El miedo a la verdad en el Opus

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Atomito, 17.12.2007


Queria contar una anecdota que me paso en mi ultimo curso anual, que creo ilustra bien la mentalidad del Opus respecto a las verdades que no convienen.

Llevaba yo varios meses con enormes problemas de fe, habian muchas cosas de la doctrina catolica que me parecian contradictorias o directamente absurdas. Pero con el trajin de los problemas diarios, el tema de la fe lo fui postergando para el curso anual, en el que tendria mas tiempo para pensar, estudiar, y resolver las contradicciones. Asi que llegue a las clases de teologia con toda la energia y con la idea de meterme a fondo y resolver mis dudas. La mayoria de la gente iba a los cursos anuales con la idea de desenchufarse y descansar, de modo que en las clases habia una especie de modorra y abulia general, esperando que llegara la hora de deporte.

Les planteaba entonces yo a los profesores las cosas que me parecian contradictorias. Doy un ejemplo: en una materia llamada "Teologia fundamental" (o Teodicea) el profesor hablaba de los argumentos que prueban que la Teologia catolica era la verdadera (ya que hay otras teologias de otros grupos, que son distintas). No pretendian ser pruebas en el sentido matematico de que demuestren completamente un teorema, pero de alguna manera mostraban por que la teologia catolica era "la buena". Uno de los argumentos era la vida ejemplar de tantos santos y martires que hubieron en la Iglesia. Yo plantee entonces: "Cuando alguien critica a la iglesia, y da como argumento las obras malas cometidas por sus miembros, en la obra siempre damos el argumento de que las malas obras son obras de los individuos, no de la Iglesia. Como podemos ahora decir que las buenas obras de los individuos son obras de la Iglesia? O que las buenas obras de los individuos pueden probar algo, cuando las malas no prueban nada?"

La gente se despertaba de la modorra y se ponia a discutir, habian muchos que eran inteligentes y tenian sentido comun, y reclamaban una respuesta coherente del profesor. El profesor quedaba en general mal parado, pues en un caso como este, no podia dar marcha atras diciendo "Es verdad, este argumento no sirve, vamos a tener que corregir texto del curso", pero tampoco era capaz de decir nada con un minimo de rigor academico, que resolviera la evidente contradiccion.

Como se imaginan ustedes que termino esta historia? Los que conocen bien al opus ya deben haber adivinado: correccion fraterna. Lo que me dijeron fue: "No hagas el tipo de preguntas que haces en clase. Tus preguntas nos crean dudas".

Yo di varios años clases de matematica a chicos de secundaria. Y cuando alguien cuestionaba algo que yo habia dicho, o alguna cuenta en el pizarron, a mi me daba una alegria. Sobre todo si lo que el estudiante decia estaba bien, y lo que yo habia dicho o escrito estaba mal. Porque significa que el alumno esta atendiendo, esta razonando y esta en condiciones de ver la logica (o la falta de logica) de lo que estoy explicando. Y si a los demas los hace pensar y cuestionarse, me parece fantastico. Es la manera de progresar en el conocimiento. Pero el numerario que me hizo la correccion fraterna era de los que no les interesa pensar, sino de los que prefieren que le den todo digerido y resuelto. Y esa es la mentalidad que hay que tener para salir adelante en el Opus.

Por eso cuando leo terminos como "apostolado de la inteligencia" me dan ganas de reirme. Para que quiere el opus gente inteligente? si pensar es pecado, o por lo menos, es de mal espiritu.




Original