Sobre el proselitismo salvaje y otros pensamientos

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Norbertito, 5.07.2006


Al leer el escrito de Oráculo "La técnica sectaria del proselitismo del Opus Dei", me han venido muchos recuerdos a la cabeza y voy a compartir algunos con vosotros.

Para mi, el acoso de los jóvenes menores de edad en los clubes y colegios de la Obra es uno de los escándalos más fuertes que conozco de lo que esta relacionado con la cosa. Ahora que estamos en época de verano, es el periodo en que todos los padres de familia quieren que sus hijos aprovechen las vacaciones y tenerles ocupados de manera útil con campamentos, deporte, aprendiendo un idioma, etc.

Durante los últimos años de mi estancia en el Opus, viví en una residencia de estudiantes que organizaba cursos de idiomas para jóvenes de los clubes de España. Venían grupos de unos 15-20 jóvenes con varios numerarios estudiantes o profesores de colegio (tipo Fomento o de Colegios obras corporativas) que formaban el consejo local de la convivencia. Me acuerdo especialmente de un grupo hacia el año 2003 que concentraba muchos ejemplos muy ilustrativos de lo que cuenta Oráculo...

Entre los participantes del curso, había 2 o 3 aspirantes entre 14,5 y 16 años. Uno de ellos aprovechaba esa convivencia para hacer su ‘curso anual’ ya que sus padres no sabían que se había hecho de la Obra como aspirante y no querían dejarle participar en otra convivencia con su club durante ese verano. Era un chico de 14,5 que solo pensaba en jugar y poco más, por lo que los de mi centro nos quedamos un poco sorprendidos que este crio ya se hubiera hecho de la Obra, sobre todo sin decir nada a sus padres, ni antes de pitar, ni después; era más bien todo a escondidas de sus padres!

Cuando hay por aquí algunos que comparan la edad mínima para hacerse de la Obra con la edad mínima para casarse que me digan en que país un joven de 14,5 años puede casarse no solamente sin el consentimiento de sus padres, pero a escondidas de ellos, justamente porque se sabe que sus padres están en contra de esa elección! Y eso que además me parece mas bien normal que una decisión de vivir el celibato tiene que madurarse más que una decisión de casarse como bien lo explica Oráculo en el mismo escrito.

Esta claro que todos los de mi centro sabíamos que es lo habitual de no dejar pedir consejo a sus padres cuando se le dice a un chico de pitar, ni decirles nada, ni antes ni en los primeros meses después de pitar, pero viviendo en una región donde casi nadie pita (y mucho menos chicos de 14,5 ya que no tiene sentido hacerles pitar porque se sabe que no van a perseverar por falta de ambientillo en el club; es más sensato y rentable esperar que los jóvenes tengan unos 17-18 años para dejarles hacerse numerario en ese tipo de regiones) hace que te olvides un poco de esas barbaridades.

Durante las tres semanas que duró la convivencia, pitaron tres más de los participantes: dos de numerario y uno de agregado todos entre 14,5 y 15 años y una mentalidad de adolescentes muy inmaduros, o por lo menos demasiado juvenil para tomar una decisión de este alcance cuando están alejados de su ambiente habitual y de su familia. Sin querer ofender a nadie, esta claro que el que pitó de agregado es porque los directores de la convivencia veían que no iba a conseguir hacer una carrera universitaria (es uno de los criterios entre los hombres para poder ser numerario).

Al final de la convivencia, charlando con el director de mi centro, le comenté mi sorpresa por esos pitajes de chicos muy jóvenes, inmaduros y que ocurren cuando esos chicos se encuentran en otro país a varios miles de kilómetros de su familia (lo que Oráculo llama el apartamiento del propio entorno en su escrito). Reconoció que le había sorprendido bastante también ver la inmadurez de esos chicos –tanto los que pitaron durante la convivencia como los otros participantes que habían pitado poco antes- pero añadió, como para quitarse toda responsabilidad, que suponía que el consejo local de la convivencia sabía lo que hacía... pero que desde luego en nuestro país no se podría hacer cosas parecidas tanto por falta de ambientillo (estaba claro que el buen ambiente de la convivencia había ayudado mucho a conseguir estos pitajes) asi como por las pocas perspectivas de perseverancia de este tipo de pitajes. Este director de mi centro era también el vocal de san Rafael de la región por lo que sabía de que hablaba....

Lo del ambientillo me parece ser la clave para conseguir muchos de esos pitajes y al mismo tiempo una técnica de captación muy escandalosa. El objetivo es de buscar planazos cada vez más complicados para que los chicos se lo pasen en grande y acabar aprovechando ese ambiente estupendo para ‘pasarles factura’, diciéndoles que tienen que pitar, que si tienen la suerte de conocer la Obra esta claro que es por voluntad divina, etc. Y se les dice que si fulanito y menganito ya han pitado como el va a quedar con menos generosidad. Además que lo esta pasando genial y que eso es el ambiente de familia de la Obra. Eso funciona especialmente bien en este tipo de convivencia donde por primera vez están lejos de sus padres y se sienten muy libres y sobre todo están como presas para los directores de la convivencia (pasa igual en las convivencias de Pascua en Torreciudad o del UNIV en Roma, etc). Esta claro que todo cambia una vez que se ha firmado la carta pidiendo la admisión, ya que ahora tiene que dar el ejemplo, no se les permite asistir a ninguna convivencia si no llevan algún amigo o si hay alguna razón especial, etc.

Respecto al ambientillo de los clubes, hubo varios casos de familias de supernumerarios que por razones de trabajo habían venido a vivir en este país a lo largo de los años y cada vez que entre sus hijos había algún aspirante, se tuvo que decirle de dejarlo a los pocos meses porque se le hacía imposible perseverar cuando era el único aspirante de la región y con muy pocos chicos de san Rafael en el club. En resumen, no había ambientillo! Ninguno de los que vinieron así lograron perseverar más de un año. Eso explica porque ya no se deja pitar de aspirante en esa región y es también muy ilustrativo de lo ‘profundo’ que es una ‘vocación’ al Opus Dei a esas edades! (ver también lo que decía Fede hace tiempo sobre la supuesta ‘vocación al Opus Dei’).


Cambiando totalmente de tema, otro aspecto de la vida en la Obra que me parece muy típico es la visión de la edad en la Obra. Hay una preocupación para que piten lo más joven posible para que sea mas fácil que se adapten a la vida en familia, etc. Me acuerdo de alguien que pitó con casi 21 años y que le estaban presionando muchísimo para pitar de inmediato porque ya era muy mayor (era lo que se le decía!!!) La relación con la edad esta muy deformada en la Obra. Para pitar, los que tienen 14,5 tienen que pitar rápidamente, los de 20 ya son casi demasiado mayor. Y una vez dentro pasa algo igual. Se nombran directores muy jóvenes. Si no estas dentro de un consejo local a los 2-3 años después del centro de estudios, ya no te tocará (o por lo menos no pasarás de secretario o sub-director de un consejo local) y tienes cerrada la “carrera interna”. Esa carrera tiene sus pautas muy rápidas. A los directores, les encantan nombrar como directores de centros a numerarios con 25-30 años (al acabar la carrera universitaria para muchos de ellos) y más de uno va directamente de la universidad a la delegación o la comisión regional. También muchos se van a Roma con unos 23-25 años para prepararse a la ordenación sacerdotal. Varios acaban así en el consejo general en Roma con bastante menos de 40 años. No conozco muchas organizaciones de la amplitud de la Obra que tienen entre sus directivos centrales gente tan joven y sin ninguna experiencia profesional.

Para los numerarios de a pie, con 30-35 ya están casi todos en la labor de san Gabriel (aunque ahora con la falta de gente joven, hay cada vez más excepciones). De hecho, hay algo de lógica que sean numerarios jóvenes que hagan el proselitismo con los chicos de 14-15 años (aunque los problemas de falta de experiencia hacen muchísimo daño a este nivel), pero esa manera de organizarse hace que después de 30-35 años, la única ilusión del numerario de la calle (si no tiene la suerte de tener un trabajo profesional externo donde se pueda volcar) es de estar esperando a la famosa fiesta de los 40 años en la cual será el rey por un día y después esta el vació y, sobre todo, la sensación de ser ya muy mayor. Un numerario de 40 años esta visto como alguien ya muy mayor por los directores (lo que es lógico ya que muchos llegaron a esos puestos mucho más jóvenes) y los mismos numerarios lo notan, lo que es tremendo ya que en la vida real una persona de 40 años tiene todavía la mitad de su existencia por delante, pero en la Obra, si no ha demostrado su valía antes, ya no tiene futuro dentro. Esta claro que todo el mundo nota algunos cambios con el paso del tiempo, pero nada del otro mundo que justifique esa sensación de estar en una vía de garaje! Me acuerdo que cuando mi padre cumplió 70 años dijo a mi madre –lo cual no le hizo ninguna gracia a ella- que esa iba a ser su último decenio y que iba a empezar a tener problemas de salud, etc. Ya han pasado bastante años desde entonces y sigue agotando a mi madre con tantas actividades! Que alguien lo diga con 70 años, se puede entender, aunque tampoco lo comparto, pero me parece tremendo que haya tanta gente de la Obra que se sienta sin futuro con una edad mucho más joven. Pero es lo que les pasa a muchos, y quizá de manera todavía más fuerte, a los que están en la carrera interna, porque si se les quita del puesto, ya no se sienten capaces de recuperarse de otra forma, porque no han conocido un trabajo de la calle.

Pienso que esa visión de la edad provoca mucha falta de ilusión entre los numerarios a partir de los 40 y empeora no pocas crisis existenciales. No se está viejo para reempezar su vida a los 40, ni siquiera a los 50 o más adelante. Eso esta en la cabeza, no en la realidad. Me acuerdo que me contaron de un fiel de la Obra que a los 28-29 se decía demasiado viejo para reempezar su vida! Cuando se ve que hay personas de 70 años o mas que tienen tantas ganas de vivir, esta claro cuanto de equivocado tiene este pensamiento. La vida es magnifica y no hay que temer vivirla por su cuenta, bien al contrario!

Creo que me he enrollado y alejado de mi tema, pero lo dejo por si estos pensamientos puedan servir a alguien ;-)



Original