Lo que sabemos de Dios gracias al Opus Dei

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Atomito, 23.03.2009


Uno puede conocer muchas cosas sobre la personalidad de un artista, mirando sus obras. Un pintor, por ej., refleja en sus pinturas su visión del mundo. De la misma forma, podemos analizar a Dios, mirando su obra maestra: el Opus Dei. Dado que el Opus no fue creado por la voluntad de un hombre, ni refleja las decisiones, intereses y gustos de un hombre, sino que fue esculpido por el mismo Dios, usando como instrumento fidelisimo a San Escriva, si analizamos al Opus, podemos descubrir rasgos de la personalidad de Dios. Aca van algunos:


Dios es machista

Una cosa que salta a la vista de cualquiera, es que en los máximos cargos de dirección del Opus hay solo hombres, y en las tareas mas serviles hay solo mujeres (las numerarias auxiliares). Si tengo el honor de ser leído por algún miembro actual de la prelatura, es posible que este pensando que “tiene el mismo valor para Dios la tarea del prelado, que la de la ultima auxiliar”. Bueno, algo de eso dijo Escriva, pero si miramos como decidió Dios que se eligiera al prelado, y como se determina cuales auxiliares van a atender al centro X, para el primer caso Dios previo que se juntaran varias decenas de miembros electores de todo el mundo en Roma, mientras que para el segundo, alcanza con lo que decida un pequeño grupo de directoras locales. Así que esta claro que para Dios, los temas importantes los manejan los hombres, y las tareas mas serviles y triviales las mujeres.


Dios es clasista

Dios no saca a nadie de su sitio, cuando lo llama al Opus Dei. Esto lo que significa es que si alguien proviene de una familia humilde y con poca educación, Dios quiere que se pase toda su vida trabajando de numeraria auxiliar, o de obrero. Mientras que si alguien proviene de una familia rica y tuvo excelente educación, Dios lo quiere de numerario, o de supernumerario rico con 12 hijos. Cada uno en su lugar. El pobre va a la obra corporativa para obreros donde le ensenan tareas manuales para que se gane la vida como pueda, y el rico va a la universidad, a hacer masters de administración de empresas para aprender como se hace y se maneja una fortuna. A Dios no le interesa (como podría pensar alguno al leer el Nuevo Testamento) que todos vivan igual, compartiendo lo que tienen, de forma que a nadie le falte y a nadie le sobre. Eso es de comunistas marxistas ateos anticristianos. En la Obra de Dios, cada uno sirve a Dios donde Dios lo llamo. Y si Dios te llamo para que seas numeraria auxiliar, seras auxiliar toda tu vida, limpiándoles el baño y lavándole la ropa interior a tus hermanos que Dios llamo para que fueran empresarios.


Para Dios, las cosas pequeñas son mas importantes que las grandes

A Dios le importan muchísimo las cosas pequeñas. Por eso todos los que hemos tenido la suerte de estar en el Opus, hemos recibido infinidad de correcciones fraternas del tipo de no ir a misa de manga corta, cerrar las puertas con cuidado, no llegar tarde a la oración de la manana, no renguear cuando llevamos puesto el cilicio, etc. Pero con las cosas grandes Dios no se complica: evadir impuestos, hablar con terceros sobre las cosas que uno escucha en la confidencia, mentir o engañar a los padres de los menores recién pitados acerca de su incorporación a la obra, son cosas que a Dios no le importan. Si se hacen para el bien del Opus, entonces están bien.



Original