Sobre las agregadas

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Emevé, 27.01.2006


Una a veces se cree que ya dijo todo lo que era posible de ser dicho, y luego vienen los amigos y zas! Te traen a la memoria cosas que ya habías olvidado. Primero llega mi amigo Jossgar.. bisnieto de Melgar (un poeta arequipeño famoso) con su "defensa" de los agregados. Y después un amigo mío de la Universidad de Piura, me hizo pensar en cosas en las que ya no pensaba (si de sinceridad se trata, ya casi no pienso en nada, así que hizo un buen trabajo).

He contado varias veces que yo en mi tierna juventud he sido la inocencia personificada (en la universidad un amigo que ahora es un periodista famoso me decía "Emevecita" Inocencia), y cuando pité (los detalles los conté el 11.03), me pensaba que todas las "chicas" que estaban conmigo en la tertulia de San Rafael eran "chicas de San Rafael", porque cuando me presentaron a mis "hermanas", nadie me dijo que las agregadas también eran opusdei, y nadie me las "presentó" como hermanas mías. Ellas tuvieron que deducir que ya había que dejar de rezar por mí para que pite y empezar a rezar para que persevere...

De todas estas "chicas" había una por quien yo tenía especial cariño, mucho cariño en realidad, un sábado me dijo "¿te puedo decir "pax"? y yo totalmente sorprendida, le dije "claro, yo me sé la respuesta", lo que no entendía es cómo se puede ser del opus dei sin ser numeraria o sin ser una señora casada. Mi directora me explicó, que en algunos casos había gente a quien Dios le pedía el celibato, pero por una u otra razón no podían vivir en un centro, ya sea porque tenían padres que cuidar (hijas únicas) o porque eran un poco mayores y no soportaban vivir en un centro, y otras por "tono humano", traduzco yo: algunas no sabían comer con más de dos cubiertos y con dos copas en la mesa, y seguro se agobiarían con el "tono humano" de los centros...

En la práctica la regla general es que las numerarias eran las chicas con menos sangre de Manco Cápac corriendo por sus venas y las agregadas, tenían más concentración de esa sangre, he visto a alguna descendiente de Manco Cápac como numeraria, pero si a ella no la blanqueó la sangre europea, la blanqueó la cuenta corriente de su papá, porque era heredera de grandes terrenos. Y yo no digo que esté bien o que esté mal eso de asegurarse la herencia, que igual muchas buscamos hombres casaderos (con muchas casas), hacendosos (con mucha hacienda) y orgullosos (esos que digan "yo la mantengo ¡y qué!"), pero no sé si eso esté bien en una obradedios, pero lo sabrá Dios, y no yo.

A lo que iba es a que a las agregadas poco caso se les hacía, y si no era "celadora", ningún valor se le daba, eran como "tropa" y una era como "oficial", nunca pasaban a las zonas "numerarias only", y siempre mantenían (al menos las de mi tierra) una actitud sumisa (casi desesperante) con lo que sus directoras numerarias decían, y por lo que supe después, éstas decían cosas que no eran capaces de decírselas a otras numerarias.

Una vez fue a vivir a mi centro una mayor (para variar), que resulta que en ese ciclo iba a ser mi profesora, esta es una mujer que me cae muy bien, tiene muy buen trato, mirada dulce y en fin, es de esas que una ve como muy buena... un buen día me llama aparte (yo no viví nunca en un centro, pero pasaba allí mañana tarde y noche, cuando no me quedaba a dormir) y me dice "Emevecita, vamos a estar en la misma clase, nos tenemos que poner de acuerdo en quiénes son las chicas regias y me tienes que contar todo lo que digan en clase", yo le dije "okey, nos ponemos de acuerdo en quiénes son las chicas regias", y yo supongo que debe de estar esperando aún que yo le cuente los comentarios de clase, o quizá dejó de esperar cuando se dio cuenta que ya no volví al centro.. no lo sé. Lo que sí supe y no quise creer es que agobiaba a mi amiga que pitó de agregada para que le cuente todo, me lo dijeron y yo no lo creí y en todo caso sugerí una corrección fraterna: qué ilusa que era. Respecto a esta amiga, cuando conversó conmigo, me dijo que quería ser numeraria, pero no la dejaron, una vez la secretaria de mi centro la vio pasar y me dijo "esa chica con esos pelos, no sé cómo pitó" y yo fingí no oír ese comentario y se lo perdoné... cosas que el fanatismo hace, a ver si me lo dice ahora y sobrevive. Mi amiga, gracias a Dios, ya no es del opus dei, y espero que siga usando los pelos como le venga en gana que son suyos y le quedaban bien.

Empecé diciendo que había una agregada por quien yo sentía especial cariño, y nos llevamos bien desde que nos conocimos en el centro y yo era de "San Rafael" (sin saberlo, claro) y ella atendía la "labor" (sin que yo me entera, obvio), esta chica hizo muchas cosas por mí (aparte de "encomendarme"), cuando yo tuve problemas con matemáticas (no por bruta ¡eh! si no porque en realidad nunca le vi utilidad a tanto cálculo, si a mí me bastaba sumar y multiplicar, el resto siempre me pareció inútil) hizo que su hermano me dé clases y me ayude a aprobar el curso ese. Cuando yo no sabía rezar en latín, se pasó algunas tardes enseñándome, cuando yo necesitaba reírme, siempre estaba cerca para hacer bromas. Cuando yo necesitaba que ella rece por "Verónica" para que pite (ver escrito del 11.03 sobre generosidad), yo no me di cuenta que quien me necesitaba era ella. Ese fue el último día que la vi en el centro. Se fue, me miró con tristeza, y yo no la supe entender. Y a pesar de quererla tanto, jamás pregunté por ella, y me duele. Me duele más el tener que confesar que la volví a ver, de la mano de su esposo, muy contenta en Misa, yo estaba allí y no supe qué hacer, no sé si ella no me vio, pero yo fingí que no la vi, y me arrepiento casi cada día, esperando que sea una de las que en Piura lee esta web, y esté muy bien, muy contenta, y sobretodo sea tratada y valorada como la mujer estupenda que es, y no como una ciudadana de segunda clase.

Así que no es que una haya tenido animadversión por las agregadas, sino que es que es así como se nos enseñó, así me justificaron su existencia, y aún sigo sin entenderla, pero ahora ya no me interesa, lo que sé es que si necesitaba que alguien me lleve a casa, siempre había una agregada dispuesta; yo las adoraba, pero sí que era evidente que yo tenía ciertos "beneficios" que ellas no, y que también los debo haber hecho valer, pero mi conciencia me los ha perdonado, porque yo me perdono casi todo.

Hace pocos años a una amiga mía le dijeron que sea agregada, yo le dije ¿y te dijeron por qué agregada y no numeraria? (yo sabía la respuesta, pero no quise ofenderla). Le sugerí que lo pregunte... supe que lo preguntó y que sin mucho asco (mi amiga es hija matrimonial, profesional con post grado, inteligente, casa propia en un barrio decente, no es hija única y puede vivir en un centro porque sabe comportarse en todo lugar) le dijeron que la sangre de Manco Cápac le perjudicaba su vocación a numeraria... o ¿quizá fue la falta de la herencia paterna? Por lo que sé, mi amiga no se sintió ofendida y sigue frecuentando el centro y quien sabe, hasta sepa la respuesta cuando le dicen "pax"... ¡pero yo no tuve nada que ver en eso!


Original