Los numerarios del Opus Dei no son más que utilería

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Al Chile, 18.11.2009


Víktor Frankl en su libro: “El hombre en busca de sentido” menciona cómo algunos de sus compañeros de cautiverio sin razón aparente se lanzan contra las cercas llenas de alambre de púas en los campos de concentración para morir y explica éstos hechos diciendo que lo ordinario es que un hombre, en una situación extraordinaria, haga cosas extraordinarias, ya sean actos heróicos o asesinos. Pues ésto es lo que esta pasando con algunos miembros-fieles mexicanos de la prelatura de los que me he enterado en los últimos seis meses de éste año. Cuatro que fueron numerarios y un agregado que sumaron más de 180 años en la prelatura y 250 de vida al dejarla. Cada día la Prelatura en México rompe nuevos records. No cuento a los numerarios mexicanos que la han dejado en otros países ni a los jóvenes menores de 30 años que la han abandonado en éste mismo lapso de tiempo ya que no conozco a todos. Uno, creo que es el que más tiempo ha estado en el opus antes de abandonarlo, más de 43 años en la cosa, se casó hace un par de meses a las tres semanas de dejar la casa del opus en la que vivía. Fue el administrador de la región por ocho años al final de los años ochenta y principios de los noventa del siglo pasado, subdirector un tiempo en la delegación de Guadalajara y director de centros y miembro de consejos locales. De esos que llaman directores de tiempo, será vida?, completa.

Yo coincidí con él cuando éramos jóvenes en la desaparecida casa de Marroqui mientras terminaba la carrera de ingeniero Químico en la UNAM. Hasta hace poco era director de una maestría del IPADE en Guadalajara desde donde dejó la prelatura con todo y su alba cabeza. Cómo llegó al IPADE si no tenía antecedentes de trabajo reciente en esa institución?. Pues bueno, luego de trabajar tantos años con el filósofo doctor, exrector de la Universidad Panamericana pues seguramente habrá negociado un puesto en esa escuela de negocios. Ahora comienza una nueva vida alejado del opus y su escuela de negocios pues su nueva situación y pareja le permitirán una vida desahogada. El magistrado del Distrito Federal con casi 42 años en la cosa. Un ejemplo que siempre se ponía en las convivencias y semestres de jóvenes y universitarios. Vivo ejemplo de cómo un numerario podía llegar lejos y alto en su vida profesional y hacer mucho, mucho bien y dinero para las necesidades siempre crecientes de la opus. Además de un contacto importante en el mundo de los juzgados, no se fuera a necesitar algo. No se lo perdonaron. El opus inmediatamente ha corrido por toda la región las peores difamaciones que he escuchado de uno de sus exmiembros. Él lo único que hizo fue salir del opus y casarse al poco tiempo pero eso lo tomo la prelatura como una afrenta que no ha dejado pasar por alto.

La cosa te pide que hables bien de ella al salir pero ella puede decir de ti y de tu familia, pareja y gente cercana cualquier clase de barbaridades sin inmutarse. Qué cristianos!!! ...

El otro es el agregado que ya nos contaba Israel Zepeda en su escrito del 17 de agosto del presente año. Otro que fue numerario por más de treinta años, director por muchos años del Colegio de varones en Querétaro hasta hace pocos meses. Director del centro de San Gabriel en esa ciudad también por muchos años. Pues dejó el mejor sitio para vivir y para morir. Bueno, si ya estaba muerto en vida pues mejor buscó un mejor sitio. Se ha quedado en esa ciudad para buscar trabajo. Lo podrá soportar la prelatura pues es un hombre muy cercano a muchos miembros o fieles y no vayan a pensar que querrá sacar algún provecho? Al tiempo. El último de ésta tanda, otro numerario norteño con casi 30 años en la cosa. subdirector por muchos años en la delegación de México, también fue ahí mismo encargado de estudios, subdirector del centro de estudios y profesor de la facultad de Derecho de la Universidad Panamericana. Se ha ido por fin. Es muy reciente. Se lo perdonará la obra? Ya veremos pues creo que con éstos dos últimos que menciono algo les sacará el opus como lo hace con todos: problemas de pureza y que han enloquecido. Y lo peor que hace el opus con éstas personas es que ya no existen.

Como también dice Víktor Frank en el libro citado que lo peor que le puedes hacer a un hombre es ignorarlo. Trátalo bien o mal pero no lo ignores. Estas personas con tantos años ahora no son nadie pues para el opus jamás existieron. Han transitado por el mundo como una sombra. Los divorciados tiene hijos que pueden dar testimonio de ellos, el mismo cónyuge podrá hablar bien o mal de su antigua pareja pero finalmente no le niega la existencia. Pero éstos que acabo de mencionar ya no existen. Sus anécdotas tendrán que cambiar de protagonista. Antes se las pasaban al Padre-notario o al mismo doctorfilósofo-exrector. Pero resulta que el padre-notario también ha caído en desgracia. Entonces todas esas anécdotas a quién le tocan?, es mucho para que todo lo haya hecho sólo una persona. En el IPADE Guadalajara todo mundo está sorprendido pues ya no hablarán nada del de cabello blanco pues ya no existe ni existió, todos estás pasmados y petrificados. Cómo decir que trabajaron con un fantasma, pero es que ni siquiera es un fantasma, no fue nada, no existió. A ver si la escuela de negocios resuelve ese caso pues ayer estaba con ellos y ahora no puede ser mencionado por nadie sin poner en riesgo el trabajo.

En estos mese también estuvo el prelado en México, y qué pasó?, qué dice al respecto?, puesto que estos casos son de los últimos seis meses de 2009: marzo a la fecha, pero en lo primeros meses del año también se fue gente del opus y muchos, muchos con muchos años dentro de la cosa el año pasado. Qué dice el prelado???. Y lo que vino a contar a sus hijos fueron chistes, sí chistes, bromas, jokes. Que más va a poder decir el prelado en una situación que le supera. No dijo nada de las 500 vocaciones, ni las trescientas ni la decena, no dijo nada nuevo y menos de lo que ocurre en este país, sólo contó chistes. Si uno hablaba con uno de la delegación de Guadalajara le dirá que el Padre estaba muy contento pues se la pasó contando chistes. En Monterrey un agregado que cumplió 80 años le dijo: padre, cuando vino nuestro padre le dije que tenía 40 años y el fundador me contestó: tienes dos veces veinte. Ahora tengo 80 años, qué me dice usted y el prelado cómico le contestó: que tienes cuatro veces veinte. Es un agregado que cuando platicaba con él se quejaba siempre de que no nos queremos y estamos muy olvidados unos de otros. Eso es lo que le pudo contestar el clown convertido jefe de la prelatura. Si se encontraba a uno de la delegación del bajío en Aguascalientes le decía, que crees, estuve con el padre y me contó un chiste. En la delegación de Monterrey el preladín buscó a un hijo suyo que le contaba chistes en Roma para que contara chistes en la tertulia. Y luego, en la delegación de México pues también contó chistes. La cabeza del opus ante esta catástrofe en México está banalizando lo importante y dando valor a lo banal. Y de las tertulias?, pues de las tertulias si han oído una en cualquier país, han oído lo que dijo en México, hasta son las misma preguntas. Si leyeron la tertulia del Padre en la Masada que aparece aquí el pasado 11 de septiembre, han escuchado las tertulias del padre en la región mexicana. Hubo quienes dijeron que escucharon en el prelado a un ángel del Señor y otros que escucharon al javierín payasín del circo opus. Otro numerario mandaba y mandaba correos masivos diciendo, estuve un rato con el prelado a solas y me contó un chiste. En fin, lo que le espera a los pobres que ahí siguen. Hubo numerarios y sacerdotes que no querían asistir a las tertulias, especialmente a las de San Miguel pues decían, si vamos, el prelado pensará que sólo hay viejos en México. Otro sacerdote decía: para que viene el prelado a México, sólo para ver nuestras miserias? Y después de que se fue la pregunta fue la misma: a qué vino? Pues fue un viaje relámpago, nada importante, ni siquiera estuvo mucho en la Villa de Guadalupe como otras veces y para contar malos chistes pues sí dejó más dudas que respuestas. También fue a ver a su hija, moribunda en Guadalajara, que falleció hace unas semanas del mortal virus de la influenza que acecha a la humanidad en éstos días. Ésta que fue numeraria directora hizo el acto extraordinario de entregar su vida por las preparaciones del viaje del prelado a pesar de estar ya muy enferma debido al mal diagnóstico de los médicos. Después de una de las misas de su funeral en el templo dedicado al santo marqués y celebrada por uno de sus hermanos sacerdotes, la familia se reunió a convivir en uno de los restaurantes más caros de la ciudad.

A mí me da pena ver a algunos numerarios en activo que durante algún tiempo vivieron fuera de un centro del opus, de aquellos que decía Don José Luis Masot a quienes preguntaban por ellos: enloquecieron; pero resulta que se quedaron en la cosa porque no tenían donde ir. Que tendrá tantos locos el opus además de los deprimidos? Yo veo al opus como un modelo de automóvil que prometía mucho pero que salió defectuoso desde su fabricación. Lo comparo con el modelo “Pinto” que la Ford vendió principalmente en los Estados Unidos en los años setenta del siglo pasado. Pueden ver la historia de éste automóvil en el excelente libro de “Los Ford” de David Horowitz, editado en español por editorial Tusquets. Ese automóvil se incendiaba, incluso explotaba aún en pequeños choques. Pues los que fuimos del opus compramos un automóvil de éste tipo que parecía una promesa. A muchos, antes o después, el automóvil modelo opus dei nos ha dejado tirados pues sus fallas son muchas y variadas. Unos a los pocos años, otros más de cuatro décadas después. Muchos malviven en su automóvil descompuesto, varados a un lado del camino pues no tienen donde ir y esperan resignados el fatal destino. Fallamos los que abandonamos dicho automóvil?. No, simplemente nos embarcamos en la compra de un automóvil de modelo fracasado que pagamos con parte de nuestra vida y cada uno ha tenido problemas con él a su manera y lo ha dejado para continuar con su vida o lo sigue utilizando como casa pues no tiene dónde ir.

A principios del presente milenio en los Estados Unidos 100,000 personas tenían un automóvil como hogar. Cuántos miles tienen al opus sólo como un hogar para pasar la noche y alimentarse? El dueño del opus en México, hoy delegado del prelado y exrector de la Panamericana, comentaba en muchas ocasiones que el opus dei es una “multinacional del espíritu” y así como si de una empresa se tratara pide cuentas. Por eso nadie puede tener flaquezas de ningún tipo y menos la económica que esa es la peor de todas. Aunque hayas entregado toda tu vida al opus desde la adolescencia, día a día, segundo a segundo pero haz mostrado una debilidad, mal. Estás en peligro, ya te han tachado de poco entregado y haz caído de la gracia de los directores. Te mandarán a un rincón. Sólo te puede salvar la fortaleza económica que es capaz de borrar la muchedumbre de los pecados, especialmente los carnales y debilidades del cuerpo. Si das dinero al opus todo se perdona. Recientemente un supernumerario de la ciudad de México me decía que un director le pedía dinero para el edificio de la nueva comisión y que este supernumerario le decía a su director: estoy pasando por un momento económicamente complicado y continuaba: en su momento ayudé a la construcción de mi centro de San Gabriel durante dos años con aportaciones extraordinarias. A la construcción de la Iglesia de San Josemaría con mi dinero y el de mis amigos. Años he ayudado a patronatos de escuelas como Cedros y Montefalco, etc, etc y la respuesta del director fue: eso era antes, pero ahora???. Para el opus no hay pasado. Todo es presente que debe ser eficaz, por razón de eficacia y eficacia apostólica. No hay humanidad. La debilidad de salud, de entrega, de afán de almas, de obediencia y económica como lo entiende una empresa que quiere ser conducida a mil kilómetros por hora se castiga con el aislamiento y el desinterés por uno. Se puede eso?, claro que no pero los directores mayores para ser los primeros en no hacer nada y sólo exigir y recriminar a los otros tienen un recurso que se llama grilla que será tema de otro escrito.

Como no hay humano que aguante el ritmo que quiere imponer el opus, encontramos en los centros a puros jovencitos directores. Recientemente dejó la obra un director joven de un centro de mayores en Monterrey, una casa donde viven algunos numerarios de más de setenta y ochenta años de edad. Lo sustituyó otro joven director veintiañero que tuvieron que sacar de un centro de San Rafael de la ciudad de México ya que en todo Monterrey y sus cercanías no hubo un numerario candidato para ser director del centro acéfalo. A la casa de San Rafael de la ciudad de México llegó otro director jovencito desde Roma que recién le habían dicho que trabajaría en Villa Tevere pero que finalmente tuvo que regresar a cubrir el nuevo hueco. Lo que hace ahora una salida. No sé si para suplir a éste mexicano en Villa Tevere tuvo que llegar alguien desde Japón y así formar una cadena sin fin con numerarios tapón. El sacerdote cruz de palo en México, con sus 86 años se había hecho de una pequeña televisión que tenía sobre el escritorio de su habitación para distraerse, pero no, es utilería y no se le puede dar ninguna concesión ni por su edad ni por su salud pues está malo de las rodillas después de años y años de trabajo. Entonces un directorcito joven, siguiendo las indicaciones de los directores de la delegación le quitaron la televisión a pesar de los ruegos de éste sacerdote, incluso podían usar la violencia como lo indicaba la nota que llegó desde esa instancia de gobierno en la que se indicaba que el sacerdote no podía tener ese aparato en su habitación. Los numerarios se les puede doblar, cortar, serruchar, clavar, quitar, poner, partir, pegar, planchar, hacer, deshacer y volver a hacer, ensuciar, mentir, amenazar pues son utilería de circo, no importa la edad, estado, condición, salud.

Había comentado en otro escrito que la comisión regional del opus dei en México hizo un estudio sobre la perseverancia de los miembros varones numerarios y agregados con la ceremonia de la oblación hecha entre los años de 1954 y 1994 resultando que el 20% de esas personas seguían dentro de la cosa. Se puede decir que es un equilibrio de Pareto, término usado en las ciencias económico-administrativas, que se considera un parámetro normal o que se presenta en la naturaleza. Pero si mantenemos la misma muestra: numerarios y agregados varones con la oblación hecha entre 1954 y 1994 y dado que en los años noventa comenzó una fuerte salida de esos miembros que hicieron la oblación en dicho período de tiempo y que no se ha detenido, por ejemplo, las cinco personas arriba mencionados hicieron la oblación en ese período de tiempo; entonces, seguramente esa cifra estará ya muy por abajo del 10%, por lo que ya no es un equilibrio de Pareto, ya no es normal ni natural, por lo que se puede afirmar que la vida en el opus dei en México no alcanza siquiera las leyes de equilibrio de la naturaleza.

El opus en México es contra natura. Y cuando un cercano al vocal de san miguel de ésta región le comenta que lo que sucede en México en doloroso, el vocal le dice: no, el opus en México sigue creciendo, la única delegación que no crece es la de la ciudad de México pero en las demás vamos bien. Esta respuesta confirma que la visión que la jerarquía del opus tiene sobre sus numerarios es que son utilería, úsense y tírense, wash and wear, pues si en menos de seis meses cuatro miembros numerarios y un agregado que se van y que suman 180 años en la opus, que fueron directores de comisión regional; delegaciones; centros de jóvenes, supernumerarios y mayores; colegios; miembros de consejos locales de todo tipo, a quienes los numerarios asignaban sus bienes al hacer sus testamentos y que al irse los cinco en menos de seis meses no pasa nada pues no hay duda que son de utilería y que como comenta Frankl hacen un acto extraordinario de heroísmo al tratar de sobrevivir y buscar su dignidad fuera de la cosa para la que no son nadie y nunca existieron. Lo que es claro es que lo ordinario es que la opus pone a sus miembros en una situación extraordinaria para que ellos actúen de forma extraordinaria, como en los campos de concentración que conoció Víktor Frankl pues lo único que importa es el buen nombre de la obra y no la utilería que forma parte de la tramoya de un circo que su prelado bufo mueve a placer.

Mi recomendación a los numerarios y agregados de México es: ya que estás en una situación extraordinaria haz ese acto heroico y salva tu vida, se puede, vale la pena. No te conviertas en un numerario que rompa records al salirse.

Lo digo al chile



Original