Hallan muerto a un banquero vinculado al escándalo financiero de Parmalat

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Fuente: Clarin (en español); La Repubblica (en italiano)


Gianmario Roveraro había desaparecido el 5 de julio pasado y su cuerpo fue encontrado anoche debajo de un puente en Parma. Era miembro del Opus Dei. Dos días después de su desaparición llamó a su familia para pedirle que hiciera una transferencia de un millón de euros.


Un nuevo escándalo conmueve a Italia. El banquero Gianmario Roveraro, desaparecido el 5 de julio pasado e implicado en la quiebra de Parmalat, el gigante de la alimentación, fue encontrado muerto debajo de un puente en Parma, al norte del país.

Tenía 70 años y era miembro de la organización católica conservadora Opus Dei. Justamente desapareció misteriosamente la noche en que volvía a su casa después de participar en una reunión de esa institución en Milán.

Dos días después de su desaparición telefoneó a su esposa y luego a su secretaria para pedirles que efectuaran una transferencia de un millón de euros para, según les dijo, "cerrar un asunto en Austria".

Roveraro se vio envuelto en uno de los mayores escándalos financieros europeos con la quiebra de Parmalat, que dejó un déficit de 14.000 millones de euros. La fiscalía de Parma, donde se encuentra la sede de la empresa alimenticia, lo acusaba de "asociación de malhechores con fines de bancarrota fraudulenta".

El vocero de la Prelatura, Giuseppe Corigliano, aseguró que "este luto golpea de cerca al Opus Dei". "Gianmario en este momento no sufre más y está recibiendo el premio de lo que era, una persona inteligente, generosa y gentil. Estamos todos cerca de la familia. Para nosotros era uno de los hijos de San Josemaría Escrivá", agregó.