Las prioridades del Opus Dei

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Atomito, 19.05.2008


Un tema que ha salido varias veces en este foro los últimos tiempos, es el de que “el Opus es bueno, a pesar de que algunos miembros puedan a veces hacer cosas malas”.

Un primer comentario, es que si fuera razonable que las cosas malas que puedan hacer los miembros, no hacen al Opus malo, tampoco las cosas buenas que hagan, lo pueden hacer bueno. Es muy ingenua la gente que dice que el Opus es algo fantástico, a base de mirar las “success stories” que la obra presenta de si misma, al igual que el feriante pone las manzanas en el cajón con el lado mas lindo siempre mirando para arriba. Pero mi intención es mostrar que aun solo al mirar la teoría, analizando solamente lo que el Opus predica, se puede ver que es malo.

Obviamente el Opus habla de hacer el bien y de ser buenos, nunca va a proponer el mal en si mismo como un objetivo. Hitler tampoco dice que haya que ser malo o que la pura maldad es algo loable. Sino que presenta la persecución de gente inocente, en términos de algo bueno, un servicio a la sociedad, un acto de justicia, la eliminación de un problema. En todo caso, hay actos buenos que pueden tener “daño colateral”, recordando el termino de Bush y su pandilla cuando justificaban la guerra en Iraq. Uno esta haciendo cosas buenas, aun cuando hayan “consecuencias malas no deseadas”. Hay que leer con visión critica las propuestas “buenas” de esta gente, para darse cuenta que son una falacia, y que en realidad están proponiendo cosas malas.

El tema clave para entender la maldad del Opus son las prioridades. En la vida real, uno siempre tiene que estar tomando decisiones de compromiso: si compro cosas de buena calidad, me van a salir mas caras y voy a poder comprar entonces menor cantidad. Si gasto mas dinero en arreglar mejor la casa, me va a quedar menos dinero para comprar el auto. Aun la gente que tiene ilimitados medios, tiene que tomar opciones. El día tiene solo 24 horas, si las dedico a una cosa, no las puedo dedicar a otra. Y las decisiones que uno tome, en esa situación de opciones excluyentes, depende de las prioridades que uno tenga.

El Opus habla por ej. de amar a la “familia de sangre”, nunca va a decir que hay que tratarla mal u olvidarse de ella. Asi tambien, habla de apostolado de amistad y confidencia, no de usar a los amigos. Pero en la practica, uno tiene un director recordandole continuamente:

- a quien invitaste a la meditación?
- cuanto dinero conseguiste para la obra x?
- cuantas correcciones fraternas hiciste este mes?
- terminaste el encargo?
- hablaste con X (un pitable) esta semana? Esta X haciendo un plan de vida?
- cuando fue la ultima vez que le escribiste al padre?

Los directores difícilmente vayan a preguntarte si fuiste a visitar a tu amigo Y, que no es un buen candidato para la labor, que esta enfermo y deprimido, y te necesita en este momento.

El director no es que sea malo o tenga "mal espíritu". El tiene a su vez a otro director encima de el, que le pregunta sistemáticamente:

- cuantos chicos de SR están viniendo regularmente por la labor en tu centro?
- cuanto dinero ha conseguido el centro para la obra X el ultimo mes?
- quienes tienen posibilidades de pitar en los próximos 6 meses?

Y así siguiendo por la estructura, hasta llegar al prelado. Es obvio para cualquiera que tenga mas de 3 neuronas activas en el cerebro, que si todos los directores desde el prelado hasta el ultimo consejo local, están fijando prioridades de esa manera, esto no es un asunto de "algunos pocos que pueden tener mal espíritu". Esto es el mas autentico espíritu de la obra.

El día tiene 24 horas y no hay manera que un ser de carne y hueso, traiga vocaciones todos los años, cumpla con todas las normas del plan de vida, asista a todos los medios de formación, cumpla los encargos apostólicos y materiales que se le encomiendan, gane suficiente dinero para mantenerse el mismo y colaborar con la labor, etc. etc. y ademas de todo eso, le dedique tiempo a los amigos que no son pitables o útiles para el opus, se ocupe de su familia de sangre como cualquier ser normal, haga suficiente ejercicio físico y actividades de recreación necesarias para la salud, desarrolle conocimientos de temas que no sean de utilidad para la labor del opus, etc, etc

La conclusion es entonces que dadas las prioridades que el Opus fija, en la practica le esta diciendo al individuo que no se ocupe de su familia de sangre y que no quiera de verdad a sus amigos sino que los use, cuando en teoría le esta diciendo exactamente lo contrario. Es el mas autentico espíritu de la obra, el que lleva a que se cometan todas las aberraciones que se denuncian en este foro. No es la maldad de algun individuo concreto. No se va a arreglar con “mas oración y mas sacrificio”, con “mas visión sobrenatural”, con “mas unión con Dios”. Si el Opus se mantiene fiel al espíritu que recibió del fundador, va a seguir siempre siendo una maquina de destrozar vidas, independientemente de la bondad o maldad de los miembros particulares que pueda tener en algún lugar o momento determinado.

Pero por obvio que esto sea, cada tanto siempre cae por aquí un nuevo ingenuo con el tradicional infantil argumento.



Original