Más sobre las agregadas

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por CMCS, 03.02.2006


Querría contar algunas cosas sobre las agregadas en relación al escritó que envió Emevé.

Yo iba a estudiar a un club universitario de agregadas pero no tenía ni idea de lo que era una agregada, yo pensaba que eran otras estudiantes como yo... ni siquiera sabía que mi amiga era agregada, como no vivía allí pensaba que era supernumeraria o de San Rafael ( esto último tampoco sabía lo que era hasta después de pitar...)

Estuve un curso yendo a estudiar allí y me gustaba el ambiente, se estudiaba bien, comíamos juntas... y la gente me parecía muy agradable... algunas tenían una forma "rara" de vestir (faldas anchas...) pero yo procuro no fijarme en el exterior sino en el interior de las personas y no le dí mayor importancia... al final de curso me invitaron a un campo de trabajo en verano... y como me gustaba el voluntariado y ayudar a los demás fui y me lo pasé muy bien la verdad...

Allí estábamos 4 mayores (universitarias) que colaborábamos en todo con las de la Obra y un grupo de Fomento bastante rebeldes... así que supongo que las mayores debíamos ser el objetivo de pesca...

Total que al final de la convivencia me convencieron de ir a un Curso de Retiro, luego empecé círculo, dirección espiritual... y a los 4 meses mientras yo felizmente preparaba los parciales.... me plantean la vocación... me lo pienso unos días y veo que sí... estoy dispuesta a todo... quiero ser numeraria y entregarme del todo a Dios... (en ese momento tampoco sabía que las super tenían vocación....), entonces cuando hablo con la numeraria que llevaba mi charla ésta me dice que no tengo que dejar a mi familia y que puedo ser agregada que es lo mismo, insisto, estoy dispuesta a todo y Dios me pide "todo", no quiero ser menos... me insiste en que es exactamente lo mismo....

Luego con los años he ido viendo que me engañaron, ¡no es lo mismo! Sí es verdad que las obligaciones son casi las mismas pero no los derechos... a mí no me dijeron que no podía ser directora, ni que muy probablemente no llevaría charlas, ni que estaría siempre por debajo de las numerarias... ni que su palabra valía más que la mía... al principio pensaba que nosotras tardábamos más en tener "cargos" porque nuestros cursos anuales eran más cortos y tardábamos más en tener la "formacion adecuada" pero luego ví que salvo algunas que siempre eran celadoras y secretarias (aunque casi no tuvieran estudios de teologia e incluso algunas sin carrera universitaria o con un tono humano bastante deficiente) las demás nunca haríamos nada importante... y había gente licenciada con doctorados, con más de 40 años que no atendía gente de casa ni cooperadoras ni nada y me preguntaba yo, por qué? si ésta es inteligente, buena persona y normal aparentemente, por qué no confían en ella? Es acaso un efecto de clase???

Yo no me puedo quejar pues estuve encargada del club y en un principio la directora se fiaba de mí... el primer año estuve aprendiendo con una numeraria que tenía mucha experiencia y que es muy buena... al año siguiente la cambiaron de centro y me quedé yo de responsable "en la sombra" pues no era yo la directora pero como si lo fuese, organizaba todo, estaba pendiente de que las otras agregadas y las super hiciensen las preceptuaciones, de que las niñas fueran a las meditaciones y círculo, de que se llamase a las niñas por sus cumples, de ir a verlas si estaban enfermas... me sentía un poco la "madre" de todas... fui muy feliz ese año, hasta pitó una niña!! y dejé a varias preparadas pero todavía no tenían la edad (ahora me arrepiento pero en ese momento me parecía que era lo mejor para ella... ahora ni me llama....)

Un año después llegó una dire nueva y una nume que iba a ser la encargada del club... al poco tiempo empezaron a desplazarme, montaban planes y no me lo decían, me quitaron a la mayoría de mis preceptuadas... yo intentaba arreglarlo hablando con la dire... "Oye, que fulanita no nos avisa a las demás de los planes, que no cuenta con nosotras..." y la dire aparentemente me daba la razón pero luego todo seguía igual... hasta la recién pitada se empezó a sentir triste... Estaba claro que las agregadas no contábamos nada... y cada vez más faenas, dejarme plantada en un plan, por ejemplo.... no hacía más que quejarse del trabajo que tenía y luego no te dejaba hacer nada...!! lo más fuerte fue una correccion fraterna que me hizo, el día de Navidad, paz y amor..., diciendo que no me esforzaba.... no paré de llorar... fui a hablar con la directora y ¡le dio la razón!

La numeraria en cuestión me tiene 10 minutos leyéndome cosas de una lista en que venía a decir que no me esforzaba en el club y que ella lo tenía que hacer todo sóla (increíble después del plantón que me había dado la otra vez... del cual se dio cuenta todo el mundo....) cuando ella y la directora sabía perfectamente que para mí lo primero era el club, antes que el trabajo o planes personales, siempre estaba disponible... Hablo con la directora para que me explique y ¡le da la razón! Ya no sé qué hacer, llamo a la que lleva mi charla y aparentemente me da la razón y me consuela... aún así llegué llorando a mi casa ... mi madre alucinaba... pero ¿qué te han hecho allí ?¡no vuelvas a ir!

Como en días posteriores no veo que cambie la actitud de estas personas hablo con una celadora que viene también al club y que es consciente de lo que hago para que hable con la directora... le cuento lo del día de Navidad, me consuela, me da la razón y parece que hace algo de efecto!!!! O sea, que si eres celadora te hacen más caso que si eres de la plebe.... y yo que me creía lo de los 100 notarios!!!

Olvido el incidente, sigo yendo al club con toda mi ilusión, las niñas me adoran... llega el mes de Mayo, se preparan las convivencias, las otras agregadas tienen siempre mucho trabajo y no pueden ir... yo como siempre me ofrezco voluntaria y tras arduos esfuerzos consigo que me den una semana... íbamos a ir a la convivencia de pequeñas (9 y 10 años) la nume en cuestión y yo... una semana antes incluso me pide que le asegure que no faltaré, No me dejes sola C !!!

LLega el dia anterior a la salida, 10: 45 de la noche, llamo al centro para preguntar un detalle del viaje y me dice la directora que ¡¡no vaya!!.... trato de razonarle... he pedido las vacaciones!!!! Me dice que no soy necesaria pero que si me hace ilusión.... (una semana antes sí era necesaria), no voy evidentemente.... y me entero de que ha ido la directora en mi lugar!!!!

Me llevé tal disgusto que me pasé 3 días llorando... yo había pedido a Dios una señal pues llevaba dos años pasándolo muy mal incapaz de cumplir todas las normas y criterios... estabamuy desanimada y lo único que me llenaba era el club... y ellas lo sabían...

Así que ví claramente que si Dios permitía eso es porque no quería que yo siguiera allí... no valoraban lo que hacía, no contaba mi esfuerzo... estaba dando mi vida y mi juventud por nada!!

Así que entre tiras y aflojas a los dos meses pedí la dispensa...

Y yo me pregunto ¿Querían que me fuera? Porque sabiendo que el club me llenaba, me ilusionaba y me servía para soportar las otras cosas, que me esforzaba, que lo hacìa bien... y me hacen la vida imposible justo ahí... Nunca entenderé esa actitud....

Cuando hablé con la directora para pedir la dispensa me da una definición de agregada que no tenía nada que ver con lo que me dijeron cuando pité, según ella yo tenía que hacer apostolado y meterme en asociaciones profesionales con lo cual me convencí de que yo nunca había tenido vocacion de agregada pues yo pensaba que el celibato era para estar disponible para la labor, ¡¡apostolado se puede hacer igual estando casada!!!

Cuando llegó la dispensa me dijeron que NO TENIA VOCACIÓN, y me dieron las gracias por todo lo que había hecho en esos años... No me dejaron ser cooperadora (estaba aún tan abducida que lo hubiera sido), dijeron que lo pensara unos meses... y yo me pregunto... ¿después de diez años se dan cuenta de que no tengo vocación?



Original