El hoy y el ahora del Opus Dei: esto empieza ya a ser muy grave

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Terpsicore, 24 de agosto de 2005


Alguno o alguna escribía en la web hace poco que trae noticias frescas puesto que se ha salido hace apenas pocos meses. Bien, pues yo he salido hace escasas semanas y también traigo noticias frescas. Las voces que nos llegaban acerca de los centros que se están cerrando en España en estos últimos 4 años es algo que no había pasado nunca jamás. Es una auténtica novedad que se lleva con la máxima discreción. Nos hemos ido enterando en comentarios que se le escapaban a alguien en la excursión del curso anual o en tertulias piratas durante el curso de retiro. Lo de la situación preocupante de los centros de estudios y lo vacíos que están, lo he oído varias veces este año incluso por boca del cura en meditaciones del centro. Pero eso no es lo peor.

Lo peor lo vamos a ver en los próximos 5 o 10 años, cuando ya casi no queden profesor@s para los colegios ni monitor@s para los clubes por debajo de los 40 y 50 años de edad. Ahora mismo, en 2005, en España, casi el 100% de l@s numerari@s y agregad@s que pitan vienen de familias de supernumerarios y/o de colegios de la obra, en la mayoría de los casos de ambos a la vez. Sé que en la sección de varones, un número cada vez más importante de los profes numerarios viven en una residencia aneja al colegio, igual que los frailes de los antiguos colegios religiosos. Ya me contaréis qué tipo de gente pretenden atraer para que se hagan numerarios y numerarias si el modelo en el que esos chicos y chicas reflejarán su vida son unos pocos "hermanos-profesores" tristes y unos envejecidos monitores de club. De hecho, eso ya se empieza a notar en el tipo de gente que, a cuenta gotas, llega hoy en día a los cada vez más vacíos centros de estudios.

Sólo han pasado unos años desde que has dejado el centro de estudios y te das cuenta de que ya no te puedes reconocer en absoluto ante esa gente que llega ahora, buena y santa, sí, pero en muchos casos (o de lo contrario despitan en pocos meses) presentan un carácter y formas cada vez más alejadas del ideal de hace años de "gente de la calle, con garra e ilusión por el mundo". Obviamente, una vez se desmorone lo de los colegios y clubes, que ya se está desmoronando, lo demás se precipitará en cadena. Sin numerarios y agregados para enviar a Roma a ordenarse, por tanto con cada vez menos curas para atender a los supernumerarios, éstos volverán a la confesión en las parroquias, y los pastores no del opus van a traer, de nuevo, aire fresco a sus conciencias.

Ya hoy, en 2005, os puedo asegurar por experiencia directa que, en muchos centros con labor exterior, el cura no da a basto para las confesiones y dirección de la gente de casa. Un ejemplo paradigmático de lo que digo es Neska, la supernumeraria que va a Taizé a hacer oración, siendo así que Taizé fue en su momento fundada por un "enemigo de Dios", como Escrivá denominaba a los protestantes, en las primeras ediciones de Camino. Cuando eso ocurra a nivel generalizado, será el final. Fijaos bien: Neska nos cuenta que prefiere no enviar a sus hijos a un colegio de la obra. Nos lo dice ella misma. Y creo que de verdad que es sincera, pues conozco a muchos casos de ahora mismo, en España, que piensan igual que ella, lo reconozcan abiertamente o no, que cuando tienen hijos lo acaban mostrando con los hechos, enviandolos a colegios sin relación con la obra y aduciendo cualquier tipo de excusa cuando se les dice que es mejor que lleven a sus hijos e hijas a colegios corporativos.

Creo que el colapso de la obra no consistirá en algo sonado y épico, con un enemigo externo, como lo que le pasó a San José de Calasanz o a los Templarios. No. Pienso que será algo mucho más cutre, languideciente y depresivo. Creo que Dios se ha hartado ya de que tanta gente que lo hemos dejado todo por él sigamos siendo machacados por una panda de arrogantes y soberbios hipócritas. Dios tiene paciencia, pero no va a seguir consintiendo por mucho tiempo que una panda de poderosos machaquen de esta manera a los que hemos sido -y todavía somos- sus hijos predilectos. Creo que se ha vuelto la tortilla: Dios se está fijando en los pequeños mientras a los poderosos los confunde y deja sin nada.

Otra noticia fresca que traigo -aunque por lo que leo ya lo sabe todo el mundo en esta web- es lo nerviosos que están todos en las altas esferas de la obra. Eso lo sé de fuentes directísimas. Nos leyeron hace pocos meses las notas de una tertulia "interna" con el prelado que tuvo lugar en el norte de España. El prelado nos advertía (y para que veáis que no he perdido las costumbres: "nada de lo que viene a continuación es textual, por supuesto") que hay que ir con muchísimo cuidado con meterse en internet sin consultar, y añadía "y no me refiero sólo a pornografía, hijos míos, ya me entendéis a qué me refiero". Vaya que si le entendimos: como que me da la impresión que en esa tertulia estaba más de la mitad de la gente enganchada a opuslibros. Pero ¿qué esperaban?. Si la única manera de enterarte de lo que pasa en la organización en la que has dejado toda tu existencia es justamente esta web. No veis que nos estamos muriendo de sed de conocer la verdad y sed de cariño. ¿Es que no lo entendeis, mandamases del opus?. Necesitamos la verdad, necesitamos la confianza, necesitamos que nos quieran.

L@s valientes que habeis montado este "Show" de opuslibros le habéis clavado a Goliat una buena piedra en la frente. Goliat se tambalea ahora, y no tardará en caer de bruces ante vuestros pies. Y eso será porque Dios lo permitirá, porque así esa gente dejará de oprimir, robar y mentir en su nombre, mucha gente dejará de sufrir innecesariamente. Y cuando eso suceda, a pesar del mal que han cometido, yo iré a ayudarles y recogerles -y sé que la mayoría de los que participáis también-: no les deseo ni mucho menos que "mueran revolcándose en su propia inmundicia", como nos deseaba hace pocos días una "maternal" lectora.

L@s orejas me perdonarán que me permita un poco de misticismo: para mí, lo más agradable de Opuslibros es que no tiene vocación universal, no tiene vocación de eternidad, sencillamente no tiene vocación. No hay ninguna obsesión de si va a durar por siempre o de si, cuando acabe su función, va a desaparecer, de si va a crecer en lectores y visitas o va a decrecer. No hay un CL (consejo local) de opuslibros para consultar las cosas. Toda la web es algo que fluye y se alimenta de la fuerza que hemos recibido tod@s a l@s que esta iniciativa nos ha salvado de la depresión y desesperación más absolutas. Insisto, MAS ABSOLUTAS. Yo, al menos, hablo por mi. Y para mí, esa fuerza de la web se basa en dos cosas de las que el Opus Dei carece hoy en día: En la Verdad, y en el Amor. En sacar la verdad a relucir, aunque sea jodida, y en que amemos en la medida de nuestras posibilidades a toda esa gente que ha sufrido y sufre como nosotros. Y justamente, Dios siempre está en la verdad y el amor. En la mentira, la soberbia y el desprecio está "el otro" que ya sabemos, al que irónicamente los de la cosa apelan siempre para asustarnos sin saber que, en realidad, le hacen el juego.



Original