Tesis y doctorados

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Autor: Líbero, 22 de febrero de 2008


Siguiendo las pistas que han dado Compaq, Beto, Nachof..., y recordando una leyenda urbana (nunca mejor dicho porque la oí en Roma) acerca de las tesis del fundador, me he dedicado a utilizar los medios a nuestra disposición y he encontrado cosas muy interesantes que sin duda han de ser posteriormente investigadas por quien tenga más interés y tiempo, y/o por aquélla autoridad eclesiástica que esté interesada en restablecer la verdad histórica y no se conforme con una “positivista” verdad formal. Sinceramente creo que si entre todos echamos una mano, en la medida que podamos y queramos, podríamos reconstruir nosotros solos toda la historia de estas tesis e incluso algo más: me explico.

Hace años oí decir que el fundador había presentado en Roma, en la Universidad Lateranense, su tesis doctoral en Teología que nunca llegó a publicar. Pero resulta que esa tesis en Teología era, nada más y nada menos, que el texto íntegro de “La Abadesa de las Huelgas” y claro, como era un poco feo que un fundador hubiera presentado como tesis doctoral en Teología un libro ya publicado y además anteriormente presentado como tesis civil en otra Universidad, pues había que hacer lo de siempre: presentarse en la Biblioteca correspondiente y hacerse con los ejemplares que hubiera para hacerlos desaparecer. Hasta aquí la leyenda urbana.

He buscado en los catálogos on line de distintas bibliotecas y me he encontrado con algunas sorpresas:

1.– En la Universidad Complutense de Madrid (antes Central) hay un registro de un libro titulado “La Abadesa de las Huelgas” editado en Rialp en 1974 que figura COMO TESIS DOCTORAL (véase el pantallazo 1, el número de registro 35; en el pantallazo 2, la ficha completa del registro 35).

Líbero PANT01.jpg


2.– En la ficha completa (segundo pantallazo) veréis que dice: “U.Bibl.de Tesis Inéditas, sig. T7708” lo cual significa que en el momento en que se hizo esa inscripción y signatura todavía no se había publicado como libro.

Líbero PANT02.jpg


3.– El ejemplar que se conserva como tesis es un libro publicado en 1974 en Rialp, casualmente, luego fue entregado a propósito con posterioridad para que constara su existencia.


4.– Lo que resulta más chocante todavía es la existencia de otro ejemplar, esta vez de 1944 que NO está catalogado como tesis sino como libro, luego en 1944 ya estaba publicado el libro en la editorial Luz por José María Escriva (obsérvese que es “Escriva” sin acento y todavía no estaba el “de Balaguer”: véase pantallazo número 3, registro 41;

Líbero PANT03.jpg

y pantallazo número 4, ficha completa).

Líbero PANT04.jpg

Y además éste ejemplar de 1944 tiene 415 páginas y no tiene ISBN, mientras que el de 1974 tiene 421 páginas con su correspondiente ISBN.


5.– Con respecto a la tesis en Teología he procedido del mismo modo y he encontrado en la Biblioteca de la Universidad Lateranense el libro “La Abadesa de las Huelgas” publicado en 1944 en Madrid por Editorial Luz, con estos datos: Collocazione: TH.PUL.THEOL.33 (BK-PRI). Como puede verse, esto significa, sencillamente, que dicho libro es considerado como Tesis (TH) de la Pontificia Universidad Lateranense (PUL) en Teología (THEOL), número 33. Pueden verse al respecto los pantallazos número 5 y 6 con la ficha completa en donde se explican además las siglas.

Líbero PANT05.jpg

Líbero PANT06.jpg


6.– Por lo que se refiere a las tesis del actual prelado, recordaba haber tenido en mis manos hace muchos años un ejemplar de la tesis en derecho canónico, escrita a máquina y que se trataba de mostrar demasiado. Pues bien he encontrado dicha tesis en el catálogo de la Pontificia Universidad de S. Tomás (Angelicum) y como se ve consta de 188 páginas (de la 188 a la 191 es bibliografía), escrita a máquina, en Roma pero sin fecha, cosa bastante curiosa. Véase pantallazo número 7.

Líbero PANT07.jpg


7.– Por último he de decir que no existe ninguna otra tesis, ni en la Complutense ni en Roma del fundador, de D. Álvaro ni del prelado, por lo que habrá que concluir que:

  • El fundador era doctor en Derecho civil, a expensas de obtener un certificado que lo acredite, pues hay tesis y está publicada.
  • Sin embargo no consta en ningún sitio ni la licenciatura ni el doctorado en Derecho canónico.
  • Consta una tesis en Teología en Roma, cuyo contenido ya había sido presentado y publicado como tesis civil, lo cual nos permite sospechar, salvo prueba en contrario, la existencia de un fraude en toda regla. En todo caso, no consta –y no constaría nunca porque se descubriría el pastel– la publicación de esa segunda tesis doctoral en Teología, y ya se sabe, si no publicas, no eres “doctor renuntiatus” (no tienes el título, vamos) que así se dice aunque suene mal.
  • El actual prelado tiene una tesis en Derecho canónico, sin fecha y al no constar en ningún sitio su publicación hemos de concluir que tampoco es doctor en Derecho canónico; mucho menos en Derecho civil ya que no aparece la tesis ni en Madrid ni en Roma.

No quiero añadir ningún comentario más pues los datos tal cual me parece que son elocuentes. Se comprende que la gente vaya de ala y no llegue a todo, pero ni eso ni nada justifica que se mienta o se maquille la verdad para aparentar lo que no se es, y mucho más si se trata de personas que deben dar un exquisito ejemplo de coherencia de conducta y verdad. Y como aquí somos serios cuando se hace una investigación, estoy abierto a cualquier desmentido que se haga de los datos aquí aportados, siempre que se presenten las pruebas oportunas, ya que no me interesa “pillar” a nadie sino que se sepa la verdad, total, completa, que se viva esa sinceridad que se nos exigía y se sigue exigiendo incluso violando los más elementales derechos fundamentales de las personas, pero que en absoluto se vive cuando no conviene.



Original