La escuela hostelera Dosnon y el Opus Dei

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Comunicación del Padre Jacques Trouslard a los Directores del Centro de Enseñanza Católico, 2 julio 2001


Doy las gracias al Señor Xavier VILLETTE por haberme invitado a dar una corta información sobre la Escuela Hostelera de Dosnon en Couvrelles. En primer lugar, presentaré la desviación sectaria de esta escuela hostelera y en segundo lugar: la desviación sectaria del Opus Dei.


LA DESVIACIÓN SECTARIA DE LA ESCUELA HOSTELERA DOSNON

La información sobre la desviación sectaria de la escuela hostelera Dosnon proviene de dos fuentes:

  • las quejas de familiares o alumnos
  • dos testimonios recientes y contundentes.


1) Las condiciones de vida anormales en la Escuela hostelera de Dosnon.

He aquí los principales reproches formulados contra la Escuela Dosnon, en Couvrelles:

Las condiciones de horarios de trabajo son anormales
trabajo escolar, trabajo manual, trabajo espiritual, conducen a un horario de trabajo excesivo. Las alumnas dicen estar cansadas, reventadas físicamente, algunas se duermen en las clases. “Me paso los fines de semana en mi casa, durmiendo”.
La ruptura con el mundo exterior
la mayoría se sienten secuestradas, separadas del mundo; rechazo del contacto con el exterior bajo pena de reprimendas o de sanción.
La ausencia de libertad
“privadas de libertad”. Espionaje y denuncia: algunas alumnas, muy unidas a Dirección, se encargan de vigilar alumnas y profesoras y dan cuenta de sus observaciones a la directora.
La persecución espiritual
tanto las alumnas como las profesoras son sometidas a una serie de ejercicios espirituales cotidianos. (v. g. por la noche: meditación en la capilla a 21h).
El proselitismo
bajo presiones o condicionamientos, por no decir manipulación mental, algunas serán conducidas al compromiso con el OPUS DEI, sin mantener lazo alguno con sus familias en algunos casos.
La explotación
las alumnas son una mano de obra gratuita al Centro Cultural del OPUS DEI de COUVRELLES durante sus cursos, retiros, seminarios, etc... Asimismo el Opus Dei puede enviar alumnas como empleadas de hogar a casa de miembros del OPUS DEI, tanto a Francia como al extranjero.

En definitiva, lejos de favorecer la verdadera promoción humana, esta escuela hostelera, por sus formas, podría pertenecer más bien, a un centro de adoctrinamiento y de reclutamiento.

Los efectivos escolares son anormalmente débiles para un buen funcionamiento. Ejemplos:

  • 1997-1998: 9 alumnas internas, de las cuales 2 africanas y una española, ninguna pertenecía al departamento de Aisne.
  • 1998-1999: 10 alumnas
  • 1999- 2000: 11 alumnas

El hecho de que se organicen regularmente unas jornadas de “Puertas abiertas” en Couvrelles (23 de noviembre 1997, 8 de marzo de 1998, 10 de mayo de 1998, etc...) o incluso que se haya otorgado algún premio a la Escuela Hostelera Dosnon, como el Premio Montgolfier, (28 de marzo 1999), no deben ocultar la realidad de la vida interna ni de los métodos menos ilustres puestos en práctica en Couvrelles.

Cuando menos, es sorprendente que la Escuela Hostelera “DOSNON” invite a los alcaldes de los municipios de los alrededores a dos jornadas de “Puertas Abiertas”, el 23 de enero y el 2 de abril de 2000, mientras que no hay ninguna joven de estos municipios que frecuente esta escuela.

El carácter ambiguo de esta escuela. La Escuela Hostelera Dosnon se presenta como una Escuela Técnica Privada. Está estrictamente en su derecho. Pero en el Anuario Nacional Oficial de Enseñanza Privada, la escuela Dosnon de Couvrelles no figura en la lista de establecimientos que dependientes de la Enseñanza Privada Católica. Se presenta como Enseñanza privada laica. (Anuario Nacional de Enseñanza Privada 1999, pa.485). (Según el Petit Larousse 2000, el adjetivo laico significa: "relativo a la laicidad, independiente de las organizaciones religiosas, ajeno a la religión, al sentimiento religioso, o también, con respecto a una escuela pública: con obligación de neutralidad en el plano confesional")

Es, pues, sorprendente que en el curso de las Jornadas de “Puertas Abiertas” esté programada la visualización de un documental sobre el Opus Dei “prelatura personal de la Iglesia Católica, a la que son confiadas las actividades de formación cristiana de la Escuela Dosnon y del Centro Internacional de Encuentros de Couvrelles”

Las presentaciones publicitarias de la Escuela varían según los destinatarios: algunas no mencionan el vínculo de pertenencia al Opus Dei; otras indican que el Opus Dei ofrece la posibilidad (¡) de una formación cristiana; finalmente otras hablan de formación cristiana siguiendo las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia Católica, pero sin hablar de Opus Dei.


2) Dos testimonios recientes y contundentes.

En este año 2001, dos sucesos graves se produjeron concerniendo a dos jóvenes de unos treinta años, numerarias auxiliares, miembros del Opus Dei.

Ambas entraron en Couvrelles. Una en 1985, con 14 años y medio de edad. La otra en 1986, con 16 años, únicamente para obtener el Certificado de Aptitud Profesional (CAP) y encontrar un empleo. Progresiva e insidiosamente, fueron llevadas a unirse a la causa del Opus Dei, a contraer votos (pudorosamente llamados compromisos) de castidad, pobreza y obediencia, cuando aún eran menores y a espaldas de su familia.

A principios del 2001, una de ellas, que había roto prácticamente toda relación con su familia, fue a pasar un fin de semana con sus padres. Al encontrarse en un estado físico tan lamentable (pesaba unos cuarenta kilos), bajo el efecto de altas dosis de neurolépticos y calmantes, su madre llamó al médico de familia quien juzgando su estado de muy grave, ordenó que dejase de trabajar y le aconsejó que no volviera a Couvrelles.

Efectivamente allí ella realizaba 11 horas de trabajo al día, aún cuando en la Seguridad Social estaba declarada como asalariada a tiempo parcial y cuando la mutua laboral de Soissons ya le había redactado un certificado de incapacidad parcial.

Entonces, ella decide quedarse en casa de sus padres pero quiere recuperar:

  • sus objetos personales: el Opus Dei quiere venir a su casa para poder hablar cara a cara de su compromiso.
  • El testamento que ella había firmado en el momento de su compromiso: se le responde que está descartado, después le confiesan que lo han roto.
  • Los justificantes bancarios (administrados por el Opus Dei).

Acompañada, la directora del Opus se presentará en el domicilio para dialogar con ella. Aterrorizada, ésta rechazará verlas. El 7 de junio, el médico laboral firmará un certificado de incapacidad total para trabajar.

El segundo caso es más reciente. Mientras que ya no mantenía contacto con la su familia, el lunes 26 de marzo esta numeraria, que ahora tiene treinta años, llama a sus padres: “ estoy cansada, quiero dejarlo todo, voy a coger el tren. Venid a buscarme a la estación de ...” Confiesa a sus padres que “si no hubiera podido contactar con vosotros por teléfono me hubiera lanzado bajo las ruedas de un coche...”

Durante su estancia en familia sería acosada por teléfono por su directora que le ordena volver. Ella vuelve al Opus Dei y escribe una larga carta a sus padres en donde afirma : “He tomado mi decisión yo sola, sin ninguna presión de nadie”.

El viernes 4 de mayo, a las 22’30, llama a sus padres para anunciarles que la envían a Holanda, pero sin dar dirección alguna. Ella había advertido a sus padres durante su breve estancia en su casa “Van a sancionarme enviándome al extranjero”. Tales hechos no son aislados. Son característicos de los métodos, practicas y técnicas sectarias del Opus Dei.


LAS DESVIACIONES SECTARIAS DEL OPUS DEI

1) La declaración del cardenal Hume.

Para responder a las vivas inquietudes de las familias de su diócesis concernientes al Opus Dei, el Cardenal Hume, arzobispo de Westminster publicó el 12 de diciembre de 1981 la siguiente declaración:

  1. Ninguna persona de menos de 18 años debe ser autorizada a pronunciar votos o a tomar compromisos a largo plazo, en relación con el Opus Dei.
  2. Es esencial que los jóvenes que desean entrar en el Opus Dei sean abiertos con sus padres o con sus tutores legales. Si, excepcionalmente, existen razones fundadas para que no se entre en contacto con sus familias, estas razones deben, en cualquier caso, ser debatidas con el Obispo local o con su delegado.
  3. Admitiendo que los que se adhieran al Opus Dei tomen deberes y responsabilidades propias de sus miembros, se debe velar por el respeto a la libertad del individuo. Primero la libertad del individuo a adherirse o a dejar la organización sin que se ejerza presiones indebidas; la libertad, para el individuo, cualquiera que sea la etapa, para elegir su propio director espiritual sea o no miembro del Opus Dei.
  4. Las iniciativas y las actividades del Opus Dei en la diócesis de Westminster deben llevar la clara indicación de que están patrocinadas y dirigidas por él.


2) Diez características sectarias del Opus Dei.

  1. El compromiso de menores de edad a espaldas de su familia, contrayendo votos de castidad, obediencia y pobreza, sin perjuicio de utilizar la mentira, por consejo de su director eclesiástico o de su superior laico, en caso de los padres preguntaran.
  2. El adoctrinamiento es sistemático gracias a un régimen intenso de rezos intensivo, de retiros, de charlas, de lecturas que provienen exclusivamente del Opus Dei y de los escritos del fundador. Por otro lado, esta técnica esta emparentada, mutatis mutandis, con las técnicas cognitivas y coercitivas de la manipulación mental. El procedimiento lleva progresivamente a un aislamiento interior del grupo. Esto se va agravado por la confesión regular de los miembros del Opus Dei, numerarios o supernumerarios, con un sacerdote perteneciente al grupo. Los pertenecientes al Opus Dei se confían regularmente a un director espiritual laico, también miembro del Obra.
  3. La ruptura o el alejamiento de la familia. Es en este dominio donde las quejas son más numerosas. Las familias lamentan no poder ver más a sus hijos. Se sorprenden de que las autorizaciones anuales se reduzcan a algunos días de vacaciones, mientras que en congregaciones religiosas las personas consagradas tienen derecho a más o menos dos semanas en familia y se les permite visitar a sus padres a lo largo del año.
  4. Proselitismo exacerbado. Cada miembro debe reclutar adeptos, intentar influenciar a su amigos. La Obra busca también atraer a niños o jóvenes invitándolos a participar en actividades (culturales, deportivas, etc...) sin precisar, en esta época, que fueran organizadas por el Opus Dei.
  5. Los falsos laicos. El Opus Dei pretende ser una organización laica que comparte plenamente las condiciones de vida “exterior”. Pero estos laicos practican en realidad una disciplina cuya austeridad supera la de las congregaciones contemplativas. Las condiciones de vida que son impuestas a los numerarios los alejan inevitablemente de las condiciones normales de vida laica.
  6. El clericalismo. Los laicos están sujetos al poder del clero. La estructura jerárquica del Opus Dei, en el plano local, regional o internacional, desemboca siembre en la cumbre en el clero. Por precaución verbal, el Opus Dei subraya que los clérigos se reservan el dominio espiritual sin interferir en ninguna materia en el plano temporal. Los miembros, dicen, son libres e independientes en la elección de sus opciones, cuando sin embargo, en realidad, son dirigidos en todos sus hechos y gestos.
  7. La profesionalidad. El Opus dei desarrolla una especie de hipervaloración del trabajo. En teoría, la profesión no debería definir la vida del individuo. Esta exageración plantea interrogantes pues, para la Iglesia católica, la persona humana no es valorada por lo que hace sino por lo que es.
  8. El aspecto financiero. En el departamento de Aisne, donde se encuentra el castillo de Couvrelles, el Opus Dei no ha dudado en “chupar la sangre” abundantemente a los agricultores para construir la escuela hostelera Dosnon y reformar el castillo de Couvrelles. Por su parte, ciertas familias de miembros se sorprendieron de ser requeridas con tanta frecuencia por sus hijos, a los que, por otra parte, rara vez veían. Estalló el escándalo del An-Hyp en el departamento de Aisne (Cf, L’Union: 25 et 27 juillet 1994)
  9. La infiltración. La estrategia del Opus Dei tiene como fin transformar la sociedad intentando penetrar en todos los dominios de la vida económica, social, familiar y cultural. Una delegación del ayuntamiento de Soisson protestó contra una nueva asociación del Opus Dei, creada en Soissons, la Asociación para la Protección de la Familia, la A.P.P.F. que quería “infiltrarse e imponer su programa global” en el Centro social de Chevreux.
  10. El culto al amo: En el Opus Dei se encuentra el dominio de un amo incontestable, temido, venerado, que en otros grupos se llama gurú. Se trata de la extraordinaria devoción al fundador: Monseñor Escrivá de Balaguer. Miembros de la Obra cuelgan en su habitación magníficas fotos del fundador, junto a una modesta imagen de la Virgen y a veces un pequeño crucifijo. A menudo la imagen del fundador es suficiente. Se reza ante él encendiendo una pequeña vela.


En conclusión

Nos podemos preguntar si los hechos aquí relatados no podrían caer bajo el peso de la ley, votada recientemente en Francia, en mayo de 2001, para reforzar la prevención y la represión de los movimientos sectarios que atentan contra los Derechos del Hombre y las libertades fundamentales:

“Se castiga con tres años de prisión y 2.500.000 Francos de multa el abuso fraudulento del estado de ignorancia o de debilidad bien de una persona particularmente vulnerable o de una persona sujeta psicológica o físicamente como resultado de presiones graves o reiteradas o de técnicas dirigidas a alterar su juicio para conducir a esta persona a un acto o a una abstención que le son gravemente perjudiciales”.

“Cuando la infracción es cometida por el dirigente de hecho o de derecho de un grupo que persigue actividades que tienen como finalidad o como efecto crear, mantener o explotar la sujeción psicológica o física de las personas que participan en estas actividades, las penas llegarán a cinco años de prisión ya 5.000.000F de multa”.