Por qué me fui - Karen

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Karen, 16.10.2006


Me fuí porque no encontre en el opus dei una familia, no encontré amor y cariño ni humanidad. No pedía que la gente se fuera abrazando por los pasillos o que nos volviéramos unas empalagosas de tomo y lomo, no. Pero me sentí muy querida siendo de San Rafael y de adscrita, y una vez en el centro de estudios eso se esfumó, y no digamos cuando me fuí a un pequeño centro de provincias donde se realizaban todas las labores y yo era la única de San Rafael, allí me hicieron mi última corrección fraterna: no debí irme de excursión los domingos con "mis hermanas", yo era de San Rafael y tenía que organizar mis salidas con las niñas del club, así que apuntarme con las que vivía a cualquier plan no procedía. Entonces pensé que definitivamente aquello no era una familia sino una empresa o un cuartel.

Me fuí porque me separaron de mi familia de una forma antinatural, no podía desplazarme a verles, ni siquiera si estaban enfermos, ya estaban mis otros hermanos. Además como mis padres eran supernumerarios, parece ser que podían entenderlo todo. No podía ir a bodas, bautizos u otras celebraciones. Mientras, tenía "hermanas" que sí iban porque sus padres no entendían su vocación. Ahí me rompí. Lloraba mucho porque echaba de manos a mis padres, y porque me estaba perdiendo la vida de mi hermana más pequeña, que casi era una extraña cuando voví a casa.

Me fuí porque no podía querer a las demás numerarias como auténticas hermanas. Todavía recuerdo que murió el padre de la numeraria con la que pité y ni siquiera me dejaron acercarme al tanatorio, ya iban otras en representación del centro. Cuando murió la madre de una con la que vivía ahí sí nos desplazamos todas, pero después ya no se podía preguntar más a nadie ni cómo estaba la afectada y mucho menos a ella, si lo hacías te llamaban la atención. Cuando alguien se iba, lo hacía por la puerta de atrás, no había despedidas ni se mantenía el contacto, por mucho que hubieras compartido, eso no es ni medio normal.

Me fuí porque una vez comenté en la charla que me sentía más a gusto con una chica del centro de estudios que con las demás, me caía bien, para mí era como una auténtica hermana, y compartíamos muchas aficciones. Me insinuaron que tení una desviación, vamos, que era lesbiana. Pues no lo entiendo, o yo no me enteraba, o no saben lo que es una amistad sana, porque sólo se entiende la amistad con las pitables y una vez que pitan se acabó.

En fin, creo que me fuí porque soy humana. Si las cosas fueran de otro modo y no se obligase a la gente a reprimir tanto sus afectos y su naturalidad, si todo fuera más normal y humano, tal vez no me hubiera ido ni hubiera tenido problemas de salud, que ya contaré en otra ocasión.

Gracias a Dios, me fuí.



Original