Está cambiando el Opus Dei?

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Casper, 23 de marzo de 2009


La cosa esta muy clara, el Opus Dei esta cambiando, pero ¿Por que? pues la cosa regresa otra vez a lo Sobrenatural y no a lo humano. En el Opus Dei se han dado cuenta o mejor dicho se están dando cuenta que han tocado techo ya hace algún tiempo y que las cosas ya no pueden ir peor.

  1. Faltan vocaciones: La famosa frase de que por cinco numerarios tendían que pitar cinco agregado y por cada agregado otros cinco supernumerarios se ha quedado reducida a reza para que pite algún numerario, el tema de los agregados ya mejor olvidarse y los supernumerarios cada vez son menos.
  2. El famoso elitismo del comienzo con mucho notario, mucho abogado, mucho arquitecto, mucho medico y mucho militar... Se esta viendo reducido, todos estos ya no buscan nada porque nada les ofrecen, solo quieren disfrutar de la vida y de la vida con sus familias, dejando de lado al Opus Dei.
  3. Lo que antes era silencio, cuando alguien se marchaba ahora ya no lo puede ser, estamos en la época de las nuevas tecnologías y una numeraria/-o, agregado/-a o super que se marcha dice o cuenta el porqué en esta web. Web por cierto muy leída por gente de casa y que por cierto abre mas los ojos a los de dentro que, poco a poco, van viendo su realidad en la de otros y se marchan y a los de fuera que ya no entran...
  4. Todo esto unificado, lleva a otros problemas mayores, la falta de recursos. El Opus Dei estaba organizado como una máquina de hacer dinero pero al mismo tiempo de gastarlo. Cada obra nueva requiere mucha inversión, cada centro requiere mucha inversión por las zonas en las que se instalan y ese dinero no esta llegando si a todo esto sumamos que los capitales de las S.A que gestiona los patrimonios inmobiliarios se han visto muy mermados por la crisis, la situación numérica es cada vez mas compleja. Ante la falta de recursos lo que siempre fueron déficits, ahora han de pasar a ser rentables o cerrarse. Una obra corporativa que no se ponga a hacer su plan de viabilidad a corto plazo corre el riesgo de cerrarse y un centro de San Rafael por poner un ejemplo que no alcance los objetivos pude pasar a ser un apeadero con gente que se desplaza para atenderlo, es mas rentable que mantenerlo abierto y ante la falta de recursos humanos y materiales mas productivo.
  5. Luego están los colegios, que si bien es cierto no son del Opus Dei, también es muy cierto que no dan lo que ofrece, es como la venta de botes de aire. Ofrecen calidad y formación y salvo muy honrosas excepciones son auténticos centros sin sentido, no hay ideología, están llenos de gente que lo único que quiere es que aprueben a sus hijos con las mejores notas posibles (total van a las privadas) y la formación religiosa cada vez importa menos o a los chicos ya ni les importa (botellon, novia con derecho a roce, algún porrito que otro...) vamos que ya no es lo que intentaron ser en su día y nunca consiguieron.
  6. Lo que era una entidad laical, se esta viendo obligada a ser sacerdotal. Con esa estúpida idea de ir a donde nos mande el Papa. El Opus Dei según palabras de su fundador nuca fue una orden religiosa, pues con tanto cura y tan poco numerario a ver a ver que yo no me aclaro y ya no se cual es el sentido.
  7. Lo rancio, algunos centros ante la falta de numerarios se han convertido en sitios rancios, con olor a cerrado a humedad, con mucho parasito que pide que tu hagas apostolado mientras ellos no hacen nada y si lo hacen es para fastidiar la labor de otros, son gente que se creen con poder, con derechos porque como en este centro ya llevo 15 años a mi el nuevo director este recién llegado no me da ordenes y para desmoralizarle suelen ir catalogándole de inútil, porque los listos son ellos, del que se ríen por su lentitud o por su empanamiento... sin darse cuenta que su orgullo y su soberbia los esta llevando a que nadie quiera hacer la charla con ellos y si la hacen mienten mas que hablan o que den círculos en los que la preparación del mismo es tan penosa que duermen y digo literalmente duermen a la concurrencia.
  8. Todos estos puntos anteriores esta llevando al Opus Dei a cambiar o a morir y para ello han comenzado a dirigir los seminarios diocesanos, dar formación dicen es lo suyo y de paso si vemos algún sacerdote que tiene ímpetu, ideas lo llevamos a nuestro terreno la Sociedad de la Santa Cruz y de esos nuevos sacerdotes saldrán luego nuevos obispos y así podremos seguir teniendo poder... No se han dado cuenta aun que los sacerdotes se forman y una vez formados se van a su parroquia y la manejan como Dios les da a entender pero no como el profesor del Seminario les ha dicho o quisiera... pero eso ya se vera con el tiempo.
  9. Igualmente los numerarios y numerarias entran y salen a su libre voluntad de los centros, gastan el dinero viviendo en la pobreza; ya se permite que casi todos los numerarios de un centro tengan coche o se compren en ese vivir la pobreza móviles de 300 euros, o puedan ir a comprar ropa con sus padres (supongo para ahorrar y que pague mama con su visa) y ya no se lee la correspondencia eso si, se revisa que tipo de correspondencia entra...
  10. Ya se esta consiguiendo la apretura al pueblo general, esta visto que el de la clase media alta no quiere saber nada. El problema que veo va a ser el choque de identidades... pero ya se encargara la providencia de solucionar eso..., ya se han abierto a las nuevas tecnologías todos los centros de San Rafael tienen web, todos los numerarios tiene Facebook y algunos tuenti entre otros sistemas similares, por no decir que todas las casas suelen tener wifi, con lo cual eso de un ordenador en un sitio único ha pasado ya a que cada numerario en su habitación pueda tener internet en su portátil o en su Móvil, sin control, cuanta modernidad Dios mío, cuanta modernidad y como se vive la pobreza, con que cariño, ...

El problema real es que aun quedan directores que ante lo que consideran anormal y es que les digan las cosas a la cara en vez de por detrás que es lo normal en el Opus Dei, se empeñan en decirte idioteces y en encerrarse en el bunker de los mas duros sin darse cuenta que eso es la muerte del centro y la de el mismo porque llevará a una casi desaparición de pitajes. Que me digan en que centro pequeño ciudades de 90000 habitantes pitan de forma natural mas de dos personas al año y de esa dos cuantas perduran en la vocación... Esta claro pues, que o se cambian las cosas o no hay nada que hacer y es la muerte segura a muy corto plazo, sin crecimiento no hay vida.

El problema fundamental en todo esto es muy claro; ante la falta de numerarios, no hay, falla la estructura dirigente y sin cabeza no se puede dirigir nada. Los que estén dentro pueden analizar con cuidado en la oración y solo desde allí que todo son ordenes y contraordenes, y lo que hoy era haz mañana es no hagas y lo que hoy era este es una gran esperanza mañana es apartarle de todo, esto lleva a dudar hasta al mas crédulo de la institución, añadamos a esto que de las bases solo un 10% creen en donde están un 20% están mas o menos y el resto están por compromiso, por comodidad y porque viene a ser como apuntarse a un club de Polo, en el que pago una cuota minima (las grandes aportaciones han desaparecido casi por completo y los sablazos son ya imposibles, han perdido el poder y sino puedo sacar nada no voy a dar nada).


¿Qué queda?

Ante esta situación de descabezamiento, de falta de vocaciones, de un líder carismático están apareciendo los reinos de taifas, reinos que se revelan contra las delegaciones a sabiendas que no van a poder hacer nada contra ellos. Cada uno hace e interpreta el Opus Dei como el quiere. Por eso en unos centros se vive mas libre y en otros se vive como en un convento del siglo XV. No es que cambiase nada, simplemente que hay gente mas liberal y gente mas arcaica. El problema en si es que todo esto lleva a la organización a desintegrarse a dividirse y en perder la famosa obediencia a la cabeza ¿cabeza de quien, del director, del Padre...? ¿de quien?, ante esta falta de formas de control y por supuesto de cabezas enérgicas la cosa va perdiendo fuerza, es como una pastilla efervescente que al principio suelta mucha sustancia activa, hasta que al final es como un conjunto de resto en una sustancia que ni tan siquiera precipitan sino que quedan unidos en enlaces sobre el liquido en el que han sido diluidos.


¿Cuanto aguantara la organización así?

Eso es algo que la Providencia nos ira diciendo pero la situación es muy pero que muy complicada, y pese a que traten de ocultarlo la cosa ya no es como era.

Un ejemplo mas para terminar:

Cuando uno dejaba la obra, bien porque los directores no te veían (algunos son cortos de vista a parte de un poco...) te invitaban a irte y que no molestases mas ahora no, te vas y te invitan a pasar a supernumerario, eso si en otro centro (¿tan mal están las cosas?) por otro lado si eras supernumeario y te vas tu o te invitan a irte te ofrecen quedar de cooperador... ¿será que necesitan tu mini aportación o que tan mal van las cosas?

Esto no es un invento, es algo que esta sucediendo y esto es otro punto de ruptura, quieran verlo o no... las cosas son o no son y no se puede ser una cosa cinco años y pasar a ser otra, esto no es ahora eres Capitán pero como las cosas no son como quieres que sean o no nos gusta como lo haces pues nada, creemos que tu vocación ahora es de marinero raso, pero se piensan que la gente es tonta, o se lo quieren creer.

La otra opción es mas maliciosa por mi parte, quieren hacer esto para que los que nos vamos o nos invitan a irnos no seamos malos y larguemos todo lo que sabemos en esta web u otras similares, porque si que les preocupa esta web y quien escribe en ella, es mas intentan por todos los medios saber quienes participan...



Original