El consialiario del Opus Dei, confundido con un obispo

From Opus Dei info
Jump to navigation Jump to search

Por Nachof, 4.01.2008


El día 30, se celebró en Madrid una gran concentración de gente católica en contra de la política familiar del actual del Gobierno socialista y en defensa de los valores tradicionales del catolicismo en lo que se refiere a esta institución. No he estado ella, pues me encuentro pasando una temporada en las islas Canarias, pero he seguido el acto a través de los distintos medios de comunicación.

No entro ni salgo en lo sucedido en ese día. Observando la foto publicada en la página 34 del diario "El País", para mí se ha producido un hecho muy llamativo: el consiliario del Opus Dei (los de la prelatura le llaman vicario regional), monseñor Ramón Herrando y Prat de la Riba aparece completamente solo en la tribuna episcopal, mientras los obispos españoles le ignoran completamente. Las demás personas --incluidos los obispos-- hablan animadamente entre ellos, mientras el máximo responsable de la Obra en España aparece con cara de aburrido, sin que nadie le haga el menor caso.


Mani.jpg

Foto El País/EFE en la edición impresa del 31-12-2007


Como era una tribuna episcopal, todos los obispos vestían de gala, con sotana negra y botones color fucsia, como corresponde a la dignidad eclesiástica de las personas. Y los responsables de cada diócesis llevaban el solideo que corresponde a su condición de sucesor de San Pedro. Como monseñor Ramón Herrando y Prat de la Riba no es obispo, no llevaba solideo. ¡Vaya humillación! Eso sí, quien no conociera el mundo eclesiástico, pensaría que el consiliario era el obispo de alguna diócesis española. Pero tampoco es obispo auxiliar y tampoco le han nombrado titular de una diócesis extinguida. Eso sí, vestía fajín, sotana y botones color fucsia. En la fotografía algunos obispos aparecen poniéndose o quitándose el solideo.

Los que durante cerca de treinta y tres años hemos hecho información de la Conferencia Episcopal sabemos que era frecuente que en las asambleas plenarias del Episcopado español que apareciera un sacerdote que hablaba poco con los periodistas y que saludaba amablemente a los obispos que entraban y salían del aula de la asamblea plenaria. Ese mismo sacerdote del Opus Dei luego llevaba a almorzar a la sede de la Obra en España (Calle Diego de León, 14) a algunos de los obispos participantes en la magna reunión episcopal española.

Cuando escribo algo en una web de internet, como es http://www.religiondigital.com, y revelo algunos de los detalles de la vida interna de la institución del Santo Marqués de Peralta, alguno de sus furibundos seguidores del Opus Dei me replica que ellos forman parte de la Iglesia y que como tales hay que tratarles. Ya lo tenéis. Vuestro consiliario está en la tribuna episcopal de la manifestación del 30 de diciembre, pero nadie le hace caso y el se aburre muchísimo. Igual es que estaba rezando.

Puede que monseñor Ramón Herrando y Prat de la Riba representara al prelado del Opus Dei, monseñor Javier Echevarría Rodríguez, en tan magna concentración. Éste último sí que es titular de una diócesis extinguida. Pero desde luego en la tribuna episcopal no se encontraba ninguno de los otros vicarios de diócesis españolas. San Josemaría Escrivá de Balaguer y Albás solía decir que papas había conocido unos cuantos; a cardenales, muchos; y a obispos, un número muy grande, pero que a fundadores del Opus Dei, solo había conocido a uno, que era él. En la tribuna episcopal de la manifestación, solo existía un vicario regional, el del Opus Dei. Eso sí, vestido con galones de monseñor y haciéndose confundir con los obispos. ¡Qué fuerte!

La fotografía que publica el diario "El País" demuestra cómo el hombre, en este caso el consiliario del Opus Dei, monseñor Ramón Herrando y Prat de la Riba, puede estar solo en medio de la multitud. En este caso, en medio de la tribuna de los obispos. Anda que no presumen los de la prelatura de ser queridos por casi todos los obispos. Pues esta foto no lo demuestra. Lo peor que se puede hacer a una persona es ignorarle.

Hasta hace muy poco tiempo, monseñor Ramón Herrando y Prat de la Riba no tenía el título de monseñor. Igual lo ha estrenado con esta manifestación. Hace pocos años se publicó una lista de cerca de cuarenta sacerdotes del Opus Dei a los que la Santa Sede les había concedido el título de monseñor. El no estaba porque no llevaba suficientes años de sacerdote para tener esta distinción. Lo de la manifestación --estar en la tribuna de los obispos españoles-- ha sido una de las glorias de su vida, porque en lo profesional no se le conoce ninguna profesión, como no sea la de ser burócrata de la Obra. Y pensar que el Opus Dei dice que hay que santificarse en el trabajo, santificar a los demás con el trabajo y santificarse en el trabajo...



Original