El Opus Dei censura al propio fundador

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Junio, 20.01.2016


Hace días alguno de vosotros preguntabais qué pasó con los pantalones y con las películas donde el fundador explicaba con rotundidad cosas que han quedado antiguas no, lo siguiente. Una ellas era las películas donde el fundador hablaba de las guitarras en Misa, de los pantalones de las mujeres, y qué había pasado.

Pues muy sencillo, yo participé en su "arreglo". Al principio de salir las películas, se entregaba una copia a cada asesoría y/o delegación -esto en las mujeres- y venía en el tren a cada delegación una persona de la misma y se proyectaba en los centros. Más tarde, cada delegación tenía las copias y las pedían los centros para poder verlas en fiestas de las numerarias, agregadas y supernumerarias o para las convivencias de cooperadoras. Yo era una de las personas encargadas de proyectarlas. Primero en 16mm y después en vídeo.

Cada película o vídeo tenía una ficha donde se escribía la fecha, el centro, el nº de personas y la actividad donde se había visto esa película. El motivo como siempre era para control por si se perdía o estropeaba y para... contar a los Obispos la labor de difusión de la vida del fundador con números reales como se solía decir.

En un momento determinado se recogieron todas, nos dijeron que es que se estaban estropeando y necesitaban guardar la original y hacer copias nuevas, pero la realidad fue que desaparecieron los cortes correspondientes a todo lo relativo a comentarios sobre la Iglesia, los Jesuitas, las liturgia -guitarras en Misa- y los pantalones o el modo de vestir de las mujeres.

En Pamplona, en la Universidad de Navarra en la Facultad de Periodismo, se hicieron los oportunos cortes y copias y se envió a Roma el original de todo y una copia de lo que se volvería a enviar a las delegaciones. Es muy sencillo: si en el Opus Dei se necesita que desaparezcan imágenes, libros o comentarios.... se quitan de en medio, se hacen desaparecer y como en las telenovelas... ¡¡¡nunca existió!!!! Yo soy testigo porque lo hice o más bien ayudé a hacerlo.




Original