A don Javier Echevarría

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search
The printable version is no longer supported and may have rendering errors. Please update your browser bookmarks and please use the default browser print function instead.

Por Histriónica, 17.12.2008


Hola hoy quiero hablarle a D. Javier Echevarría donde en la Obra le llaman Padre. Este título yo personalmente no se lo aplico, porque pienso que las cosas hay que ganárselas y como Padre, en lo que a mí se refiere, me ha demostrado siempre, tener pocas entrañas de padre y de madre. Cuando se lo gane, quizá le llame Padre. Intenta ser una copia exacta del Fundador pero es una mala copia.

Si por algo se caracteriza su " patriarcado" ha sido por la cantidad de gente de la Obra que se ha ido. Su periodo histórico le podríamos llamar el de " La gran Evasión". Claro, hay que decir, que el error nunca será de la Obra, ni de los Directores, ni de nada que atente, al Opus Dei. La culpa siempre al 100*100 será del interesado que se ha ido. El Opus Dei además del Papa, goza del don de la INFABILIDAD (No se equivoca nunca y ex cátedra y no cátedra). En el Opus Dei, es como cuando uno va en la carretera en dirección contraria, y dicen: " todos estan equivocados"; yo voy por el camino correcto.

Le sugiero D.Javier Echevarría que rece un poquito más y que rece de verdad y que se enfrente a Dios cara a cara y mire, observe, si no hay cosas que rectificar... Yo no entiendo cómo es posible que Usted tenga la osadia de pedir rezar por 500 vocaciones y permite que almas que llevan entregadas a la Obra 20, 30 años se marchen. Me parece la mayor incongruencia del mundo. Usted, si no lo sabe, se lo digo yo, ha hecho, que almas empeñadas en perseverar en el Opus Dei, se marchen: se ha acorralado a la persona y con un testigo se le ha dicho que se marche, han dado hasta empujones para que entraran al Despacho del Director (método empleado con numerarias auxiliares entre otros casos), ha propiciado un consentimiento que no se quería dar, enfermos con enfermedades terminales, las ha mandado con sus " papás" después de haberse dejado la piel en la Obra, gente a la que etiquetan de "dificil" les han coaccionado para que se fueran con sus padres, apartamentos y un largo etc... En definitiva, ha utilizado todas las artimañas posibles, para conseguir que " quienes nos les interesa" quitárselos de enmedio. Es decir, que en la Obra, como Maquivavelo, ¿el fin justifica los medios?

La Obra nació en 1928, con un mensaje novedoso. Lo que hay que hacer es adaptar el espíritu a los tiempos. La sociedad de 1928 no es la del 2009 y es lo que Usted, por lo menos en la práctica, no ha logrado "aprehender". En esto le sugiero medite y deje en sus cartas de hablar de la práctica de la limosna, cuando Usted deja a gente con una mano delante y otra detrás y pasando hasta hambre. A lo mejor no lo sabe, pero se lo digo yo, por si tiene usted que enterarse a través de los periódicos.

Que no, D.Javier Echevarría, salga de esos muros de oro y pongase a trabajar como todos y haga examen de conciencia (si es que existe ya conciencia, porque por lo que veo no hay conciencia ninguna), preguntándose en qué está fallando, porque está cometiendo verdaderos errores y desde luego no me gustaría estar en su piel el dia del Juicio Final. De este Juicio ni Usted ni yo, nadie nos libramos y de Dios nadie se rie.

Le deseo un Feliz Año y que tome conciencia de las cosas que le sugiero. Pida luces al Espíritu Santo y APLÍQUESE.

Sea Feliz, un saludo,

Histri


Original