El Opus Dei y las estructuras jerárquicas

From Opus Dei info

Por Líbero , 2.07.2008


    • En toda estructura jerárquica (EJ) el obispo u ordinario es nombrado por el Papa "motu proprio" o eligiendo entre unos candidatos presentados por un colegio.
    • En el Opus Dei el ordinario lo elige un pequeño grupo de electores nombrados a dedo por los precedentes Presidente General y prelados.
    • En toda EJ el ordinario presenta su renuncia al Sumo Pontífice al llegar a los 75 años de vida (canon 401 del CIC).
    • En el Opus el cargo de prelado es vitalicio (como en algunas asociaciones).
    • En toda EJ se entra por el domicilio o su condición (españoles en Suiza, p. ejemplo) y nada más.
    • En el Opus, sin embargo, por contrato (como en las Asociaciones). Además se exige "vocación" (como en los Institutos de Vida Consagrada) y hay períodos de incorporación similares al noviciado (aspirante*adscrito) y a la profesión religiosa (oblación*fidelidad). La vocación, además, rara vez es espontanea y casi siempre es inducida, provocada.
    • En toda EJ se aceptan clérigos que quieren incardinarse procedentes de otra EJ.
    • En el Opus está expresamente prohibido.
    • En toda EJ sus fieles viven donde les da la gana. Solamente existe, y no en todas, una residencia para acoger sacerdotes solos o ancianos.
    • En el Opus l@s numerari@s (l@s célibes) tienen que vivir en un centro, es decir, hacer vida en común como muchas asociaciones e institutos de vida consagrada.
    • En toda EJ sus fieles asisten voluntariamente a los medios de formación que sus autoridades ponen a disposición en las parroquias.
    • En el Opus todos tienen que asistir semanal, mensual, trimestral y anualmente a los medios establecidos. Y el no hacerlo con cierta frecuencia es motivo de expulsión.
    • En toda EJ se acoge siempre a sus fieles, incluso a los díscolos, "herejes" etc, pero no se les expulsa de la EJ.
    • En el Opus, después de una serie de amonestaciones, o simplemente porque l@s "director@s" (nunca se sabe bien quienes son) han decidido que un fiel no tiene vocación, se les echa o se les dice que "mejor que no siga", a veces incluso después de varios años, y jamás reconocen que durante todo ese tiempo se han equivocado: son cosas que pasan...
    • En toda EJ los clérigos se multiplican para llegar a todos los fieles atendiendo hasta tres, cinco o siete parroquias.
    • En el Opus cada centro (casa de vida en común) tiene al menos un sacerdote que, lo normal, es que jamás bautice, confirme (puede hacerlo con delegación del ordinario), dé la Primera Comunión, administre el sacramento del matrimonio, y rara vez oficia un funeral. Por decirlo en positivo: se limita a predicar, celebrar la Santa Misa y a confesar.
    • En toda EJ aquellos fieles que creen tener vocación sacerdotal lo comunican a su ordinario para iniciar los estudios eclesiásticos y discernir su posible vocación sacerdotal.
    • En el Opus si alguien dice que tiene vocación sacerdotal no le admite; si ya ha sido admitido, se trata de que se vaya. Solamente cuando pasa un cierto tiempo se pregunta a los numerarios si estarían dispuestos a ordenarse si el prelado se lo pidiese: si responden que sí, son promovidos; si dicen que no, se les ficha por tener pocas disposiciones; si se les considera un poco "raritos" ni se les pregunta.
    • En toda EJ se imparten los sacramentos y medios de salvación a todos los fieles sin separarlos.
    • En el Opus se imparten solamente algunos medios de salvación (penitencia, Eucaristía y predicación) no todos, y siempre separando a los fieles entre varones y mujeres, pero no como se hacía antiguamente en las parroquias: las mujeres en los bancos de la derecha y los hombres en los de la izquierda, sino creando dos Secciones dentro de la Prelatura, totalmente separadas, hasta el punto de que el fundador dijo que eran dos fundaciones distintas, cinco mil kilómetros de separación, aunque recientemente se ha dicho en un documento interno que "no conviene" hablar de Secciones y es mejor decir "labor entre mujeres, o entre varones" etc. Lo de siempre: somos sin ser, pero llamándonos de otro modo para que no confundan los que no entienden nada y no nos quieren...al final nadie sabe qué decir y con mucha frecuencia "meten la pata" porque se lían como una persiana.
    • En toda EJ se respeta el silencio de oficio de los directores espirituales, tanto los de candidatos al sacerdocio, como los de clérigos y laicos. ¿Alguien se imagina un director espiritual comentando con el obispo un asunto de un fiel que conoce por el fuero interno extrasacramental=dirección espiritual?
    • En el Opus no se respeta NINGÚN silencio de oficio, de forma que TODAS las confidencias de TODOS los fieles del Opus son conocidas por los superiores (de esto damos fe todos los que hemos estado un mínimo de años en la institución) y se utilizan, además, para el gobierno de la prelatura, a pesar de que está prohibido hacer uso en el fuero externo de lo conocido exclusivamente en el fuero interno.


....y así podríamos seguir con otros muchos ejemplos. ¿De verdad se cree alguien que la prelatura personal de la Santa Cruz y opus Dei es una estructura jerárquica? ¿No da la impresión de que quieren, a nosotros y a la Iglesia, tomarnos el pelo?

Complemento

Líbero enumera once puntos que muestran a las claras que la prelatura del Opus Dei no pertenece a la estructura jerárquica de la Iglesia, sino al fenómeno asociativo de ésta. Libero mismo advierte al final de su enumeración que podrían añadirse más ejemplos. Por eso, y con el fin de reforzar la tesis de Libero, quisiera añadir un ejemplo más, que sería el número doce, relativo al Studium Generale del Opus Dei; es decir, me refiero a lo que en el lenguaje interno de la Obra también recibe el nombre de “estudios internos” de Filosofía, Teología y lengua latina.


12.

  • En toda estructura jerárquica de la Iglesia los fieles no son obligados a cursar estudios institucionales de Filosofía, Teología y Latín, a excepción de los seminaristas. En algunas diócesis sí existe un Instituto de Ciencias Religiosas que imparte enseñanza de Teología a aquellos seglares que libremente se matriculan en él; muchos de estos estudiantes laicos reciben, tras finalizar los cursos, la capacitación para ser profesores de la asignatura de Religión en la enseñanza básica y media.
  • En el Opus, todos los miembros célibes (numerario/as y agregado/as) están obligados a cursar en el Studium Generale de la Obra estudios eclesiásticos de Filosofía, Teología y Latín, de una forma idéntica a como lo hacen los miembros de una orden religiosa o de un instituto de vida consagrada. Es cierto que las clases de formación teológica que reciben los supernumerarios y las supernumerarias del Opus se aproximan más a las clases impartidas en un Instituto diocesano de Ciencias Religiosas. Pero tanto para los miembros célibes de la Obra como para los casados la obligación de cursar los estudios eclesiásticos del Studium Generale está acompañada de una curiosa prohibición: no hacer uso de esos estudios para obtener de ellos utilidad pecuniaria, como sería el caso de trabajar como profesor de Religión en un colegio privado o en una escuela pública, pues el Studium Generale sólo está previsto para la formación doctrinal de los miembros del Opus, como sucede en una orden religiosa o en un instituto de vida consagrada.


Josef Knecht



Original

Personal tools
In other languages