Vocaciones juveniles en el Opus Dei: fecundación in vitro

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Desconcertado, 15/03/2013


Por la configuración psicológica de la inteligencia humana es imposible que un adolescente de 14 años entienda los compromisos que adquiere como aspirante a numerario o agregado del Opus Dei (no tienen aspirantes a supernumerario).

Las supuestas vocaciones juveniles son incitadas normalmente por otros numerarios mucho más mayores, expertos en captación (proselitismo).

Una razón para dudar de que los pitajes de jóvenes en el Opus Dei sean naturales es que los jóvenes no tienen un conocimiento suficiente de latín como para entender los Estatutos de la Prelatura, única norma que según hemos sabido recientemente por las mentiras de un ilustre cooperador orgánico de la Obra y miembro de la Comisión de España, obliga a los miembros, y que no están traducidos a ninguna lengua dentro del Opus Dei...

Otra razón, y más principal aún es que esos Estatutos ni siquiera se les facilitan a los aspirantes para su meditación y estudio antes de tomar tan importante determinación en la vida, a pesar de que sean la norma fundamental del Opus Dei.

Normalmente, los aspirantes son jóvenes a los que se les fuerza a decir que quieren ser del Opus Dei después de someterlos a un proceso ambiental orquestado por directores para "arrancarles el sí".

Los pitajes de menores de edad suelen ocurrir, siguiendo un patrón de comportamiento:

  1. Elección del candidato por parte de los directores. Normalmente hijos de supernumerarios, que son los cooperadores orgásmicos del Opus Dei para que sus hijos lo sean orgánicos.
  2. Diseño del "plano inclinado" por el que han de llevarlo los numerarios mayores (seguimiento, control, planificación diaria de su vida, aislamiento del que sería su entorno natural de relaciones de amistad, asistencia diaria al Centro o Club de la Obra).
  3. Charlas con "la víctima" adolescente, de periodicidad al menos semanal, con el sacerdote y el "monitor" al que los directores le han encargado "arrancar" la vocación.
  4. Despachos continuos del Consejo Local: reuniones en las que se evalúan las estrategias de captación para analizar resultados, y proponer alternativas en caso de que los pasos seguidos hasta el momento sean ineficientes o no hayan dado el resultado inmediato que se buscaba.
  5. Fíjense en lo que está ocurriendo en la mayor parte de los centros de San Rafael, que son los dedicados a captar menores, en el mundo entero. Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, los Consejos Locales están muy impacientes por llevar a muchos menores de edad a las "convivencias de captación".
  6. A los elegidos como "pitables" se les somete a un proceso de vigilancia insospechado. Los Consejos Locales suelen tener reuniones diarias sobre el proselitismo. Recuérdese que en el Opus Dei, para hablar de pitar a una persona hay que tener el consentimiento del Consejo Local, porque así lo dice uno de los documentos recogidos en la sentencia que ha obtenido el Opus Dei en sus líos judiciales contra Opuslibros.
  7. Una vez que se ha creado en torno a la víctima adolescente el clima lúdico-afectivo propicio, se le plantea su vocación al Opus Dei como algo querido por Dios desde toda la eternidad, a lo que no puede negarse.
  8. Las reacciones al ataque emocional al que se someten a los jóvenes suelen ser de lo más variopinto, Es muy normal que el candidato sienta una profunda decepción puesto que jamás antes se le ha pasado por la cabeza a un menor de edad entrar en una realidad tan oscura como es el Opus Dei, que desconoce por completo.
  9. Los monitores de los clubs del Opus Dei suelen aprovecharse del ascendiente emotivo que generan sobre los muchachos jóvenes y el instinto de emulación que tienen los infantes a esas edades, para ganarse su confianza y plantearles la vocación al Opus Dei.
  10. Si se consuma la fecundación espiritual in vitro y el menor es captado, comienza para el adolescente aspirante un proceso vital de degradación, interrumpiendo el proceso normal de maduración de una persona, y se repite el procedimiento mil y una vez contado en esta página web, hasta que la víctima abra los ojos y pueda decidir con libertad, si es que en ese momento de la vida, le queda ya la salud mental, abandonando la institución.


Las vocaciones en el Opus Dei son todas inducidas in vitro: forjadas en despachos y reuniones de delegación, de consejos locales, convivencias, etc.

Atención, padres de menores de edad: pueden estar jugando con vuestros hijos y las próximas víctimas pueden ser ellos. Tengan cuidado con las convivencias de Semana Santa.




Original