No pasa nada

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Castalio, 5.09.2007


"No pasa nada". Esta es la frase con que en la Obra se desprecia la historia, la vida, el cambio, las épocas y las circunstancias de tiempo y lugar.

Si los usos en una determinada actividad cambian, si el mundo piensa de otra forma, si los pueblos evolucionan y la tecnología se revoluciona, si la vida discurre por senderos de transformaciones profundas, los numerarios reciben siempre la misma respuesta de banalización de la realidad: "No pasa nada". Luego viene la recomendación para que la persona centre su atención en lo único que sí pasa: el apostolado y los pitables. Todo lo demás es ajeno al devenir.

En una ocasión se me ocurrió advertirle a un director en el UNIV que los museos estaban cerrados los lunes, por lo que no tenía sentido acudir al Escorial ese día. Me respondió: "lo vemos por fuera, no pasa nada". Luego me pegó una severa reprimenda cuando se me ocurrió llegar cinco minutos tarde al único lugar donde la historia si pasa: Villa Tevere.

Si se niega a alguien el permiso para disponer de un instrumento indispensable para el trabajo, se le consuela con la frase ahistórica: "No pasa nada"; si las personas dejan de asistir a la universidad por dar un círculo o hacer un encargo, la justificación del director es: "no pasa nada"; si un numerario tiene que salirse de una conferencia en una actividad de san Rafael, para ir a la reunión de revisión del trato apostólico, tampoco pasa nada.

"No pasa nada"... fuera de la Obra; dentro, todo pasa, todo acontece. Es el único lugar donde tiene verificativo el transcurso del tiempo y sus efectos. Me parece que ese es uno de los grandes problemas de la Obra: la negación del tiempo real y la creación de un tiempo artificial. El tiempo real no es el del mundo, el de la cultura, el del "siglo"; ahí nunca pasa nada. El único tiempo transcurrido es el institucional. Digo que ese es uno de los principales problemas porque en una institución que tiene por finalidad transformar el "mundo", y trabajar en actividades del "siglo", negar el tiempo real con la frase "no pasa nada", es la etiología de una posible paranoia colectiva.

Pero no se preocupe nadie: No pasa nada.



Original