Ruiz-Mateos declara que no piensa rectificar lo que dijo sobre algunos miembros del Opus Dei

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

EL PAÍS, - Sociedad - 29-05-1986


José María Ruiz-Mateos, ex presidente de Rumasa, asegura que no piensa rectificar sus declaraciones sobre determinados miembros del Opus Dei en España, porque considera que ha obrado en todo momento según los dictados de su conciencia. Por su parte, la oficina de prensa del Opus Del en España hizo pública ayer una nota en la que ratifica la información publicada por EL PAÍS sobre la reunión del pasado día 24, en la que el empresario jerezano recibió el ultimátum. Esta es la primera vez que expresamente la Obra reconoce estar presionando a uno de sus miembros bajo amenaza de expulsión. Tanto José María Ruiz-Mateos como la oficina de prensa del Opus Dei admitieron ayer la reunión de seis horas que se celebró en el chalé propiedad del empresario jerezano Villa de Rota, en Somosaguas, el pasado día 14, y a la que asistieron, además de Ruiz-Mateos, el máximo representante de la Obra en España, Ramón Herrando, y una tercera persona. También se reconoció que: durante la entrevista la Obra dio un ultimátum de 30 días al ex presidente de Rumasa para que rectifique sus declaraciones sobre destacados miembros de esta institución en España. A preguntas de este periódico, José María Ruiz-Mateos. explicó que su decisión de no rectificar dichas declaraciones “no implica que no siga respetando al Opus Dei en el orden religioso, espiritual y trascendental", pero precisó que se ratifica en que miembros del Opus Dei "han colaborado en la expropiación de Rumasa". Refiriéndose a dos banqueros y al fiscal encargado del caso Rumasa, Ruiz-Mateos afirmó: "Termes, Valls y Jiménez Lablanca me tienen torturado".

El empresario jerezano añadió, refiriéndose al plazo que la Obra le ha dado para que rectifique sus declaraciones, que lleva tres años y medio pidiendo explicaciones al Opus Dei sobre el asunto Rumasa y no le han sido dadas. "Y ahora me dan 30 días para que rectifique", dijo.

La nota hecha pública por la oficina de prensa del Opus Dei en España "se queda corta", agregó, porque no clarifica el otro misterio y las otras declaraciones, no clarifica que, hay personas muy importantes que han colaborado en la expropiación de Rumasa y que yo he pedido explicaciones y no se me han dado".

"En la reunión del otro día", añadió, "se limitaron a decirme lo mucho que me querían, acusándome de que mi postura era obsesiva, pero comprenderá que seis horas no son sólo para decir lo mucho que se me quiere, pero obras son amores".

Sobre las razones por las que no estaba dispuesto a rectificar sus declaraciones, Ruiz-Mateos explicó: "Si yo rectificara ahora, parecería que he estado mintiendo durante todo este tiempo, cuando solamente he proclamado una verdad. Por eso sigo acusando a quienes se valieron de esta institución para causar mal, gente culpable que se protege bajo el paraguas de Dios".

Las presiones sobre Ruiz-Mateos para que ceje en sus ataques a destacados miembros de la Obra se están produciendo desde hace tiempo, aunque se han intensificado desde la extradición a España del empresario. A tenor de las fuentes consultadas, raro es el día en que el chalé Villa de Rota no es visitado por un sacerdote de la Obra. El empresario soporta con resignación la prueba: "Son hombres buenos, que cumplen con su deber". El cerco de la Obra se ha extendido a colaboradores del empresario que nada tienen que ver con la institución religiosa.

En realidad, la primera recomendación de prudencia le fue formulada al empresario a los tres días de producirse la expropiación, aprobada el 23 de febrero de 1983. Entonces, una embajada compuesta por Rafael Termes, presidente de la Asociación Española de la Banca, y los directores de la Obra Alejandro Cantero y Juan Francisco Montuenga visitaron al empresario en su casa de Somosaguas para hablar de la expropiación. Rafael Termes ha negado tajantemente que se produjera este entrevista, pero la mujer del empresario, Teresa Rivero, se mantiene firme: "¿Cómo pueden decir que es mentira si yo misma les abrí la puerta?". Elías más tarde volvieron a Villa de Rota Cantero y Montuenga, única entrevista que los hombres de la Obra admiten haber celebrado.

La Obra "confirma"

EL PAÍS, - Sociedad - 29-05-1986


La oficina de información del Opus Dei en España facilitó ayer la siguiente nota: "La oficina de información del Opus Dei en España confirma que, con fecha 24 de mayo, se hizo ver a don José María Ruiz-Mateos que su modo de proceder y sus frecuentes declaraciones desde hace tiempo no corresponden a las obligaciones espirituales y formativas a las que se había comprometido libremente con el Opus Dei, y que debía rectificar. La prelatura no ha dejado de ofrecerle en todo momento esa única y exclusiva ayuda espiritual a la que tiene derecho y que en la actualidad rechaza. Esta oficina prefiere no hacer más comentarios sobre el contenido de la reunión del pasado día 24 por respeto a la intimidad de las personas".

"De otra parte, deploramos nuevamente que reitere afirmaciones y argumentos que han sido desmentidos en numerosas ocasiones desde el 10 de enero de 1986 por carecer de fundamento alguno. En esa fecha, esta oficina decía que ningún director del Opus Dei ha intervenido en la elaboración de ningún pacto en relación con Rumasa. Tampoco han dado a José María Ruiz-Mateos indicaciones o consejos ni promesas de ningún tipo relacionadas con su permanencia o salida de España o con la defensa técnica de su persona y de sus legítimos intereses. Carece de sentido atribuir al Opus Dei las consecuencias de actos personales y libres o esperar de la prelatura ningún tipo de protección o apoyo en materias profesionales, sociales, económicas o políticas".