La sexualidad deformada

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Salypimienta, 22.10.2008


Verdaderamente es preocupante esto de la sexualidad en 'La Cosa'. Se deforma tanto la cuestión, que no es raro que surjan todo tipo de traumas con repecto al sexo. Recuerdo una vez, que una supernumeraria, en plena convivencia anual en la tertulia dijo que para lo único que servía el sexo era para engendrar, y que la que lo disfrutara era una 'puerca'. La numeraria directora estuvo completamente de acuerdo con ella, y todavía se atrevió a decir que las mujeres que disfrutaban el acto sexual eran unas pervertidas. Nadie me lo contó, yo estaba presente, y me sonrojé hasta la raiz del cabello. No creo que nadie en su sano juicio, suponga que el orgasmo sea sinónimo de alguna conducta extraviada. Lo que me temo es que dento de las miembras casadas de la obra, HAY UN INCREÍBLE ÍNDICE DE FRIGIDEZ, lo cual si es una cosa anormal...

La sexualidad humana está ordenada a la procreación, igual que la sexualidad animal. La diferencia es que Dios a las personas, nos dió el "premio" del gozo sexual. En un acto sexual normal, intervienen muchos factores: el cariño, el deseo, la atracción, una atmósfera propicia, y además, la 'calentura del momento' ¡esa es la verdad!. Un hombre y una mujer, difícilmente pueden cohabitar sin el aliciente del gozo sexual. Muchos problemas de pareja son causados por 'no tener buena cama'. Con ésto no quiero decir que el sexo es el 90% de la relación, ni siquiera el50%, pero sí tiene su lugar.

Se de muchos opus-matrimonios, que únicamente se brindan el débito conyugal durante los días fértiles de la mujer. Los demás días, practican la continencia. Esto es verdaderamente una pésima interpretación de lo que quiere decir 'débito conyugal', lo cual no me extraña, por que el el opus dei, todo se interpreta al contrario de lo que es.

En el caso de los miembros célibes, la malinterpretación suele ser peor -con excepción de algunos casos-, porque se juzga de un tema que sólo se conoce de 'oidas', y sumándole que ya se tiene una idea deformada del tema, pues la cosa es de miedo.

A mi, siempre me ha parecido que para dar opinión sobre un tema, hay que tener pleno conocimiento sobre éste. Algo en mi interior me dice que sólo quien ha vivido la experiencia, te puede aconsejar sobre ella, quizá por eso, nunca pude abrirme en temas sexuales con los sacerdotes y las numerarias. Todo lo que saben, lo saben de oidas. Es como si yo, Salypimienta, me pusiese a orientar sobre drogadicción, puedo haber estudiado el tema a fondo, pero nunca lo he vivido, no sé qué se siente, ni qué se piensa en esos momentos, ni por qué se hace. Por lo tanto, no me consideraría capaz de aconsejar a nadie que viva esa situación, porque todo lo que se sobre ella es 'de oidas'. Una persona soltera, ni remotamente se imagina lo que es dormirte abrazado del/la otro/a, ni lo que es despertar junto a el/ella, ni reconocer su olor, ni saber de sus manías a la hora de dormir. Pero eso sí, se sienten perfectamente capaces de orientarte, como si fuesen expertos en el tema. Por desgracia, la gran mayoría de los miembros casados, llegamos al matrimonio con una educación sexual bastante irreal y deformada, lo que muchas veces ocasiona problemas serios en los matrimonios. Algunos tienen la suerte de casarse con personas con una mejor educación sexual, y van aprendiéndo que el sexo no es algo malo ni sucio.

Me he enterado que algunos preceptores de colegios de la obra, verdaderamente son tan incisivos y torpes en este tema de la sexualidad, que les hacen creer a sus pupilos cosas extrañísimas en cuanto al sexo. Algunos terminan verdaderamente traumados.

Pienso que el prelado debería de dejarse de necedades, y que instituyera que en los cursos anuales de todos los miembros, se tuviera que tomar un curso de educación sexual obligatorio. Eso sí, no lo podría dar ningún/a miembr@, tendrían que contratar sexólogos, psicólogos y médicos que no fuesen de casa. (Supongo que en el opus dei no existe un sólo sexólogo, ¿o sí?)


Siguiéndo con el tema sexual en el opus dei, Pulpos nos cuenta que las 'de casa' le dieron el ¡notición del siglo!: YA EXISTE UN TRATAMIENTO CONTRA LA HOMOSEXUALIDAD, la tonta de mi no sabía que la homosexualidad era una enfermedad, yo siempre consideré que era una preferencia sexual. ¡Porfavor!, que den noticias como de que ya hay tratamientos para curar el Sida, o para erradicar el Ebola, la Fiebre de Las Vacas Locas, el Antrax o la Gripe Aviar y que se dejen de estupideces.

Dos de los temas más álgidos en la institución fundada por don Escrivá son precisamente la homosexualidad y la masturbación...

Estos temas le ponen los pelos de punta a tod@s y cada un@ de los fieles de la prelatura. Lo primero que me viene a la cabeza, es la falta de información que existe sobre estos dos temas en particular. Por más que se ha investigado la homosexualidad y sus causas nadie se pone de acuerdo. Hay miles de teorías, pero ninguna es contundente. A mi en lo personal me importa un cuerno el por qué alguien es homosexual, parto del principio de que homosexual, bisexual o heterosexual, cada persona es merecedora de un trato digno y respetuoso, y que la sexualidad le atañe a cada individuo. Homosexuales han existido siempre, desde que el hombre es hombre, por lo tanto hay que dejarse de aspavientos y dejar que la propia sexualidad la maneje cada persona como le dé la gana. Como diría una amiga: "Yo ya tengo bastante con preocuparme por mi sexualidad, como para andar metiéndome con la sexualidad ajena" . Claro que 'en casa' la sexualidad ajena se convierte en propia, y se vuelve un chismorreo que no tiene fin, lo cual es una completa falta de respeto y de caridad. Los que son, tienen que vivir dentro del armario reprimiéndose, los que no son opinan del tema como si fuesen expertos en ello, y todo el mundo termina traumado nada más por el gusto de sufrir. Mejor sería dejar que las cosas sean como son, y ¡todos tan contentos!

En cuanto a la masturbación, me he puesto a investigar en varios libros médicos, muy serios todos ellos y en todos dice más o menos lo mismo: La masturbación no causa NINGUN trastorno físico ni psicológico. Es una práctica UNIVERSAL, entre adolescentes y jóvenes y en PERSONAS ADULTAS QUE NO TIENEN UNA VIDA SEXUAL ACTIVA. La consecuencia más GRAVE de la masturbación es la sensación de culpa y de miedo que provoca en los individuos que han tenido una MALA EDUCACION SEXUAL, lo cual puede provocar actitudes de inseguridad y autorrecriminación. La masturbación es un desahogo sexual, y un medio para atenuar la TENSION EMOCIONAL. La práctica excesiva de la masturbación, al ser un síntoma de EXTREMA TENSION NERVIOSA, puede indicar la necesidad de tratamiento psicológico, LO QUE INDICA QUE LA MASTURBACION ES EL SINTOMA Y NO LA CAUSA DE UN ESTADO EMOCIONAL ALTERADO. ¿Qué tal?, lo que yo veo gravísimo en éste asunto, es que al insistir hasta límites sobrehumanos en lo malísima que es la masturbación, lo único que logran es alterar más a la persona y se crea un circulo vicioso.

Otro tema, quizá menos 'tenebroso', pero no por ello menos importante, son las demostraciones de afecto entre l@s miembr@s de la obra. Las personas normalitas, necesitamos siempre de 'sentir el contacto humano', es parte de nuestra naturaleza. No existe ningún ser humano sobre la tierra que pueda prescindir del contacto físico y vivir tan campante.

La realidad es que todos necesitamos sentirnos queridos, porque si no, nos volvemos locos, y la verdad es que la forma más fácil de expresar nuestro afecto es mediante algúna muestra de afecto física. Que quede claro que con ésto, no quiero decir que vayamos por la vida besuquéando hasta la asfixia a las personas que queremos, pero siempre que sentimos el calor de otra persona a quien apreciamos, sentimos un bienestar inmediato. Algunas veces tan sólo una mirada, una sonrisa hace que se nos alegre el día entero. Dentro del opus dei está terminantemente prohibido tocar (no sea que se vayan a romper).

A mi me tocó el caso de una numeraria a la que sentí la necesidad de abrazar por que la veía muy triste. ¡Pobre!, dió un brinco que le hubiése merecido una medalla olímpica, tan perturbada la ví, que hasta me disculpé con ella. No todas son iguales, también me han tocado amigas numerarias y supernumerarias que son más 'querendonas', y cuando te ven te besan y te abrazan con todo el cariño del mundo. A lo que me refiero es que me parece inhumano, prohibir las muestras de afecto, porque considero que el contacto físico RARÍSIMA VEZ es muestra de afecto desordenado. Sería una buena práctica en 'casa', que así como se besa el suelo para el Serviam! y como se besa el Crucifijo al comenzar un trabajo, tod@s los miembr@s temprano por la mañana se saludasen de beso o de abrazo cuando se diésen los buenos días ¡todos tendrían un día contentísimo!


Platicando con un querido amigo ex numerario, me enteré de las charlas que reciben los numerarios sobre sexualidad, bueno de verdad que me dieron ganas de llorar. La Educación Sexual la dan ¡¡¡lLOS SACERDOTES!!!... ¡¡¡¿cómo es eso posible?!!!. En primer lugar y hasta donde yo sé, los sacerdotes numerarios, al igual que los numerarios, los agregados y casi-casi los supernumerarios TIENEN FORZOSAMENTE QUE SER CASTÍSIMOS Y PURÍSIMOS, es decir, total y absolutamente VIRGENES. ¿Cómo es posible que una persona que no tiene ni la más remota idea de algo, ¡de lo que sea!, pueda atreverse a hablar de eso mismo?. Hay una historia de que un sacerdote muy querido de aquí, que en las pláticas de sexualidad a los numerarios les decía que había posiciones sexuales que eran físicamente imposibles de llevar a cabo, entre ellas (y no quiero herir ninguna suceptibilidad), la llamada "a cuatro patas o de perrito"... ¡bueno!, de verdad que me quedé impactada... ¡¡¡imagínate si el cura llega a ver un libro o un video sobre posturas del kamasutra!!!, de seguro entra en shock y se cae muerto de la impresión.

Otro sacerdote tenía una fijación mental con la sodomía, que rayaba en la obsesión... ¡me da mucha lástima!. Alguien se dedica a contarles a estos señores -los curas-, una fabulosa cantidad de historias irreales y absurdas, y ellos las re- transmiten al pie de la letra aotros que tampoco tienen ninguna idea. Es por eso que existen los grandes traumas sexuales de los miembros. Ven el sexo de la mujer como algo malo y sucio (lo bueno es que si salen, se dan cuenta de que es todo lo contrario), a las mujeres las convencen de que ellas son un miembro pasivo durante el acto, porque si no se comportan como si estuvieran muertas, es decir, sin participar en nada, ni con un gemidito, para no parecer unas perdidas o unas guarras ¡o peor!, UNAS NINFÓMANAS (¡¡¡hazme el favor!!!). Pero ni siquiera éso es lo más malo. Con toda la desinformación a cuestas ponen a los directores, especialmente l@s jóvenes , a dictar normas con l@s supernumerari@s sobre los procederes en el acto sexual... suena a broma, pero todos sabemos que es verdad que el "Dark Side" tiene la costumbre de hacer una especie de ménage à trois, porque siempre se mete en la cama de las parejas de supernumerarios. Es de terror imaginarse a unos esposos queriendo hacerse el amor, pensando todas las directrices que les fueron otorgadas por un/a dire que no tiene la más remota idea de cómo, ni por qué, ni cuando.

El acto, que debería de ser una donación mutua y una muestra de amor sublime, termina pareciendose más a una clase de gimnasia. La mujer debe pensar: me voy a morder los labios para no gritar porque me está gustando mucho, y no lo debo de tocar para nada porque es pecado. El hombre por su parte debe de pensar: me debo de concentrar en sus ojos y dejar de pensar en sus pechos porque me voy a condenar... y así, pasa el tiempo, las parejas opusinas se llenan de hijos, pero de hacer el amor ni hablamos... eso está prohibido, todo se debe de reducir a un acto de procreación... ¡¡¡qué pena, con lo divertido que es el sexo!!!.



Original