La Voluntad Histórica y la Voluntad Legislativa de Dios en el Opus Dei

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Ruta de Aragón, 9.03.2007


La lectura del artículo de EscriBa, “La situación actual del Opus Dei en España”, del día 2 de marzo, y la lectura La técnica sectaria del proselitismo del Opus Dei, de Oráculo, citado dentro del artículo de Escriba, me lleva en primer lugar a agradecerles a ambos sus artículos.

Y en segundo lugar, a hablar de la Voluntad Histórica de Dios y la Voluntad Legislativa de Dios, tema clásico en la teología cristiana, y que es tratado en el Opus Dei con gran destreza intelectual, y con muy poca vergüenza la mayoría de las veces, cuando una situación lo requiere...

Para explicar La Voluntad Legislativa de Dios y la Voluntad Histórica de Dios, voy a poner un ejemplo; el ejemplo de una persona que padezca una enfermedad, aunque se puede aplicar y se aplica a muchos problemas y situaciones de la vida.

Si una persona se pone enferma, respecto a la enfermedad de esa persona, Dios tiene dos Voluntades: una legislativa y otra histórica dicen los teólogos. La Voluntad legislativa de Dios sobre esa enfermedad es que el enfermo ponga todos los medios para curarse: ir al medico, tomar las medicinas, cuidarse, o incluso tener que someterse a una intervención quirúrgica. Y La Voluntad Histórica de Dios sobre esa enfermedad, será que esa persona acabe curándose o no curándose, o incluso que acabe muriendo por esa enfermedad, y tanto que viva o muera será La Voluntad Histórica de Dios para esa persona ante esa enfermedad.

Así vemos, que ante una enfermedad, es Voluntad de Dios que nos cuidemos y es Voluntad de Dios que acabemos curándonos o muriéndonos.

Este argumento o razonamiento de teología de Las dos Voluntades de Dios lo aplica el Opus Dei a troche y moche, muchas veces de forma inconsciente, juntando el tocino con la velocidad y siguiendo a rajatabla la máxima de que a quien san Pedro se la dé, San Pablo se la bendiga.

Y así de repente se decreta una explosión apostólica en el Opus Dei y dicen vamos a por las 500 vocaciones en un ataque de paranoia, que vuelve paranoicos a muchos “putillos” del Opus Dei; y acaba la campaña y luego hay otra ocurrencia paranoide y así sucesivamente en el Opus Dei, y uno ve a los que están arriba de la pirámide del Opus Dei, paranoia tras paranoia y tan frescos, como si tal cosa, y además les da la risa fácil ante las paranoias de la gente de a pie.

Y uno se dice: y estos que mandan y dirigen el Opus Dei ¿por qué no han acabado paranoicos? Y te explican lo de la Voluntad Histórica y Legislativa de Dios, y comprendes porque la primera batalla del Opus Dei es la formación; pero que se ve que es solo para algunos la formación por Voluntad Histórica de Dios, para otros es Voluntad Histórica de Dios y mas conveniente que vivan en una continua paranoia ignorante es mas productiva y hace mas santo que es de lo que se trata en La voluntad histórica del Opus Dei.

Lo de las 500 vocaciones, o lo de los dos pitajes al año a todo miembro del Opus Dei, o lo de la perseverancia o no en la vocación; o que seas numerario, agregado o supernumerario o cooperador o arrimado al Opus Dei acaba siendo Voluntad Histórica de Dios; o que Don Álvaro del Portillo te rellene el bolsillo; o que la gente vaya haciendo la cabra por montañas y barrancos y acabe despeñándose, o que se conduzca temerariamente para llegar antes al cielo; todo esto y cientos de cosas mas en el Opus Dei hay que explicarlo e interpretarlo con las claves de La Voluntad Histórica de Dios y Voluntad Legislativa de Dios.

La Voluntad legislativa de Dios es que reces y te mortifiques y hables con gente para que piten 500 o que reces para que te piten 2, o que reces para perseverar y acabará siendo lo que Dios quiera; o que reces y trabajes, para pedirle a Don Álvaro del Portillo a toda hora que te rellene el bolsillo. O para hacer cosas imprudentemente creyendo que no pasa nada pues estamos en una Obra de Dios y ya se sabe que es voluntad legislativa de Dios que la gente del Opus Dei cometa imprudencias de todo tipo, ya que La Voluntad Histórica de Dios es arreglarlas haciendo todo tipo de milagros.

Y la Voluntad Histórica de Dios es que no pite nadie, o piten 10 o 20 o los 500 no hay por que tener respetos humanos. O que perseveres o no perseveres en la vocación. Y que Don Álvaro del Portillo te rellene o no el bolsillo o solo te lo rellene un poco o a medias. O que te despeñes o no por un barranco o que te estampes o no con el coche.

Y cuando te explican todo esto de la Voluntad Histórica y Legislativa de Dios a lo Opus Dei, comprendes que algunos del Opus Dei se estén riendo todo el día, ante las penas y amarguras de la gente de la Prelatura de a pie, o las risas ante la penas, de los que han sido del Opus Dei, y a los que Don Álvaro del Portillo no rellena el bolsillo. Y desde ese día, ya no sabes si la gente del Opus Dei se ríe por el voto de alegría o porque le han explicado lo de las dos Voluntades de Dios, y le parece una idea maravillosa y la mar de graciosa; y comprendes que con el Opus Dei no hay quien se aclare por mucho que muevas el caldo del Opus Dei con la cuchara; y lo acabas achacando a la Voluntad Histórica de Dios que ha querido que la gente no se aclare con el Opus Dei, y te ríes por no llorar, y no sabes si te estas riendo porque estas viviendo el voto de alegría o por la Voluntad Histórica de Dios que quería desde toda la eternidad que ante esa situación te rieras. O la Voluntad Histórica de Dios durante toda la eternidad es que no supieras realmente por que te estas riendo.

Y después de todo esto comprendes que la Voluntad Histórica de Dios es que los Centros de Estudios del Opus Dei estén casi vacíos.

Y se vuelve a confirmar que entre todos del Opus Dei no sabemos ni el 3%. Y de la Voluntad Histórica y Legislativa de Dios ni el 1%. Y así están de vacíos los Colegios Mayores del Opus Dei por Voluntad Histórica de Dios, aunque no se quiera reconocer en el Opus Dei en estos casos la Voluntad Histórica de Dios.

Que Dios os cuide.



Original