Se puede ser feliz después de 33 años dentro

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Patalibre, 26 de marzo de 2010


Pues sí, tengo que afirmar con rotundidad que después de 33 años dentro, soy muy muy feliz fuera. A la vez que me pregunto sin cesar y se preguntan los de mi alrededor, incluida alguna persona de la obra... ¿cómo puede ser esta felicidad tan clara y desde el primer momento?. Esa persona de la obra casi, digo casi, porque honradamente no se atrevió a hacerlo a las claras, me reconoció que quizá se habían equivocado, (33 años!!!!! de equivocación), pero claro, la pena es que fue cuando yo ya me había ido, en lugar de decírmelo durante los 5 últimos años que estuve hablando muy a fondo con ella, ¡¡lástima!! de "despiste".

La respuesta es muy sencilla: NO ESTABA EN MI SITIO. NUNCA ESTUVE EN MI SITIO, pero, capacidad de aguante, pocas he conocido ... (no es soberbia lo juro). Esto me ha hecho resistir y también mi afán de fidelidad a Dios, seguramente en el camino equivocado, pero eso para El no cuenta, (ya sabe que soy una ceporra), así que han sido 33 años a su servicio de los cuales me siento orgullosa. Por cierto, cuando doy la noticia la directora de turno dice: "¿Y vas a tirar todos estos años por la borda?" y yo le respondo "perdona, si Jesús dice en el Evangelio que ni un vaso de agua que demos a alguien que lo necesita, quedará sin recompensa... ¿quién eres tú para hacer esa afirmación? ¿quieres enmendar la plana a Dios en lo relativo a mi entrega?...

SILENCIO TOTAL EN LA SALA... y hasta hoy por parte de esa persona.

Con 14 años, y menos, pues me hicieron funcionar como si fuera de la obra desde los 13 que hice una convivencia,... yo soy una persona entusiasta, entregada, hiperactiva, ilusionada, con amor por los débiles, y también y sobre todo 3ª hermana de una familia numerossíiiiima, por lo que era urgente y necesario que alguien me tuviera en cuenta fuera de casa porque dentro no daba tiempo... ¿me explico?, o sea, era CARNE DE CAÑON.

Por otra parte, mis padres (que nunca han sido de la obra), me transmitieron una gran fe y bien fundamentada para mi edad, y eso de intentar ser santa con lo que hacía: estudiar, ayudar en casa, deporte, escribir, dibujar, amistades,... me "molaba" que dicen ahora. Me moló tanto que a los 14,5 ya estaba dentro pero dentro, hasta las cejas, o sea que me dieron ese mismo dia el cilicio y las disciplinas y la cuenta de gastos y la hoja de normas. Y como era sábado, también me dijeron que no se merendaba pero como ese era fiesta, la numeraria de turno y yo nos compramos un bocadillo de chorizo, pero yo ya sabía que eso es una excepción.

Corría el año 1972, y fui a Madrid a ver al fundador, 24 h en un bus, con una dándome la vara las 24 horas para que pitara y yo no sabía ni lo que era eso.... Me piré un día de instituto y eso era estupendo, además de gastarme 600 pts. (3,5 € madre mía....) de mi escasa hucha para el viaje. Esto ya me costó un poco más, pero un viaje así de dormir en sacos en el bus, etc... era una aventura que yo no me podía perder bajo ningún concepto. Yo entonces era boy scout, cosa que tuve que dejar por "incompatibilidad" con ser adscrita (ibamos niños y niñas a las excursiones juntos), así como mi equipo de baloncesto, ya que los entrenamientos coincidían con los círculos, los apostolados, etc., así sin más. Cambio radical y yo sin enterarme...

Anécdota: la primera y única vez que engañé a mi madre y por cierto me pilló, fue para ir al médico a la revisión antes de pitar. Tuve que desplazarme de ciudad y suspender el entrenamiento de baloncesto. Cuando me pilló en una mentira no me lo podía ni creer, no lo había hecho jamás... pero nadie me dijo que no lo hiciera, al revés, me dijeron que no dijera donde iba. En fin, de esto sabemos algo las de los 14 años. Aunque yo desde aquella, JAMAS volví a mentir a mi madre porque no era necesario, encima me apoyaba en todo... así todo me animaron a que le mintiera.

¿Y ahora yo que hacía con un cilicio y unas disciplinas en mi casa con once hermanos y todo abierto y todos fisgando en lo de todos?.... si no no seríamos hermanos, jóvenes y curiosos. En fin, yo creo que iba para DIRECTORA DE LA ASESORIA CENTRAL, lo veo ahora fue una pena no seguir.

Seguiré, pues ahora me tengo que acostar, aunque entiendo que lo de los 14 años es todo muy parecido, intentaré saltarme cosas.

Un abrazo a todos y especialmente a los de 14 a 21... ¡¡ojo, mucho ojo!! que todavía no sabéis ni quiénes sois... mucho menos lo que vais a ser... Es un consejo.




Original