Un psicoanalisis de Escriva

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Atomito, 24.11.2008


Se puede ir por la vida mirando las cosas superficialmente y teniendo por tanto una comprension superficial de lo que pasa. O se puede ir buscando razones mas profundas, y tratar de ir mas alla de lo obvio y de las apariencias. Asi por ej., si uno ve a un padre castigando violentamente al hijo por faltas menores, puede pensar simplemente “Es un mal padre, el castigo es excesivo”. O uno puede analizar mas profundamente las cosas, y darse cuenta que lo que sucede es que el padre descarga con su hijo indefenso, la agresividad que acumulo durante el dia en el trabajo, contra su jefe a quien no puede o no se anima a agredir. El padre no es consciente de la verdadera motivacion de sus acciones, y dice “yo le pego porque quiero que se eduque bien”. Esto es lo que los psicologos llaman una racionalizacion: la explicacion consciente de una accion que tiene en realidad un motivo inconsciente. El hecho al final es el mismo, pero la comprension que tenemos puede ser mas o menos profunda.

Asi, en Opuslibros, se puede leer cada semana denuncias sobre el Opus Dei, que uno puede analizar en un nivel superficial, o puede tratar de ir al fondo de las cosas. Cuando uno se queda en el nivel superficial, las cosas se suelen ver muy paradojicas y hasta absurdas. Por ej. el tema de que hay gente indudablemente buenisima en la obra actuando de buena voluntad, y sin embargo que hacen dano, captando ninos inocentes para una secta que posiblemente les arruine la vida. Uno se puede quedar en el nivel superificial y decir simplemente “el Opus es malo”, “todo lo que dicen es mentira”, etc., o uno puede tratar de ir mas profundo, y buscar explicaciones que arrojen luz sobre las aparentes paradojas...

Como en el ejemplo del padre que castiga al hijo, para entender a fondo los complejos comportamientos humanos, se necesita tener en cuenta el inconsciente. Muchas de las cosas que hacemos, las hacemos por impulsos inconscientes. Y si nos preguntan por que las hacemos, obviamente no vamos a dar la respuesta correcta, porque sino, serian impulsos conscientes. Cuando un psicologo trata a un paciente, obtiene informacion del inconsciente del individuo (temores, deseos, fantasias, etc.), de una forma indirecta: por interpretacion de suenos, tests proyectivos (como el famoso de las manchas de Rorschach) y tecnicas similares. El estudio del inconsciente es por naturaleza indirecto, y por tanto, las cosas nunca se llegan a ver tan claras ni tan facilmente como cuando uno mira algo directamente. Pero no por eso es inutil, ni es imposible llegar a entenderlo hasta cierto punto.

Para entender al Opus Dei (que esta esculpido hasta en su mas minimos detalles por Escriva, y por tanto refleja su personalidad), hace falta analizar el inconsciente de su fundador. Si uno se queda solamente con lo que el fundador dijo e hizo, y no investiga sus temores, fantasias, deseos, odios inconscientes, se va a quedar en un nivel superficial, no va a llegar al fondo y a las causas ultimas de las cosas. Hace un tiempo aparecio publicado en OL un brillante escrito de Marcus Tank, en el que basicamente sostiene que Escriva tenia un caracter narcisista. Es el tipo de analisis que ilumina y hace comprensible tantas cosas que de otro modo no se entienden.

El tema de la sexualidad de Escriva

Cuando yo planteo que Escriva parece haber tenido impulsos homosexuales, hay mucha gente en OL que lo toma como una especie de ataque a su persona. “Eso no esta probado” argumentan. Como si se tratara de probar un crimen. Seguramente como prueba pretenden una foto o filmacion de Escriva haciendo un acto homosexual, o una carta de su puno y letra declarando que le gustan los hombres.

En primer lugar, si Escriva era homosexual o no, eso no es una virtud ni un defecto. El tema no es desprestigiarlo o hablar mal de el. Tampoco es meterse en su fuero intimo por una curiosidad malsana. Si mi hipotesis es correcta, su homosexualidad reprimida y no aceptada, arrojaria luz sobre un tema del que se habla con frecuencia en OL: la obsesion en el Opus con el sexo, la pureza, la masturbacion, la carne, “los descuidos de la vista”, etc.

En lugar de escribir megabytes de testimonios sobre los absurdos de la gente del Opus en materia sexual, me parece mas sabio ir profundo y no quedarse en las anecdotas. No intento desvalorizar la persona de Escriva ni burlarme de su posible falta de masculinidad. Solo postulo una hipotesis, que me parece tiene bastante fundamento, y que haria mas entendible un aspecto basico de la mentalidad del Opus.

Las pruebas

Como decia antes, aqui no se trata de probar un delito o una falta moral. Si hay algo de lo que no tenemos duda, es de que Escriva reprimia sus impulsos sexuales, de modo que no podemos esperar encontrar pruebas del tipo de “pescarlo infraganti”, o de una declaracion de su parte.

Para mi, el tema de que sus companeros de seminario lo llamaran “Rosa Mistica” es muy significativo. Esta anecdota aparece inclusive en la hagiografia de Bernal, de modo que no fue un tema menor sin importancia, y a Escriva le debe haber pegado fuerte. Segun Bernal, se lo decian porque era muy pulcro y ordenado y sus companeros “no lo entendian”. Pero si ese fuera el caso, le podrian haber apodado “el Mistico”, el “San Juan de la Cruz Junior”, “el pulcro mistico”, el “pulcro implacable”, “Ordenator”, que se yo... Pero no Rosa Mistica... Sin duda tiene un claro matiz de femineidad, de falta de masculinidad. Los ninos y los jovenes suelen ser crueles, y los apodos que usan a veces son muy hirientes, de modo que no apruebo la conducta de los seminaristas. Pero el que sean crueles, no quita de que nombren a la gente por rasgos que realmente los definen.

El hecho de que sean varios los que respondieron a mi escrito inicial diciendo que habia algo en los modales de Escriva (sus gestos, su forma de hablar, etc.) que les hacian sentir que al menos era “raro”, para mi es tambien muy significativo. Uno puede mentir con las palabras, pero es mas dificil mentir en el lenguaje gestual. Uno puede equivocarse al leer e interpretar lenguaje gestual de otra persona, pero cuando son muchos los que tienen la misma percepcion de los gestos de Escriva...

En definitiva: Escriva esta muerto, y aunque estuviera vivo, nunca se iba a dejar someter a un test proyectivo y ni siquiera a un reportaje donde le hicieran preguntas que no se las hubieran mandado con anticipacion. De modo que si para dejar contentos a los que “a las pruebas se remiten”, hay que presentar “pruebas cientificas irrefutables”, las tales pruebas no existen. Pero esas personas que solo se conforman con “pruebas”, aceptan sin dudar cosas que estan mucho menos probadas, o que esta probado que son falsas, como la veracidad de muchos pasajes de la Biblia. De modo que no vale la pena tratar de convencerlos.

Las fantasias sexuales de Escriva

Una cosa que llama mucho la atencion en la devocion mariana de Escriva, es el de imaginarse a la virgen linda y atractiva, el decirle piropos de enamorado, en definitiva vivir un amor platonico con una mujer ideal imaginaria. No estoy aqui discutiendo si la virgen existe o si era realmente linda. De ese tema no me interesa hablar ahora. Lo que me interesa es la fantasia de Escriva, y dado que no hay ninguna informacion en la Biblia de si la virgen era linda, fea, alta o baja, el hecho de que Escriva se la imaginara joven y atractiva, y que viviera un amor edipico con ella, nos ilumina sobre sus fantasias sexuales. Escriva nunca tuvo una experiencia real de amor, sexo, romance ni nada, con una mujer de carne y hueso. Su amor por la virgen es un amor puro, infantil, sin sexo, sin deseos de la carne. La virgen es para el al mismo tiempo madre y pareja (ensena que hay que decirle “piropos de enamorado”, no solo piropos de hijo). O sea, es un amor edipico e infantil, no tiene ningun componente genital. Y es totalmente imaginario, porque a la virgen no la vio ni la toco nunca.

En psicologia se considera que el nino pasa por etapas psicosexuales, que Freud bautizo oral, anal y genital. Cuando el individuo atraviesa una de esas etapas y no puede enfrentarla adecuadamente, revierte a las tacticas que empleo con exito en la etapa anterior. A esto se le llama regresion. No soy ningun experto en psicologia, pero yo pienso que estas fantasias infantiles edipicas de Escriva, apuntan a que tuvo una regresion, que no completo adecuadamente su desarrollo psicosexual.

Lo que yo creo, es que el joven Escriva, en alguna etapa de su desarrollo empezo a sentir impulsos homosexuales. Dado que en el lugar y la epoca que le toco vivir eso estaba muy mal visto, y de acuerdo a su formacion catolica tradicional, eso era un pecado grave, Escriva reprimio esos deseos al fondo de su consciencia. Le generaba una gran ansiedad el tema, con lo cual la estrategia que adopto fue eliminar el problema reprimiendolo a su inconsciente. Como sucede siempre que la gente reprime algo que no puede enfrentar, el deseo, temor o fantasia reprimida por algun lado se manifiesta. En general lo hace de alguna forma retorcida, sublimando el objeto real de deseo o temor en algun otro objeto.

Al decidir hacerse sacerdote, Escriva resolvio de alguna forma sus conflictos. No iba a tener que salir con mujeres ni casarse. Iba a poder vivir rodeado de hombres, sin que eso despertara sospechas. De hecho, vivio toda su vida rodeado de hombres jovenes y atractivos. En los primeros anos del Opus, en que el mismo era joven y el Opus era solo un grupo de estudiantes, no llama la atencion. Pero cuando el Opus paso a tener miles de miembros, y la estructura piramidal paso a tener muchos niveles, Escriva siguio manteniendo contacto diario con jovenes atractivos a traves del Colegio Romano, que creo en Roma, bien cerca de el, y adonde han estado yendo desde entonces jovenes de todo el mundo.

La relacion de Escriva con esos hombres de los que se rodeo, no era de homosexualidad genital manifiesta. Despues de todo, Escriva quedo anclado en un desarrollo infantil de amor edipico sin sexo. Pero llaman la atencion, anecdotas como la de aquel numerario en Argentina, que en una de las famosas tertulias filmadas le dice, luego de contar que murio su madre: “Como ahora no tengo nadie que me mime, quiero que me mime usted”. Esto esta documentado, y si bien Escriva aqui no esta haciendo nada, sino simplemente escuchando, lo interesante es que despertara este tipo de sentimiento en numerarios de 18 anos. Como decia antes, los impulsos reprimidos acaban saliendo por algun lado, disfrazados, retorcidos, complicados, pero en definitiva por algun lado salen. Y estas relaciones padre-hijo de Escriva con numerarios jovenes a mi no me parecen normales, ni explicables por su “santidad”, por la devocion que le tuvieran sus hijos.

Freud tenia razon...

En el Opus, obviamente a Freud no lo quieren nada. Piensan que es un pervertido sexual, que reduce todo al instinto sexual. Pero si uno mira la obsesion con el sexo, con la represion absoluta de todo deseo de la carne que se practica en el Opus, uno no puede dejar de valorar la lucidez de Freud.

Cuando el sexo se vuelve tan importante, cuando cualquier deseo sexual que no se reprima es pecado, la vida se vuelve tortuosa, llena de culpabilidad, llena de escrupulos. Y sobre todo, el individuo le deja de prestar atencion a cosas mas importantes, porque esta consumiendo todas sus energias en contener los impulos imparables de la conservacion de la especie. Pecados como “no darle a cada uno lo suyo”, pasan a ser algo menor. Por eso el esclavizar a las pobres numerarias auxiliares, es algo que a Escriva no le traia remordimientos. Estaba demasiado ocupado reprimiendo los impulsos de la carne, y ocupandose de que sus hijos vivieran la santa pureza. Como que la santa pureza era la prueba de la santidad. Me acuerdo que una anecdota que le gustaba repetir, era la de que en ciertos tiempos de persecusion, en que acusaban al Opus de ser una organizacion masonica, la autoridad (a quien le referian las acusaciones) pregunto: “Viven la pureza?” Y la respuesta fue “Si”. “Entonces no son masones, porque no hay mason que viva la pureza”. En definitiva, mientras la gente del Opus viviera la pureza (como el la entendia), eso era el sello de la santidad y la eleccion divina.



Original