La charla o confidencia

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Rocaberti, 26.11.2007


A raíz de las modificaciones sufridas por una institución eclesiástica, consideré qué aspecto debería modificarse de la praxis opusdeiana para que dejara de ser un movimiento sectario, y tuviera una estructuración más humana.

Creo que la charla o confidencia es un elemento perturbador de la libertad y salud mental de los miembros de la Obra. Todos necesitamos orientación y consuelo; pero la raíz de esta práctica está orientada a la manipulación mental o lavado de coco. Son los directores quienes reciben puntual información de todos, a través de las delaciones de los que reciben la charla, a la vez que pueden dictar directrices que lleguen con autoridad.

No creo que ningún sistema legal minimamente respetuoso con la dignidad humana, permitiera que un ciudadano tuviera la obligación de confiar toda su intimidad, bajo la amenaza de tener secretos con el diablo, a un semejante.

La famosa "charla" se presenta como un medio de formación y ayuda, pues no van a decir la verdad, ya que se han acostumbrado a mentir sistemáticamente -para ellos la verdad es lo útil a la Obra, y la mentira, aquello que pudiera perjudicarlos-; sin embargo, tiene como única finalidad mantener la unidad y el control de los miembros de la Obra, lo de ayudarles es secundario.

Si desapareciera la charla como medio de obligado cumplimiento con una persona designada, la dirección espiritual en la Obra, dejaría de ser una burda manipulación, para adquirir un tono más libre y responsable, aunque la estructura perdiera gran parte de su poder, ganaría en dignidad.




Original