La Formación Profesional en el Opus Dei

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Salypimienta, 19.12.2008


Desde hace algún tiempo, me está dando vueltas por la cabeza el tema de la preparación profesional de los de 'casa'. Se insiste mucho en éste tema porque "supuestamente" el estudio es una norma del Plan de Vida. Aquí lo singular es que eso del estudio, es muy subjetivo (como todo lo que pasa dentro de la institución). Desde que estás en edad para elegir la Carrera Universitaria que has de seguir, la Obra pretende guiarte con mano de hierro en tu vida profesional. He conocido a miembros que pensaban estudiar una cosa, y sus dires. Les convencieron de estudiar otra completamente diferente...

Hay dos carreras en el Opus Dei que se ven con un recelo infinito: Medicina y Filosofía. En cuanto se enteran de que vas a seguir alguna de éstas, el acoso se intensifica hasta límites insospechados, ¿cómo podría ser diferente?, en una tienes que estudiar el cuerpo, y en la otra estudias el pensamiento, que son los dos temas prohibidos dentro de la Prelatura.

Yo estudié Filosofía, y eso que entré a la Universidad antes de ser supernumeraria -pero era chica de San Rafael-, y desde que se enteraron de que yo había decidido estudiar tal cosa, no me dejaron en paz ni un minuto. Primero trataron de convencerme de que yo no tenía vocación de Filósofa, que me veían cara de Pedagoga por que me gustan mucho los niños pequeños. Es cierto que me gustan mucho los críos, y de hecho mi vida profesional se desarrolla en la docencia, ¡pero a mi no me daba la gana de estudiar Pedagogía!. La elección de Universidad fue otro tema difícil, ellas pensaban que yo debía estudiar en la Universidad Panamericana -Opus-, y a mi no me gustó ni su plan de estudios, ni sus catedráticos ni nada. Tuve que contarles toda una novela para estudiar en donde yo quería que es una prestigiada universidad privada y católica, de 'los de siempre', fue todo un drama, pero terminé saliendome con la mía. Lo peor de todo fueron los cinco años de estudios. Tuve que hacer esfuerzos casi sobrehumanos para no suspender ninguna materia, y todo gracias a que tenía prohibido leer la mayoría de los libros que debía estudiar. Hoy estoy convencida de que leer a Nietzsche, a Kant o a Spinoza NO me hubiesen apartado de la fe - bién lo dijo ya Naranjasrosas- pero en ese entonces yo era muy ingenua y obedecía ciegamente las instrucciones de mi directora, el resultado ha sido que considero que soy una filósofa pésimamente preparada por la cantidad de lagunas que tengo en mi formación.

En cuanto a la carrera de Medicina, se por casos muy cercanos que las cosas no son más fáciles. En primer lugar hay especialidades que están completamente vedadas. Se de un numerario (que es una magnífica persona) que se quejaba amargamente de que había pasado una cantidad increíble de años estudiando para ser un buen médico igual que su padre, y que justamente el día en que obtuvo el título profesional, su 'madre guapa' le puso encargos dentro de la Prelatura que le impidieron ejercer la profesión, y no paraba de lamentarse de que después de invertir tanto tiempo estudiando para sanar personas, se sentía incapaz de recetar una aspirina por que nunca había tenido la oportunidad de ser realmente un médico. También se que en la Facultad de Medicina de la U.P., las prácticas de disección de cadaveres se hace de manera singular. Los varones hacen sus prácticas separados de las mujeres, y los hombres hacen disecciones únicamente con cuerpos de varones, y las mujeres con cuerpos de hembras, me imagino que ha de ser para no tener pensamientos pecaminosos con el cuerpo todo cortado de un pobre cadaver.

Así las cosas, uno comprende el por qué de tanto ingenuo dentro del Opus Dei, no te dejan crecer de ninguna manera, ni tan siquiera en lo profesional. Creo que el prestigio del que gozan los miembros dentro del mundo laboral, no se debe a la excelencia de su preparación cultural, sino que más bién se debe a que son empleados extraordinariamente obedientes y simples por que así han sido educados. Además siempre es más fácil manejar a una persona con poco criterio, que a una que se atreva a romper esquemas.

Otra vez queda demostrado, que dentro del Opus Dei todas las normas se cumplen dentro de parámetros sumamente estrechos. ¡Eso si!, creen que por obedecer, el Espiritu Santo les dará el don de la Ciencia Infusa para llenar los huecos que quedan por no leer lo que se debía y por no investigar los que se necesitaba.



Original