El problema de los 'viejos'

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Satélite, 3.11.2008


Gran problema actual: los mayores o viejos son un quebradero de cabeza. No saben qué hacer con ellos. Es gente que se ha dejado la vida en la opus pero, ¡claro, no tienen el secreto de la eterna juventud! tienen todos los achaques y enfermedades propias de su edad. Hacen muy difícil la vida de familia o si no que alguien se imagine a su abuelo o bisabuelo junto a otros abuelos o bisabuelos de sus amigos, en una tertulia como uno más cuando llega de invitado el delegado de san Rafael o de san Gabriel. No sólo son monotemáticos, han perdido reflejos, no se valen por sí mismos, no oyen bien, no ven bien, les cuesta subir escaleras, no llegan a tiempo al WC para hacer sus necesidades, su higiene es lógico que deje mucho que desear, etc.

Ahora se plantean tener residencias para estos mayores a modo de residencias de ancianos. Decía el señor Escrivá que los enfermos son el tesoro de la obra. Ja y JA!.

Están recopilando numerarios más o menos jóvenes (de 40 años en adelante) para que se ocupen de los mayores. Las características o el “perfil” es:

  1. que no ganen mucho dinero. Si trabajan fuera y tienen un buen sueldo, que sigan ahí porque lo primero es lo primero.
  2. o que trabajen en labores tipo colegios de Fomento: no son unos grandes apasionados de su profesión. Nadie ni él pensarán que el mundo ha perdido a un procer de la inteligencia, y
  3. que sean dúctiles y maleables o sea gente sin carácter y “adocenados” para que les pueda pedir lo que sea porque ellos van a decir siempre que OK.

Alguien escribió el otro día porque estaba triste viviendo en un piso y no en un centro; él no lo verá así pero es una gracia divina inmerecida con la que no contaba. Mira majo, con los años te vas haciendo una propia vida, te vas olvidando de ellos y ellos se van olvidando de ti. Seguro que un día les dices que te vas a casar y te preguntarán: ¿ah! pero tú eres numerario? ¿ah! pero no estabas casado y tenías hijos?. Y un consejo: vete ahorrando dinero y no lo entregues, mira por tu futuro porque a ellos ni les vas ni les vienes. Si tienes dos dedos de frente mándales a paseo porque ellos ya te han mandado a ti. Y a vivir que son dos días.



Original