Experiencia de un adolescente

From Opus Dei info

Por Forsyth, 25.02.2008


Esta es la primera vez que escribo sobre este tema, puesto que no es algo que me guste recordar. He estado leyendo varios de los artículos aquí publicados y debo decir que mis experiencias han sido similares a las que he leído. También es cierto que cada persona lo puede percibir de forma diferente y depende de sus circunstancias pero me gustaría relatar lo que yo viví hace años en un centro del opus dei.

Inicialmente yo cursaba mis estudios de primaria en un centro publico. No era el mejor del mundo ciertamente pero yo era feliz allí tenia mis amigos y me sentía a gusto. Mis padres, no les pareció bien que yo permaneciese en aquel colegio puesto que consideraban que aquel ambiente no seria bueno para mi. Evidentemente yo solo era un niño, fueron mis padres los que tomaron esa decisión por mi (cosa que no les perdonare en la vida) y antes te iniciarse el siguiente curso me hicieron saber que me iban a cambiar de colegio. A continuación, me llevaron a un colegio impresionante donde se suponía que tenían que hacerme una prueba de acceso y que también servia para determinar mi nivel. Yo estaba impresionado porque era enorme, el nombre del centro en cuestión es Viaro, que se halla en Sant Cugat, provincia de Barcelona, España...

Inmediatamente me hicieron entrar en el que posiblemente era el edificio central y allí me recibió el director del centro, un hombre normal y corriente a simple vista. Allí, me hicieron dicha prueba de acceso y fui admitido, para mi desgracia. Con esto, comencé mis clases en el quinto curso de la antigua EGB. Aparte de los cambios significativos del ambiente, los edificios grandes y las aulas amplias así como el molesto uniforme obligatorio las cosas al principio parecieron normales. Al cabo de llevar un tiempo, comenzaron el proceso de adoctrinamiento.

Para aquellos que no lo sepan en los colegios que pertenecen al opus dei, existe una figura que se denomina “ preceptor”, que básicamente es un numerario, que también se encarga de dar clases, pero se le deja a cargo de un grupo de alumnos, con los cuales se va reuniendo una vez por semana para hablar con ellos. Recuerdo que la primera conversación que tuve con un personaje de estos se centró únicamente en la profesión de mis padres, en si eran religiosos o no y en si yo sabia de la existencia de Dios. En la medida que fue pasando el tiempo las conversaciones se iban centrando cada vez mas en crearme la necesidad de ir a misa y en la de convencer a mis padres para que también fueran. Al año siguiente, después de superar el curso con éxito, me insistieron en el deber y la obligación de que tenia que hacer la comunión que no podía seguir así. A si que en horario de clases, me hacían saltar algunas horas para darme catequesis obligatoria ya que según ellos era vital para mi. Básicamente esto consistía en charlar durante hora y media aproximadamente con un numerario que se encargaba de esta tarea. Realice la comunión, presionado por mis padres y por el centro ya que a mi esos temas seguían dándome igual. En cuanto al ambiente y al relación con los compañeros de clase (todo niños no era mixto), se podría describir como difícil. Aquellos niños eran crueles eran malintencionados y prepotentes a pesar de su edad y yo no me llevaba bien con ellos. Mi preceptor insistió en que debía adaptarme y hacer lo posible para encajar y así fue como lo hice.

En la medida que iba pasando el tiempo, que yo iba avanzando de curso y por tanto siendo cada vez mayor ellos cambiaron el discurso conmigo. Ya no se trataba de ir a misa sino del pecado. Especificare: el deseo sexual. Ahora al preceptor tenia que contarle no solamente lo que hacia en mi casa o con mis amigos sino si tenia pensamientos o si veía “cosas” que no tenia que ver. Cada charla me iba explicando lo que era bueno y lo que no, lo que podía ver y lo que no lo que podía pensar y lo que no. Después de años con este método, en lo que prácticamente todo lo que hacen los adolescentes normales es malo y sucio según me decían yo llegue a creerlo. No me relacionaba con chicas y cada vez era mas introvertido y apagado. La adolescencia que recuerdo no se la deseo a nadie porque solo de pensar en la sensación de culpa incluso ahora me hace sentir mal.

Aproximadamente en primero de BUP, me insistieron en la necesidad de confirmarme para así demostraría mi fe según ellos y ser mas participe en la obra. Comenzaron a proponerme la posibilidad de entrar, no como numerario de pleno derecho, ya que aun era menor, pero si de formar parte de su circulo. En ese momento no acepté pero la presión fue constante. A partir de entonces fue cuando comencé a deprimirme y cada vez me aislaba mas de todo. Mis notas empeoraron muchísimo,y mi relación con los demás se fue deteriorando. A lo que hay que sumar la pasividad total de mis padres que a pesar de verme hundido no paraban de presionarme para que siguiera estudiando y mejorase mis notas. Ellos solo creían al preceptor que les iba diciendo como me veían. Cada vez las conversaciones con este personaje eran mas surrealistas y mas culpabilizadoras. Según este individuo, el fin ultimo de los cristianos era la propia muerte!!!! y eso no era todo si no que insistía en el sacrificio personal y en aceptar las cosas malas y desagradables como enviadas por dios ante lo cual no podías hacer nada.

Un amigo, de los pocos que tuve, y por el cual sentía gran aprecio me insistió en ir a uno de esos retiros espirituales,esto se hace aproximadamente en bachillerato, o sea que ya era bastante mayor. Era una cabaña aislada de la civilización y perdida en una montaña. Aproximadamente eramos unos 20 en total mas 4 numerarios y 2 curas. No podíamos hablar salvo en los tiempos de descanso que no eran mayores de 1 hora en total unas 3 horas al día el resto era silencio. Nos hacían levantaros a las 7 en punto, y antes de desayunar misa obligada y charla del cura. Luego venían las horas de meditación y las de lectura, que evidentemente eran libros seleccionados por ellos que hacían referencia a la obra únicamente. Había un tiempo para charlar con el preceptor y otros de confesión y antes de irnos a dormir teníamos que rezar el rosario, básicamente era esto así durante 5 días. Yo creí volverme loco, no podía mas estaba al limite, por que estaba harto de escuchar tantas idioteces. Tal vez penséis que exagero pero os pondré un ejemplo real dicho por un cura que nos acompaño: “Las desgracias que ocurren en el mundo son culpa del pecado,si en un lugar hay un terremoto y mueren miles de personas es culpa de los pecados que cometéis”. Todo centrado en la culpa y en pecado casi llegué a obsesionarme.

Otro dato importante que no he citado antes, son los centros anexos que posee el opus dei y que están vinculados a los colegios. Estos centros, son básicamente lavaderos de cerebros intensivos donde los niños y adolescentes son sometidos y adiestrados para la obediencia. Estos centros, se financian gracias a las aportaciones de los padres y de la mensualidad que se paga en la matriculad el colegio. Es decir, aun que no vayas los pagas igual. Ellos los denominaban “clubes”y habían varios al rededor de Viaro. Por suerte para mi, jamás me metí en uno de ellos aunque evidentemente también me lo propusieron. Mis notas no podían ser peores, y a pesar de mi inteligencia mi estado de ánimo era cada vez peor estaba solo en mi casa y solo en el colegio. Todos me presionaban y yo era muy joven, no estaba preparado para todo aquello. Finalmente, abandoné aquel centro y volví a una escuela publica. Habían pasado 8 años en total. 8 años que se dicen pronto y entré siendo de una forma y salí totalmente distinto. Lo pase mal, en el instituto que fui para terminar mis estudios de bachillerato por que todo era tan diferente.... era como un ser extraño rodeado de gente que todo lo que hacían estaba mal para mi o eso me habían dicho. Finalmente conseguí terminar el bachillerato y llegar a la universidad pero me costó mucho desintoxicarme de todas las cosas que me metieron en la cabeza. Era como si tuviera una voz dentro de mi que me fuera diciendo que si hacia o veía aquello me condenaría, que iría al infierno.

Después de tantos años de meterme en la cabeza todas aquellas instrucciones me costo muchísimo eliminarlas incluso ahora muchos años después tengo pensamientos contradictorios y mi autoestima no es buena. Porque a eso se dedican, destruyen todo lo que eres así como tus gustos y aficiones, te dicen con quien debes relacionarte, que libros debes leer, a quien debes odiar y a aceptar servilmente las imposiciones que ellos consideren. Ahora soy capaz de ver con mas claridad; la experiencia y los años me han enseñado a borrar toda aquella información idiotizante y he llegado a una gran conclusión: el Opus dei no busca servir a dios, ni busca salvar a nadie aunque ellos eso te dicen solo quieren usarte para los fines de la obra por que la obra es lo único que importa. Te bombardean con sus mentiras, te crean necesidades, te obsesionan con el demonio el pecado o el infierno y se muestran como los únicos que pueden salvarte pero son todo mentiras. Por eso y como buena secta que son te hacen repetir tantas veces las cosas, todas las frases repetitivas que te hacen decir solo quieren convencerte pero no son ciertas porque la verdad no les interesa.

Yo comparo al opus dei con los elementos mas radicales y fundamentalistas del islam. Los talibanes o muyaidines o cualquier escisión fanática de pensamiento único. ¿Como se puede convencer a alguien para que se sacrifique, para que de su vida y se ate a la cintura un cinturón con explosivos y mate a otras personas??? ¿como se puede convencer a alguien para que haga todo lo que tu quieres, que se deje pisotear y que aguante hasta casi la locura e incluso que renuncie a su vida? Es sencillo,eliminando todo rastro de personalidad, criterio y emociones del individuo. Aislandolo de todo y de todos y reprimiéndolo hasta convertirlo en una masa de carne y hueso obediente y servil. Demonificar lo diferente y llenar de odio.

La mejor forma de luchar contra estos degenerados que dicen hacer la voluntad divina es usar la razón. Es pensar. Ellos no pueden hacer frente a la inteligencia ni a la realidad, sus explicaciones son auténticos delirios de fanatismo religioso pero no pueden hacerte daño por que en realidad solo son eso, delirios. Si el don mas sagrado de todo ser vivo es su propia vida, todo aquello que la amenace, que la intente destruir es intrínsecamente peligroso y esta en el propio tejido de la vida luchar contra las amenazas. El opus dei es una amenaza, un peligro contra la vida, contra la personalidad y la libertad. Todos los locos siempre afirman hacer la voluntad divina pero si existe un dios cosa que dudo seguro que no es estúpido y no mandaría esclavizar ni tiranizar a otros hombres por que el los creo libres. Libres de credo, libres de pensamiento y de forma. Solo los hombres aspiran a controlar a los hombres, a dios eso no le hace falta. He aprendido mucho leyendo algunos artículos que aquí se publican, cosas sobre el fundador y su megalomaniaca personalidad así como sus vicios y no me sorprenden. Pero lo mas importante para mi es saber de mas personas que como yo se dan cuenta de la maldad de esta secta y quieren verla hundida o apartada de la iglesia. Que no estoy solo, que hay mas gente que lo han pasado mal por su culpa y que han tenido el valor de irse o de plantares cara y eso me hace sentir mejor. Porque la soledad es una cosa que hace mucho daño y te hace sentir mas inseguro pero cuando mas gente piensa como tu eso da fuerzas.

Espero haber aportado algo a este foro y deseo que si leéis esto os sirva de algo ya que hay mas datos pero ahora no los recuerdo todos. Me despido dando un fuerte abrazo a todos los que han tenido el valor de plantar cara a esta perversión creada para destrozar vidas.




Original



Personal tools