A mi si que me echaron

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search
The printable version is no longer supported and may have rendering errors. Please update your browser bookmarks and please use the default browser print function instead.

Por Luis, 13.01.2010


Yo no me fui, a mi sí que me echaron.

Me captaron como agregado porque era un alumno prometedor que ejercía un cierto liderazgo en mi entorno.

Y me expulsaron porque:

  1. Enfermé.
  2. No tenía un céntimo.
  3. No tenía una posición social influyente ya que provengo de una familia humilde.

En resumen que el limón no tenía zumo que exprimir.

Doy gracias infinitas a la Providencia de que decidieran expulsarme ya que eso me permitió:

  1. La búsqueda de la salud en compañía de mis padres, hermanos, demás familiares y amigos de verdad.
  2. Estudiar lo que era de mi interés permitiéndome hoy en día trabajar en lo que me gusta y además disfrutar de ello (hasta en eso soy afortunado).
  3. Compartir mi vida con una persona que me equilibra emocionalmente y cuyas normas de convivencia fijamos entre los dos.

En definitiva, ser de verdad un hombre en medio del mundo con todas las alegrías, y sinsabores que ello conlleva.




Original