Para entender a Escrivá, ir a los orígenes

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por EJM, 13 de febrero de 2009


Leyendo los escritos de EBE, Los daños del Opus Dei: La Mentira, la contestación de Jacinto, Aquilina y otra aportación de Gervasio, me ha venido a la cabeza la cuestión de profundizar más en los orígenes del Opus Dei como aspecto fundamental para dilucidar la naturaleza real del OD.

Como bien dice Aquilina, las piezas en esta dirección empiezan a encajar, de hecho están encajando ya. Estimo que ir a los orígenes de las cosas nos da una idea buena de la naturaleza de lo que luego será.

En este sentido invito a todos a ir por esta dirección ya que es la manera más adecuada de encontrar luz a lo que vivimos, a lo que fuimos, y para poder juzgar en buen sentido no tanto a las personas, pero sí las acciones y las circunstancias.

Con la honradez, con la que escribimos todos, tal vez encontremos las razones más profundas de esa parte nuestra difícil de explicarnos y explicar.

He estado releyendo en esta Web las Cartas de los años 30, en ella observa y sin ánimo de ser muy exhaustivo...

Ambiente social-familiar - aspectos de su personalidad

  • el ambiente que rodea a Escrivá es un ambiente donde la Iglesia es perseguida, donde hay guerras y heridas profundas de guerra
  • la Iglesia está muy ligada con un poder terrenal, el Estado. Muy centrada en los aspectos más dogmáticos del contenido espiritual, olvidando o desconociendo los aspectos humanos de la persona y de su proceder.
  • Escrivá proviene de una familia, con ciertos ascendientes de nobleza. Se trata de una familia “bien” que luego pasa por apuros serios económicos, y que pretende a toda costa que estos no se noten de cara al exterior.
  • Intuyo que en la propia familia había un cierto ambiente de tensión constante y de cierto enfrentamiento a otras ramas familiares, por los “poderes” que ciertos títulos de nobleza pudiesen otorgar
  • Le observo como un niño tendente a la introversión, aunque supiera comportarse socialmente con cierta destreza y sin dificultades.
  • Con un gusto por lo eximio, por lo perfecto, por la belleza en general. Con aptitudes para las artes
  • Con un mundo interior rico
  • Con habilidades sociales para saberse desenvolver, sobre todo con personas mayores que él.
  • Con un sentido de la responsabilidad muy acendrado, y del deber.
  • Con una tendencia a creerse el centro de las cosas, y otorgarse una importancia inapropiada.
  • Con un sentido de seleccionado para algo importante
  • Un gran lector de todo
  • Una capacidad inventiva e imaginativa importante
  • Con capacidad de condensar y de resumir hacía sí una ingente cantidad de información que recopila de fuera
  • Con capacidad de hacer suyas muchas ideas, dándoles un “ toque “ personal
  • Muy apegado a su madre, y tal vez más distante y con cierta dificultad para entablar una relación favorable con el padre.
  • Capacidad para darle la vuelta a las cosas hasta con argumentos favorables a sí mismo. Con una capacidad de autoconvencerse importante.
  • No sabe bien dilucidar lo que quiere y es posible de sus sueños, que insisto debieron ser muchos.
  • Cierta tendencia al victimismo
  • Es patente la existencia de miedo: tal vez a una vida sin brillo, a las carencias, a la muerte, al sufrimiento, y la necesidad de sublimar estos miedos o justificarlos.
  • El autocontrol es otro aspecto que se deja ver en estas Cartas. Si bien ello es compatible “se le escapan” ciertos ramalazos de autoritarismo, y hasta de enfados manifiestos
  • No creo que tuviera muchos amigos de la infancia. De hecho no hace referencia a ellos nunca
  • Tendencia a ver en todo una insatisfacción, fruto de la precariedad que no distingue de todo lo humano.
  • La vida se la construye él mismo con su esfuerzo, siendo lo Sobrenatural una herramienta. Entre ser un arquitecto que busque la belleza y ser un sacerdote , prefiere lo segundo – aunque diga que se niega -, ya que lo segundo trata con la belleza misma, y supone una mayor elección.

Ideas

  • Habla de Humildad, Sacrificio, Sencillez, pero siempre en un sentido invertido, esto es, hacia sí mismo, como un instrumento para algo (la palabra instrumento, la utiliza mucho, y hasta tal vez la instrumentaliza, valga la redundancia )
  • La Libertad, es cuestión en sus escritos, pero siempre en un sentido instrumental (para que realce una determinada idea), pero en el fondo denota tener un miedo atroz a la misma.
  • El Secreto y la ocultación de cosas, llega al extremo de justificarlas con frases de la Biblia.
  • La élite rezuma en el sentido que otorga al Carisma-Misión, los cuales identifica con el Apostolado. Éste, si bien lo centra al principio en un concepto general, (…”incluso parea todos”, comenta ), luego lo centra siempre en la propia tarea, es decir en la propia Obra, olvidando lo universal del Catolicismo. Queda claro por tanto que lo importante, es “su Obra “, y no tanto la Iglesia.
  • Los personajes eclesiásticos son tratados como hostiles, a los cuales hay que ocultar “en bien de las almas” (siempre la justificación), ciertas cosas, que solo comprenden él mismo y Dios mismo.
  • Sólo aquellos que le comprenden son sus amigos, el resto son tratados con “caridad”. Es curioso como se embebe del lenguaje más sutil para poder desprestigiara a alguien o tan sólo apartarlo de su vida y de la de los suyos.

Conclusiones

Con estos mimbres me permito sacar unas conclusiones que otros matizarán y que son, sin ánimo de juzgar a la persona , sino, insisto, sus ideas, y sus hechos:

  1. confundió lo que quería y podía hacer con lo que deseaba
  2. se autocontenció de una llamada especial recibida
  3. era buen vendedor de ideas, muy bueno: excelente
  4. sus horizontes, su concepto (que era un refrito de lo oído, leído y vivido aquí y allá) le convencieron a sí mismo de una elección
  5. su autocontrol y suspicacia hacia los demás le llevaron a una idea de élite escogida (siempre en bien “de las almas”)
  6. sus miedos: al fracaso, a ver no realizados sus sueños, a identificar en los mismos la misma idea de Belleza (Dios) sublimada, le hacen buscar soluciones intelectuales para justificar todo.
  7. el crecimiento del mensaje entre otros le lleva a olvidar la Libertad o hacer de ella un uso tan solo estético, para primar la eficacia, y la estructura, donde él siempre estaba en la cúspide casi inaccesible.
  8. Esos miedos le llevan a un exceso de normativización y de implemento exagerado de la estructura de la Obra. A controlar todo. A ejercer un peso y un esfuerzo para hacerse distinto a otros. Recuérdese la respuesta que dio al Cardenal Bueno Monreal cuando éste le preguntó la exigencia a los sacerdotes: “si no les ofrezco exigencia ¿qué les ofrezco?”). Siempre lapidario, cortante. Podría haber dicho: pues no lo sé, lo único que quiero mes que sean felices. Pero no; dijo lo que dijo.
  9. la suspicacia hacia todo lo eclesiástico, incluso le produce mofa y la repercute en sus oyentes.
  10. cuida mucho en sus intervenciones –pocas–, públicas de parecer campechano, como estrategia bien calculada
  11. no repara en medios – los que sean -, en aras de su propio fin. Dentro del ámbito eclesial esto es especialmente patente.
  12. Muy recluido en su estructura (“Guerra de la Formación”, “La Expansión”… entre los Muros de Villa Tevere.
  13. culturalmente su mensaje es muy flojo, tal vez por ello muchos se marcharon al principio. Pero detectando esto, se anhela en poner a otros a estudiar a sacar forzadamente conclusiones sobre el Iter Jurídico, una manera no sólo de entretener sino de adoctrinar y ojo ¡ de obtener el mismo información de aspectos sobre los que no conocía nada y que le superaban.
  14. nada de parecerse a otros, por ello no le gustan los contactos con Poveda, Acción Católica, u otras realidades.
  15. Viéndose superado por la propia realidad de lo creado por él mismo, no tiene otro remedio que una huida hacia delante. Sin replantearse por miedo otras soluciones. Su muerte tan anunciada es tal vez la gran salida hacia adelante.
  16. las familias de los de casa eran estorbos, tal vez por miedo o por envidia a las circunstancias familiares por él vividas.
  17. el dinero no es importante pero sí que lo es y mucho. La pasta, para lograr sus fines es prioritaria. Son medios – se encarga de decir -, pero en el fondo no lo vive así.


En definitiva creo que era una persona buena, tendente al bien, con sensibilidad, honrada, y trabajadora, con una vida personal rica tanto en lo bueno como en las dificultades, que podría haber sido muy feliz, si hubiera tenido unas pretensiones más bajitas, más acordes a la vida. Podría haber sido un buen profesional en muchas cosas, un padre de familia tal vez demasiado exigente, pero amoroso. Hubiera agobiado demasiado a su mujer, tal vez la hubiera asfixiado con normativas. Con una buena ayuda, (bien por parte de él mismo, un amigo, de su mujer), hubiera sido sencillamente un hombre feliz y tal vez de cierta influencia humana, y un buen cristiano honrado.



Original