Motivos neuróticos que pueden influir sobre la vocación

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Ruta de Aragón, 17.11.008


Este fin de semana vi la película “Bella”: http://es.youtube.com/watch?v=xkMUo7J03QU

Me ha traído a mi manera recuerdos sobre la película “Camino” y lo que debería ser una autentica dirección espiritual; y me ha parecido un autentica obra maestra, en la forma de tratar lo que debe ser una terapia de regresión psicológica a través del dialogo entre dos personas.

“Bella” Es una apasionante historia dirigida por Alejandro Monteverde y protagonizada por Eduardo Verasategui. Historia de dos personas cuyas vidas están a punto de cambiar para siempre, descubren que a veces es necesario perderlo todo para darnos cuenta de lo que realmente importa en la vida. Es una tierna historia sobre la vida, las relaciones interpersonales, la amistad y la capacidad humana para amar en las circunstancias más inesperadas. Un autentico ejemplo a lo humano bajo mi punto de vista de lo que debería ser la autentica dirección espiritual...

Las técnicas de regresión psicológica, consisten fundamentalmente en el dialogo con la persona adecuada, dialogo que pueda abrir una puerta a nuestra memoria inconsciente y revivir hechos del pasado, pueden ser de sucesos vitales anteriores o de la infancia, dialogo que pueda identificar las emociones y reacciones físicas que sucedieron en ese momento. La toma de conciencia de los hechos a través del dialogo que nos permita liberarnos interiormente desatando los nudos y la energía psíquica reprimida que nos permita crear nuevos patrones de comportamiento mas satisfactorios.

La terapia regresiva del dialogo tiene la particularidad de llegar con asombrosa rapidez al origen o raíz del problema para su solución. La regresión terapéutica a través del dialogo produce unos cambios profundos y duraderos donde además de resolver el problema conseguimos alcanzar otros estados de consciencia y entrar en contacto con niveles de sabiduría internos de nuestro propio Ser, que nos permiten vivir la vida desde una perspectiva mas profunda y verdadera. La terapia del dialogo como forma de regresión está indicada pera todo tipo de problemática en la que se necesite asistencia psicoterapeutica y también para persona que buscan su crecimiento personal en el descubrimiento del camino evolutivo del alma.


Los motivos neuróticos que pueden influir sobre la vocación consagrada se tienen muy poco en cuenta al estudiar las relaciones entre Psiquiatría y Religión. Se debe advertir que muchas veces no se trataría de neurosis clínicas que obliguen a una consulta, sino de neurosis latentes o del carácter, muy semejantes a la vida psíquica normal. Pero estos mecanismos neuróticos pueden ser los determinantes decisivos para una vocación religiosa, y es necesario conocerlos, ya que pueden determinar grandes dificultades a los que los sufren, e inclusive, ser una contraindicación para la vida consagrada, pudiendo existir, a veces, auténticos y sinceros deseos de estado consagrado, junto con otros deseos neuróticos del mismo.

Estados de infantilismo afectivo pueden impulsar a un individuo hacia la vida consagrada, pues le garantizan una seguridad que no le dan otros estados; así, el aspecto familiar de la religión puede dar una gran seguridad. Se trata de una familia celeste formada por un buen padre y una buena madre; para un espíritu infantil también puede dar una gran seguridad la comunidad. Lo mismo, individuos educados de forma muy severa y silenciosa en materias sexuales y en donde cualquier cuestión relacionada con la sexualidad produce gran culpabilidad y angustia, pueden conducirle de modo neurótico hacia la vida consagrada y al compromiso de castidad. A veces, preferencias por determinadas formas de vida consagrada pueden ser determinadas por motivos neuróticos; por ejemplo, hacia la vida contemplativa, pueden tender individuos con grandes deseos de solicitud, pasivos o por avidez ansiosa a las formas más altas; un desbordamiento de vida activa puede ser debido a una necesidad de competencia o a la realización de hechos palpables, y que sean apreciados; una inclinación a la vida reparadora puede estar en relación con complejos de culpabilidad o tendencias masoquistas latentes, etc., Aunque estos motivos neuróticos deben ser considerados como perjudiciales, ya hemos dicho que pueden coexistir con deseos sinceros de la vida consagrada, y en ocasiones, pueden ser hasta beneficiosos.

Neurosis: el neurótico no sabe adaptarse a la realidad porque ésta le resulta diferente de como se la había imaginado. En la neurosis el más perjudicado es el que la padece. Esta es otra de las características de la moderna psiquiatría, la de su carácter genético y evolutivo. Las enfermedades psiquiátricas son el resultado de trastornos en la adaptación, de los que resultan detenciones, regresiones, faltas de integración, por las que el sujeto en vez de seguir adelante en el camino de la madurez vive sistemas infantiles e inadecuados. Ya hemos dicho algunas cosas referentes a las neurosis.

Las principales formas de neurosis son la angustia, el miedo, las compulsiones, las obsesiones y los fenómenos de conversión. En la neurosis se trata de una actitud inadecuada ante la vida; su objetivo puede ser mal concebido o inaccesible sobre todo teniendo en cuenta los medios de que se dispone. Los objetivos perseguidos son casi siempre los mismos: el interés, el afecto, la seguridad, la satisfacción de todas las necesidades vitales, la certeza, el derecho a la existencia.

Se califica una conducta de neurótica cuando la persona se esfuerza en alcanzar cosas que no corresponden a su nivel de desarrollo psíquico; o en lograrlos con métodos correspondientes a fases ya antiguas; o con un lenguaje orgánico con el que expresa de manera puramente instintiva experiencias de orden emotivo. La neurosis tiene como causa profunda la estructura psíquica del sujeto que llegado a un cierto nivel del desarrollo no consigue resolver completamente los conflictos que se le presentan. En la neurosis hay situaciones conflictivas no asimiladas. Los síntomas neuróticos son sustituciones simbólicas de la fantasía. El neurótico pierde en parte el sentido de la realidad pero acepta a ésta valiéndose de una serie de mecanismos de seguridad y de protección.

La mayor parte de psiquiatras sean inflacionistas o desinflacionistas respecto al alcance de las neurosis consideran a esta de origen psíquico. Son enfermedades llamadas psicógenas.

Algunas de las causas que se consideran determinantes de las neurosis son para que apreciemos mejor su naturaleza:

  1. Circunstancias que precipitan la situación actual con la que el enfermo no está en condiciones de luchar.
  2. Fracaso en la solución de problema presente después de una serie de tentativas sin éxito.
  3. Sustitución de medidas de adaptación realistas por otras imaginativas regresivas.
  4. Reactivación de viejos conflictos que en el pasado indujeron al yo a volver a los tipos más antiguos de adaptación en el curso de la maduración.
  5. Esfuerzos del yo en resolver conflictos infantiles resucitados al evadirse de la actual situación vital.
    La diferenciación entre la serie de formas que adopta la neurosis depende en gran medida del tipo de medida defensiva empleado para resolver la angustia, la culpabilidad y la inferioridad que resulta cuando el conflicto neurótico original se reactiva.
  6. Los síntomas que representan la tentativa del yo para resolver el conflicto, absorben la energía del enfermo y le hacen aún menos eficiente para tratar con los verdaderos problemas de la vida. El conflicto secundario necesita ulterior regresión y produce nuevos síntomas neuróticos que a su vez disminuyen la eficiencia del yo absorbiendo de él más energía. Así es como se constituye el círculo vicioso neurótico. Solo capaz de romperse a través de una regresión psicológica basada en el dialogo y el amor; y la película “Bella” es una manifestación y ejemplo del autentico dialogo y no el dialogo monologo que vivimos y conocimos en la dirección espiritual en el Opus Dei.


Original