Unos cinco años después de irme

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Norbertito, 18.03.2009


Hace poco he cumplido 5 años fuera de la Obra (después de más de 16 años como numerario) y querría contar mi experiencia por si ayuda a alguien a volver a la esperanza. Si que hay vida después del Opus Dei!

Mi proceso de salida fue bastante rapido, ya que en menos dos meses paso de ser miembro del consejo local de mi centro a tener la dispensa de los compromisos de la fidelidad. Primero pedi dejar de vivir en el centro, lo que me fue concedido en una semana -insistiendo, una y otra vez para que me lo concedieran ya que estaba tan agobiado que ni siquiera conseguía dormir nada. Después, al serenarme un poco viviendo fuera del centro, entendi que ya no tenía nada que hacer en la Obra y pedi la salida. Intentaron retrasar la respuesta, pero sabía que poniendose firme y no dejandome marear lo podia conseguir rapido, me puse muy firme y en casi al mes de pedir la dispensa, me la dieron.

Quizá puede parecer todo eso como muy facil, pero os puedo asegurar que estaba super agobiado por dentro y muy estresado...

Mis padres me acogieron en casa, lo que les agradeceré siempre, pero después de tantos años, me sentía totalmente como un pulpo en un garaje. Y mi futuro me parecía muy incierto, sin trabajo (estaba en cosas relacionada con la Obra y si bien me permitieron seguir alli unos pocos meses, tenía claro que tenía que buscarme otra cosa), casi sin amigos porque la mayoría de mis conocidos eran de la Obra y había perdido el rastro y el contacto de mis amigos del colegio y de la universidad y en general sin saber muy bien que hacer de mi vida (también con una sensación de ser ya muy viejo para fundar una familia o rehacerme al nivel profesional... y eso que no había cumplido 35 años!). Me sentía como muy vacio por dentro y al mismo tiempo con muchisimas ganas de vivir. Un sensación muy extraña que solo los que lo han vivido podrán entender del todo. Para ayudarme a recuperarme -y a dormir que me costaba mucho por aquel entoncés- mi medico de familia (totalmente ajeno al Opus) me receto pastillas para dormir, lo que siempre me había negado a tomar en la Obra. Me explico que tendría que tomarlo como minimo 6 meses. La verdad es que no me hacia ninguna gracia, pero accedí y realmente no tuve que tomarlas mas de 6-7 meses.

Lo primero que hice fue buscarme algún curso mientras seguía trabajando con gente de la Obra para preparar el futuro. Fue un curso de 4 fines de semana seguido que me vino fenomenal. El curso se hacía en un lugar relativamente aislado por lo que teníamos que alojarnos alli. Eramos unos 40 personas entre 20 y 40 años, la mayoría recien salido de la universidad. Un ambiente muy joven de chicos y chicas que me vino fenomenal, sobre todo que era justo una semana después de recibir la dispensa. Lo pase muy bien, aprendiendo mucho, conociendo gente nueva y disfrutando de la vida de manera totalmente normal. Ahi aprendi también que se puede pasarlo en grande sin hacer nada que vaya contra la moral (después de tanto tiempo, uno tiene esas ideas muy metidas en la cabeza), pero tampoco sin tener que estar encerrado en un centro. Vamos, aprender a vivir normal! Ese curso me ha servido mucho también para hacerme nuevos amigos y salir con nueva gente en los meses succesivos al curso.

Una inquietud grande era el temor a no encontrar nunca pareja. Me acuerdo que hablando con un amigo de mis padres, judio, y contandoselo, me tranquilizo diciendo que si bien hay bastante gente que tenía mi edad y no tenía pareja, yo acababa de llegar al "mercado" cuando otros ya hacía años que no habían encontrado a nadie, o ya se habían separado, etc. Ademas que nunca se es mayor para encontrar pareja. Total que como veía absurdo agobiarme con ese tema, entendi que era mejor buscar tener nuevos amigos -y amigas lo que nunca había tenido tampoco antes de ser numerario- y que ya conocería asi a la persona que Dios me había reservado (seque suena un poco cursi, pero que lo vamos a hacer ;-)). Así fue que solo tres meses después de dejar la Obra conoci a una chica que me cayo muy bien ;-) Empezamos a vernos mas a menudo. Pasamos un fin de semana juntos con otra amiga donde no paramos de reirnos de todo y de la vida y a los tres meses ya eramos novios. Aprovechamos el verano para hacer un viaje largo los dos juntos y nueve meses después nos casamos. Ahora tenemos un niño precioso, estamos a punto de tener nuestra propia casa (por el momento estamos todavía de alquiler) y más felices que comiendo perdices!

El tema del trabajo me costo también mucho sacarlo. Después de dejar el trabajo anterior con gente de la Obra, decidi hacer un Master (tuve la suerte que mi padre me ayudo en costearlo) para volver más facilmente a mi profesión. Lo hice en la ciudad de mi novia, trasladandome a vivir alli. Al acabar el master, tuve que aceptar hacer unos meses de practicas antes de conseguir un trabajo normal como lo deseaba.

Que conclusión puedo sacar de esos 5 años. Primero, y a pesar de los malos ratos de los primeros meses fuera, que son los más felices de toda mi vida. Segundo que cuando veo como van las cosas en la Obra, me reafirmo en haber tomado la decisión correcta (aunque de todas formas, mi propio cuerpo me lo pedia a gritos). He conseguido seguir en contacto con varios numerarios por lo que veo que no solamente no cambia nada, pero que ademas el Opus esta cada vez más en crisis con centros de san rafael (centros de jovenes) que se quedan vacíos y numeros de pitajes por los suelos. Por lo que conozco en mi país, los numerarios de menos de 45 años estan casi todos en san rafael por falta de jovenes numerarios y el ambiente en los centros de san gabriel (centros de mayores) esta cada vez más enrarecido, cada uno viviendo por su cuenta e intentando sobrevivir poniendo todo sus esfuerzos en su trabajo. Realmente, a mi los numerarios me dan mas bien pena y veo su futuro como mas bien incierto. Tercero que nadie tenga miedo si esta dudando sobre su pertenencia en la Obra. De hecho, creo que toda persona que ha tenido una crisis seria sobre su pertenencia en la Obra acaba yendose o con muchas pastillas.

Si que hay vida después del Opus y mucha !


Original