Estadísticas: ¿importan en el Opus Dei?

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Yoha, 20 de octubre de 2004


Aunque les sigo todas las semanas, hace rato que no me animaba a escribir y ya me hacían falta. Muy impresionado con las últimas aportaciones de Amapola, María Cristina, etc.… no hay duda de que sus confidencias ayudarán a muchas personas.

Bueno, voy a compartir con ustedes una "tontería" que se me metió hacer desde hace mucho tiempo y bueno, al menos es un primer intento; con mi mentalidad matemática, obviamente me encanta manejar datos y como dicen por ahí, "los números hablan". Me refiero a la creación de una base de datos de las personas que fuimos del Opus Dei en mi país; esto con el fin de obtener así algunos datos estadísticos interesantes...

Para hacer esto, el primer limitante es el hecho de que en el Opus Dei se repite aquella frase famosa de que "no nos interesan las estadísticas"; el secretismo de las personas que se van es a rajatabla y por otro lado, obviamente no puedo ir más atrás ni más adelante de lo que fue mi permanencia física en el ambiente Opus. Pero repito es una "tontería" mía y quiero compartirla como un primer intento.


El estudio se limita únicamente a los miembros varones numerarios y agregados.

No voy a decir el país, ni los centros específicos; me limitaré a utilizar el mismo sistema de escritura institucionalizado del Opus Dei: nombre completo y primera letra del apellido (en mi caso por discreción hacia la persona que fue; en el caso del Opus, porque "nadie" es indispensable, o será "¿por ser desechables?")

Aunque tampoco entraré en el detalle del nivel al que llegaron las personas -aspirante, admisión, oblación o fidelidad- a la hora de marcharse; sí tengo los años de permanencia de las mismas y sí puedo afirmar -porque fui testigo presencial- que las personas que mencionaré "pitaron" y posteriormente "despitaron", "se fueron", "perdieron la vocación", "no tenían vocación", "no era lo suyo", "ya no son más de Casa", etc., etc., etc. en el período comprendido entre 1979 y el año 2004. Obviamente al ser mi salida en el año 2000, he recurrido a varios "colaboradores ex" para que actualizaran la base de datos hasta este año 2004. Posiblemente tendré algunos errores, pero serán los mínimos. Empecemos por los que somos ex:

Ex Numerarios: William A; hermanos Daniel B y Gastón B; hermanos Carlos C y Eduardo C; Ricardo A; Mauricio O; José A. De; Claudio Ch; Carlos A; Rodolfo M; Ricardo Tr.; Alberto G; José Antonio Ar; hermanos Gilberto V, Luis V y Eduardo V; Jorge H; Ricardo P; Ludwig S; Bethman H; José Ernesto B; Ramón R; José C; Maynor A; José F. I; Luis R. R; Jorge S; Andrés C; Alfonso R; Javier E; Rodrigo C; Arturo R; hermanos Rodrigo A y Mauricio A; Ricardo T; Giancarlo P; Daniel B; Juan J. N; Ricardo B; Carlos L. E; Ricardo H; Federico Ll; Luis Felipe A; Esteban G; Fernando T; Warner N; Álvaro Q; Rubén Z; Alejandro A; Sergio A; Víctor H. R; José M. O; José G. C; Álvaro C.

TOTAL: mínimo 55 Ex numerarios.


Ex Agregados: Sergio M; Rodolfo V; Johannes K; Rouge F; Luis M; Randall B; Jorge E; Francisco S; Carlos A. S; Salomón R; Manuel Ch; Luis M.

TOTAL: mínimo 12 Ex agregados.


Para poder comparar, debo tomar en cuenta los que continúan adentro de la institución:

Numerarios: Fernando F; Adolfo M; Jorge M. C; Joaquín T; Daniel C; Germán C; Diego C; Esteban Ch; hermanos Bernal C y Roy C; José A; Félix G; Oscar M. M; Sergio D; José S; Jorge P; José A. S; Luis B; Luis Fdo. R; José D. H; Manuel H; José J. Ch.

TOTAL: 22 numerarios


Agregados: Douglas A; Carlos M. A.

TOTAL: 2 agregados

Sacerdotes numerarios: Don Luis J. De; Don Carlos U; Don Carlos R; Don Néstor M; Don Abelardo R; Don Mauricio R; Don Hernán Ch; Don Ricardo A.

TOTAL: 8 Sacerdotes


Obviamente las estadísticas son claras; de un total de 99 miembros entre numerarios y agregados -y en el período comprendido entre 1979 y el 2004- alrededor del 70% se han ido. Cabe hacer notar que en el caso de la labor con agregados este porcentaje es aún más alarmante, llegando a casi un 90% de deserción.

Consideremos una situación hipotética con estos números: con 22 numerarios y alrededor de 8 sacerdotes la labor en mi país se "sostiene"; es decir con unos 30 miembros. Si asumimos que esta situación es una "fotografía" actual del Opus Dei en esta región o país, se explica muy bien el por qué de la famosa frase "Meta: 100 numerarios al año en la región". De 100 que piten, 70 se irán y quedarán 30… y la labor continúa….

¿Qué quiero concluir con estos números?... que en el Opus Dei "alguien" hace y lleva estadísticas… y ¡muy bien hechas!; el objetivo es muy claro: se trata de mantener la maquinaria funcionando, no importando el número de vidas que se "gasten". Y esa realidad es precisamente la que duele más; pensar que muchos de nosotros fuimos una estadística más… Yo pienso que la vocación sí existe y que habrá gente "diseñada" para esto -como dicen por ahí, hay gente para todo- pero de ahí a "plantear" la vocación a muchachos jóvenes sin conciencia de a lo que van y mucho menos, mano de obra para llenar unas estadísticas, es algo imperdonable.

Finalmente, bajo pena de pecar de ingenuo, quisiera sugerirles a los que llevan la labor de mi país, dos cosas:

Primero: que le pongan cuidado a la labor de agregados -algo no funciona- o la vocación de agregado tiene un defecto de fondo, o hay descuido por parte de los directores; o ambas cosas.

Segundo: que, por favor, no utilicen a la gente como números. Esas metas tan "descarnadas" de 100 vocaciones al año, fundadas en quién sabe qué cosas, es una barbaridad y clama al cielo. Aquí no se trata de "llenar" con gente y luego, de que se le acaba "la vida útil", se desecha y vendrá otro… No, es mucho lo que vale una vida para permitir que suceda esto.


Original