Ir a por lana y salir trasquilado

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Dionisio, 7.11.2008


Querida mcarmen:

Supongo que el colegio Los Tilos es una obra corporativa de la prelatura del Opus Dei o, por lo menos, uno de esos colegios que ellos manipulan más o menos desde la sombra. No en vano están en el lado oscuro de la fuerza (perdona, pero es que soy un fanático de la Guerra de las Galaxias.) Yo no soy madre, pero soy padre, que se le aproxima un poco, no conozco bien Madrid, soy de Barcelona, no tengo idea de cómo está el barrio de San Blas, pero creo que entiendo bastante “cómo está hoy la vida.”

No te voy a decir si debes llevar o no a tu hija a Los Tilos. Solo te voy a decir, desde mi experiencia como numerario durante casi treinta años, de los cuales no pocos estuve mezclado con los colegios del lado oscuro, que esos colegios no se han diseñado para que niñas como tu hija aprendan a sobrevivir en el turbulento ambiente de la vida moderna. Están diseñados para conseguir "vocaciones" para el opus. Todo lo demás es palabrería. Créeme que lo sé muy bien, igual que muchos otros de los aquí presentes. Para las demás niñas lo mejor que les quedará será una cierta piedad concretada en algunas devociones, la principal de todas, por supuesto, a san Chema. Por lo demás, la formación que les dará el colegio será lo más parecida a un invernadero o a una burbuja esterilizada. Algunos pueden creer que eso es bueno para proteger a las criaturas. Yo digo que proteger está bien, pero aislar o alienar, no lo está. Ya sabes lo que pasa cuando a uno le sacan del invernadero o de la burbuja. El resultado es que muchos exalumnos (en femenino también) de colegios del lado oscuro, viven de hecho en el polo opuesto a lo que les han intentado enseñar.

Recuerdo que cuando aún estaba allá dentro, un día tuve una conversación con un cura que estaba encargado de un colegio femenino (no recuerdo el nombre) anexo a Xaloc (colegio del opus), en las afueras de Barcelona. Este pobre cura estaba muy desanimado. No pitaba casi ninguna. En la conversación me confesó que a la mitad de las alumnas las daba por perdidas. Con eso no quería decir que las daba por perdidas para que pitaran, sino para que estuvieran dentro de los requisitos mínimos (libertinaje sexual, aborto, divorcios, toxicomanía, comunistas, etcétera) para llamarse cristianas. Respecto a la otra mitad, su mayor aspiración es que fueran unas madres de familia razonables (misa algunos domingos, uno o dos hijos, no divorcio, etcétera) muy lejos del ideal de supernumeraria. Probablemente, el pobre cura estaba un poco deprimido y exageraba. No lo sé. Solo transmito lo que me dijo, con lo cual no me siento muy animado a matricular a mi hija en ese colegio.

Ya se que la imagen que vende el opus es la contraria. Son muy buenos vendiendo imagen. Mi opinión es que ese tipo de colegios no son una vacuna o una defensa contra los peligros que una sociedad amoral representa para nuestros hijos y para nosotros mismos. Si tu decides lo contrario, no te olvides del refrán con el que titulo este escrito. Ya se que muchos otros colegios no son mejores, pero al menos no te venden la idea de que ellos van a proteger a tus hijos. En mi opinión, lo mejor es que los padres estemos muy pendientes de los hijos, pues no hay colegio que pueda garantizar la proteccion de tus criaturas de los peligros mundanos.



Original