelatura son laicos que dependen del obispo de la diócesis donde tienen su domicilio.

¿Quiénes pueden pertenecer al Opus Dei?

Fieles católicos adultos, hombres y mujeres de cualquier cultura, nacionalidad, condición social y nivel económico, que perciben que Dios les llama a servirle plenamente en medio del mundo y responden libremente a esa llamada: en efecto, la incorporación al Opus Dei es siempre un compromiso de amor en respuesta a una vocación divina. Actualmente pertenecen al Opus Dei más de 85.000 personas.

-La mayoría de los fieles del Opus Dei son los miembros supernumerarios: se trata por lo general de hombres o mujeres casados, para quienes la santificación de los deberes familiares forma parte primordial de su vida cristiana. Los supernumerarios constituyen actualmente alrededor del 70 % del total de miembros del Opus Dei. (del Artículo Sacedotes y laicos, en la web oficial del Opus Dei)

Y dentro de la Curia Vaticana, ¿dónde están contemplados los laicos? ¿Dentro de la Congregación para los Obispos? ¡No! Están contemplado dentro, del Consejo Pontificio para los Laicos.


Todo este preámbulo tiene relación con lo siguiente:

El 25 de mayo de 1998 tuvo lugar un importante encuentro en el Vaticano. La información la recoge completa ZENIT de la que entresaco los siguientes párrafos:

CIUDAD DEL VATICANO, 25 may (ZENIT).- «En ciertas épocas, la renovación de la Iglesia pasó principalmente a través de las órdenes religiosas, hoy día tenemos los movimientos eclesiales». De este modo, el cardenal Francis James Stafford, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, presentó el encuentro mundial de los movimientos eclesiales con el Santo Padre que tendrá lugar el próximo 30 de mayo. Según el purpurado estadounidense, el hecho de que Juan Pablo II haya organizado este encuentro en la fiesta de Pentecostés de 1998, «año del Espíritu Santo» es ciertamente un signo. «Un signo del reconocimiento de esta diversidad de carismas que el Espíritu suscita para renovar la vida cristiana y para colocar en su centro la vocación universal a la santidad. Pero también es un signo elocuente de comunión para que las nuevas comunidades se reconozcan en su pertenencia a la Iglesia católica y en la obediencia al Papa». De este modo, según el cardenal Stafford, se manifiesta la «unidad en la diversidad», «la relación inseparable entre la dimensión institucional y la dimensión carismática, que caracteriza a la Iglesia y a su renovación constante» (El resaltado es mío)

[...]

El programa prevé momentos de oración, de fiesta, de escucha, de reflexión. Cuatro de los fundadores de estos movimientos ofrecerán su testimonio: Chiara Lubich (Focolares), Kiko Argüello (Camino Neocatecumenal), Jean Vanier (el Arca) y Luigi Giussani (Comunión y Liberación).

Por lo que se refiere a la participación en el encuentro, monseñor Rylko reveló que «se trata del acontecimiento más grande y relevante de este año de preparación al gran Jubileo. Según nuestras previsiones, en el encuentro en la plaza de San Pedro del Vaticano, participarán más de 150 mil personas, miembros de 50 movimientos y comunidades eclesiales que llegarán en unos 2 mil autobuses».

[...]

Se preguntó a los organizadores por qué no se encontraba entre la lista de los movimientos eclesiales que participan en el encuentro el Opus Dei. Guzmán Carriquiry explicó que «el Opus Dei no ha sido incluido entre los movimientos eclesiales porque se trata de una prelatura que depende directamente de la Congregación vaticana para los Obispos. Sin embargo, profesores de la Santa Cruz (el ateneo romano de la Obra) y miembros del Opus Dei han participado en la preparación y organización del encuentro». (el resaltado es mío).

De lo cual se deduce que:

  • el 70% de 85.000 fieles de la prelatura, que son los laicos, que están en el Opus Dei para vivir la llamada universal a la santidad, no van a este tipo de actos.
  • El 70% de 85.000 fieles de la prelatura, que son los laicos y que dependen –no del prelado sino del obispo de su diócesis-, no se sienten cómodos viviendo “unidad en la diversidad”. Tan incómodos se sienten, que no van.
  • ¿Tan mal informados están los organizadores que no saben que sólo depende de la Congregación vaticana para los Obispos, el Prelado, el presbiterio y los diáconos?
  • Y no van... PERO ¡PARTICIPAN EN LA PREPARACIÓN Y ORGANIZACIÓN DEL ENCUENTRO!. ¿Organizaron el cattering? ¿Colocaron las sillas? ¿Hicieron de acomodadores?... ¿Alguien entiende que lo organice una prelatura (la única existente), que no quiere saber nada de los movimientos eclesiales?
  • O se lo toma uno a broma o te vuelven loco, que es una de sus especialidades.

El Congreso Mundial de los movimientos eclesiales fue inaugurado por el entonces Cardenal Ratzinger, hoy Papa Benito XVI. Pronunció una conferencia que a mí, personalmente, me ha recordado bastante el escrito de Ruiz Retegui “Lo teologal y lo institucional”. No me extraña que esa conferencia no se pueda leer en ninguna web del Opus, ¿por qué será?


Original