Colacao y María, la Opus y Orejas

From Opus-Info
Jump to navigation Jump to search

Por Satur, 3 de octubre de 2005


Antes de que nada quiero agradecer los millones de cartas de apoyo venidas de todos los rincones del planeta hacia mi persona a raíz del correo de un tal DBB dándome cera. Gracias, muchas gracias, gracias. Yo también os quiero.

Transcribo un mail recibido por un viejo amigo que hace unos meses dejó "el Betis" después de dos décadas en él. Cuenta lo siguiente.

“Por cierto, la página web de opuslibros ya la conocía. Bueno, la conoce todo quisqui, y te aseguro que están totalmente acojonaos sobre el tema. Sabes, es que la lee todo el mundo.
Se están poniendo filtros y sistemas para impedir, o en su caso, enganchar a la peña que se conecte. Solo te digo que hace más de un año, en un curso anual que hice en X, un vibrator del mandungui que se dedica desde la AOP de Madrid a bombardear la web se le escapó hablar en una tertulia sobre el tema. Fue alucinante como la gente empezó a tirarle de la lengua, y el tio largó sobre el tema más de lo "reglamentario". El director, el típico niño bien, oficial de una dl y profe en algún cole OC o LP, no sabía como cortar el tema. Fue el vocal de S Miguel de la dl de X quien cortó por lo sano. Te aseguro que es de lo más patético que he visto en mi vida...
Es como cuando preguntas en el curro quién ve Operación Triunfo o Gran Hermano. Nadie te lo reconoce, pero todo el mundo lo ve... Además ya sabes, como a alguien se le ocurra contárselo a un "controlator" lo tiene claro. Se lo chiva a un director y como mínimo le cae un mónitum. Es acojonante como la cosa se está degradando. Nadie confía en nadie. Las camarillas de pseudodisidentes están proliferando por todas partes, que por cierto, es como yo me enteré de lo de la página web hace más de un año, y hay como una sensación de persecución interna como nunca.

Bueno , quería decirte que te reconocí hace ya tiempo como Satur y que lei en su día lo que escribiste de Jaume. Sencillamente me emocionaste y supe en seguida que eras tú. Tienes razón en eso de que crea adicción, pero creo sinceramente que el público más adicto son los que están dentro. Es alucinante..., hay un afán enorme por buscar la verdad, y los que más la necesitan son los que están dentro. Yo, si te soy sincero, hace tiempo que no me conectaba, será que cuando recuperas la libertad pasas bastante del tema. De todos modos, os felicito a todos los colaboradores de esta página porque, entre otras cosas, hace falta un par de cojones.

Un abrazo muy fuerte, y hasta pronto amigo.

En fin, es lo que hay.

No voy a defenderme de las acusaciones que DBB hace sobre mi pelsona cuelpo. Además, en algunas de ellas tiene razón. Me río de demasiadas cosas, quizás, y el número de estupideces que he dicho, hecho y escrito son infinitas. Abruman. Pero no conozco gente más estúpida que aquella que nunca se equivoca, que no ha hecho jamás una tontería, una estupidez o, sencillamente, ha metido la pata del modo más espantoso. DBB debebería de saber que ya mi padre me aconsejaba en muchas ocasiones, y desde mi más tierna infancia, mientras me revolvía el pelo cariñosamente: Satur, hijo, ten miedo al ridículo. Probablemente preveía una biografía llena de escenas lamentables. No se equivocó. Un campeón.

Lo que me sorprendió, porque suena a consejo más falso que la monja de Quina Santa Catalina, es eso de advertir a Agustina con lo de “¿Dónde está el bien -que vas a llevar en tus manos cuando te pongas delante de Dios- en tantas de las cosas que se escriben aquí?”. Sólo le falta añadir “hija mía”..

No hace falta ser muy valiente para decirle a Agustina semejante consideración. Eso lo hace cualquiera. Es como esos dos amigos que se encuentran después de años sin verse. Recorren su vida pasada y llegan a ese punto donde se pregunta por los hijos.

-¿Y como se llama tu hijo?
-Cola-cao

El hombre piensa que es un nombre ridículo, pero por no ofenderle no dice nada. Luego el otro le pregunta a ver como se llama su hija y le dice:

-María
-Juá, juá., juá, juá,¡¡¡como las galletas...!!!

A DBB le hace gracia Orejas y cariñosamente le hace considerar a Agustina sobre el día final, el del tremendo juicio: ¿Dónde está el bien que vas a llevar en tus manos cuando te pongas delante de Dios?.

A DBB no le llaman la atención los Colocaos: los de la opus, que también se tendrán que poner delante de Dios. Así que, ya que tienes los santos de aconsejar a Agustina “María la de las galletas”, te voy a dar una de Colocaos para que también les escribas y les hagas considerar lo de las manos delante de Dios, el juicio y todo eso.

El sábado un periódico de tirada nacional se refería a un grupo de empresarios, hombres de banca y cracks mediáticos que habían apoyado, impulsado y pedido el nuevo estatut para Catalunya. Entre ellos dos son de la prelatura, un banquero que rompe la capa del ozono y un tal Jordi. El banquero en su despacho, hace años, tenía una frase en inglés que reza: “todo hombre vale el crédito que se merece”. O sea, que yo para ese tío valgo una mieeeeerda viendo el crédito que me ha concedido una Caja para mi acosado Toblerone.

Jordi es el Director General del IESE.

No hablo de política. Pero extraña ver esos dos nombres pidiendo, impulsando y jaleando un nuevo estatut, una auténtica constitución, a unos políticos de corte socialista radical, rabiosamente laicistas, contrarios a cualquier tipo de presencia de la Iglesia y de algo que huela a espiritualidad en la sociedad. Gente de esa que hoy domingo, Benedicto ha llamado hipócritas porque quieren arrinconar, cuando no desterrar, a Dios de la sociedad. Sorprende ver que tipos que por vocación divina quieren encumbrar a Cristo en todas las actividades humanas pidan a unos auténticos Jacobinos que hagan una nueva constitución sabiendo, como así ha sido, que han dado carta de ley a un laicismo militante, negando derechos elementales para la educación, la vida –la eutanasia se anuncia directamente-, aceitera, aceitera.

Insisto: no hablo de política. Ni siquiera de si un estado debe de ser laicista o republicano circulante. Se trata de entender qué coño hace un tal Jordi, Director General del IESE, obra corporativa del Opus Dei, aplaudiendo, animando y dejándose acariciar el lomo por una mano que, en su día, no dudará en cortarle la yugular. Y no me vale que se diga que es a título personal. Falso. En el manifiesto que publicaron ese grupo de empresarios él firmaba como Director General del IESE, y sabiendo cómo se funciona allá dentro, es seguro que la firma se hizo previa consulta.

DBB: ¿no crees que rasca la marcha en todo esto?. ¿No crees que vale la pena que escribas a Jordi y le hagas ver que millones de personas durante los próximos años van a estar narcotizadas en valores morales fundamentales gracias a ese pequeño impulso que él dio al estatut?. ¿No deberías golpear esa conciencia y advertirle que un día estará delante de Dios con las manos llenas de almas perdidas para el Reino de los Cielos?. Despierta ese espíritu que ha tomado el camino de pisar moqueta, adular a los poderes del mundo, incensar a los ídolos, aplaudir baboso a los nuevos profetas de una modernidad radicalmente anticristiana. Dile que el camino es estrecho, que es la hora de manifestar la fe sin miedo al que dirán, la hora de los valientes, que de qué vale al opus dei ganar el mundo si pierde su alma…

Anda, escríbele a ese Colacao y deja en paz a Agustina, que tampoco es para tanto. Pobrina: si es más buena que el pan.

Y te aseguro que las risas del IESE al leer tu carta se escucharán en Rawaltanpanhi.


Original