La 'pista' del supermercado

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Nachof, 3.12.2007


En todos los domicilios particulares, todos los que viven siempre han pasado por uno u otro motivo por el supermercado o por el hipermercado para solucionar algún problema que afecta a todos. Pero el Opus Dei es diferente. Lo/as numerario/as dicen que viven en medio del mundo, pero no es así. Hasta en eso se distinguen de los demás ciudadanos, sus supuestamente iguales.

Hace tiempo, encontré en un supermercado cercano a mi domicilio en Madrid a un hombre que conocía como numerario del Opus Dei, pero también como periodista. Estaba haciendo la compra de algunos alimentos. No me parecía normal que una persona con la entrega de numerario estuviera haciendo la compra, como se dice en esta ciudad. A la salida del local, le pregunté por esta circunstancia y me confirmó lo que sospechaba: ya no pertenecía a la Obra.

Para mí, el hecho de que Enrique (así se llama), un numerario, estuviera haciendo la compra en el supermercado era una pista de que había pasado a formar parte de la larga lista de los ex, que ya somos muchos. No se las circunstancias si fue invitado a irse o la abandonó por propia voluntad. En cualquier caso, para los que están dentro nosotros somos como unos “muertos vivientes” que, para la mayor parte de los fieles de la prelatura, ya no existimos.

Desde que abandoné mi condición de agregado del Opus Dei hace nueve años. No había vuelto a hablar con alguien que aún sigue dentro. En este caso, era alguien que fue mi amigo dentro y ahora lo sigue siendo. Pues bien, aproveché mis largos paseos diarios para llamarle por teléfono y dar juntos un paseo hasta un hipermercado cercano a su residencia.

Ya se me había olvidado el hecho del ex numerario Enrique en el supermercado. El paseo con mi amigo confirmó que los numerarios no conocen el funcionamiento de un hipermercado. Una vez que había comprado un producto alimenticio me preguntó qué había que hacer a continuación. Le tuve que explicar que había que pasar por caja y pagar. Me dio mucha pena de él. No estaba en el mundo, aunque dentro se diga que se santifican en medio del mundo.

Dentro del Opus Dei, se suele decir que sus miembros son contemplativos en medio del mundo. Incluso se llega a decir que “las monjas contemplativas son las que mejor comprenden nuestra entrega”. Efectivamente, algunas monjas contemplativas son “cooperadoras” de la Obra, rezan por ella. Coinciden en que tanto numerarios/as como estas religiosas no acuden al hiper o supermercado: Para aquellos lo hace ya lo hace la llamada administración de los centros. Ellas, sin embargo, están asistidas por otra monja encargada de esos menesteres.

Todo ello me lleva a una conclusión. Los numerario/as del Opus Dei dicen que viven en medio del mundo, pero en realidad viven en una burbuja. Comparan a la Obra con una familia. No lo es.



Original