Los psiquiatras de la Obra

From Opus Dei info

Por Felipe, 9.06.2004


Los psiquiatras de la obra deben ser expulsados del Colegio Médico o del Colegio de Psiquiatras porque son traficantes del secreto deontológico que deben a todo paciente. Ahora en España hay uno "muy famoso", de nombre Enrique (no confundir con Luis Rojas Marcos, psiquiatra en Nueva York, un profesional legal), que con ese doble lenguaje y verdades a medias tan propio del opus, se está haciendo pasar por una eminencia cuando en realidad, si se lee -o sea, que si uno hace la promesa o el sacrificio de leer algunas de las páginas de sus libros- dan ganas de invocar al fuego purificador para que haga algo. Jaleado por los medios de comunicación afines al opus en España, aparece en debates televisivos y publica artículos que dan pavor. Pobres de los que caigan en sus manos. ¿Sus compañeros de profesión no se dan cuenta de la manipulación? ¿Sólo denunciamos nosotros? Hubo otro famoso psiquiatra de la obra, cuyo apellido empezaba por PO y terminaba por VEDA, que empleaba el electroshock con los numerari@s con crisis de vocación.

Un psiquiatra de la obra es un delator y punto. No hay otro calicativo. E incita a ello el Vademecum de los Consejos Locales en la pág. 91:

"En general, cuando resulta imprescindible acudir al psiquiatra, es muy difícil separar los aspectos estrictamente médicos de otros que pertenecen a la intimidad de la conciencia y de la propia vida interior; por eso, estas normas de prudencia se aplican también cuando esos especialistas son miembros de la Obra, o cuando otros médicos lo aconsejan al interesado.

En estos casos de depresiones y agotamientos, se acudirá a un médico experimentado y prudente -mejor, si es miembro de la Obra-, que sepa informar adecuadamente al enfermo, sin ocultar nada, pero sin insistir tampoco mucho sobre sus cansancios, pues, en ocasiones, sirve inconscientemente de pretexto al enfermo para no dejarse ayudar o para convertirse en médico de sí mismo. Por esto, es muy interesante que informen a los Directores, para prestar una ayuda eficaz al que lo necesita".

En fin, más de lo mismo. Y los colegas de los psiquiatras de la obra, como la jerarquía de la Iglesia y quien corresponda, mirando hacia otro lado.



Original

Personal tools