De Aportaciones, Donaciones y Dinero

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Salypimienta, 24.09.2008


Con la serenidad que da poner las cosas en perspectiva, quisiera comentar sobre algunos temas que en México -por lo menos- están en el candelero. Espero que alguien quiera aportar más datos.

Hace aproximadamente un año -o quizá un poco más- cada grupo de supernumerari@s y cooperadores recibió la buena noticia de parte de la delegación que a partir de ése momento, las aportaciones se podrían hacer con cargo automático a la tarjeta de crédito. Todo era cuestión de llenar un papel y firmarlo, ¡y a olvidarte cada mes de hacer la aportación!, se iba a cobrar directamente de tu tarjeta de crédito y ya.

En mi grupo tuvo una magnífica acogida la idea, excepto en una que otra que pensamos que no era tan buena idea. Yo no quise, por la sencilla razón de que me pareció un poco fuera de lugar, además, habiéndo tenido experiencias previas de cómo las dire., de vez en cuando "se cobran a lo chino", no me iba a arriesgar a que me fueran a cargar a la tarjeta 'donativos extraordinarios'.

Dos muy malas experiencias tuve con estos asuntos y quedé escarmentada. La primera fue que un día me pidieron saliéndo del circulo, que si podía pasar a pagar la cuenta de luz del centro al que estaba adscrita, porque había comentado que tenía prisa por ir a pagar la de mi casa. Vaya sorpresa que me llevé, cuando abrí el sobre del dinero que me habían dado, y faltaba más de la mitad del saldo. Creyéndo que fue en error de la secretaria, puse de mi bolsa lo que me faltaba y llevé el recibo pagado al centro. Le comenté a la secretaria lo del dinero que había tenido que poner de mi propia bolsa, y me dijo con toda la desfachatez del mundo, que ¡Dios estaba muy satisfecho conmigo por mi generosidad! . Casi me muero de la impresión, porque yo contaba con ese dinero, para cubrir otros gastos de mi familia. La segunda vez que me timaron (por que eso es un timo) fue cuando me habló una de las del consejo local para pedirme que comprara un pastel grande en la pastelería que había junto a mi casa (deliciosa pero carísima), por que le iban a celebrar su cumpleaños a no se quien y además iban a ir a comer unas de la dele. Yo le comenté que en ese momento no tenía dinero y me contestó que por favor lo firmara con la tarjeta de crédito y que cuando entregara el pastel -en México pastel es torta- me iban a bonificar su precio, y todavía me pidió el pastel más caro. Cuando llegué a entregarlo, salió una a recogerlo pero sin dinero ni nada, me informó que nadie podía salir a atenderme porque ya estaban sentadas a la mesa y hasta hoy, sigo esperando la bonificación. A estas estafas en mi país se le llama "cobrarse a lo chino"

Conociéndo el estilo de cobrar donativos involuntarios, me negué en redondo a la aportación mediante tarjeta, excusándome como pude. Dije que mi marido manejaba las cuentas y que no me interesaba que se enterara de lo que yo daba de aportación y se quedaron muy tranquilas. Según tengo entendido , en mi país, para poder hacer un cobro automático a la T.C., debe de existir un contrato comercial. En tal caso, el 'cobrador' debe entregar un recibo al tarjetahabiente con los impuestos desglosados. También se pueden hacer donativos a instituciones de beneficencia con cargo automático, pero hasta donde sé, la institución beneficiada, debe entregar un recibo con deducible de impuestos. En los dos casos, la institución cobradora tiene que declarar cada ingreso a la Secretaría de Hacienda casi automáticamente, lo que no me explico es ¿cómo el opusdei va a justificar estos cargos?, por que es casi imposible esconderlos bajo tierra. Y otra pregunta ¿algun@ de los tarjetahabientes han recibido algún tipo de comprobante de parte de la institución?


Otro es el caso del Nuevo Villa Tevere a la Mexicana.

Hace algunos años, no recuerdo cuántos, los "genios directores" como bién les llama Al Chile, tuvieron la brillante idea de conseguir unos terrenos -obviamente donados-, para construir la Clínica Universitaria y mudar algunas de las facultades de la Universidad Panamericana, puesto que siempre ha habido graves enfrentamientos con los vecinos de Mixcoac (que es el barrio donde se encuentra el campus universitario). Este enfrentamiento se ha dado porque a pesar de que Mixcoac es zona residencial, la universidad ha adquirido diversos inmuebles que tienen el uso de suelo para casa-habitación, no para instituciones educativas, ni para oficinas-. Por medio de las gestiones del entonces rector de la universidad (un supernumerario muy de casa, de mucha confianza y con siglos de pertenecer a la obra) consiguió unos terrenos en un fraccionamiento en Santa Fe, que es hoy por hoy una de las zonas más elitistas y con alta plusvalía en México. Como los terrenos se ecuentran dentro de un fraccionamiento residencial, fue imposible construir facultades, clínica y cualquier cosa que no fuese una casa-habitación. Como nadie iba a devolver los terrenos donados, a algún "genio-director" se le ocurrió que se podría construir la Sede Regional del opusdei y poner la asesoría, la vicaría, las administraciones y todo lo que considerasen conveniente en el mismo predio, claro, para facilitar el trabajo de unas y otros y que se encontrasen mas cerca. Actualmente la asesoría se encuentra a tres calles de distancia de la vicaría. Se pusieron manos a la obra y se hizo un diseño extraorinariamente lujoso en cuanto a construcción, terminados, tecnología, etc. Se produjo una magnífica presentación audiovisual para pasarla ante cada supernumerari@, cooperador/a, benefactor/a, etc., con el fin de recibir todo el apoyo que sea necesario para su realización que está presupuestada en muchísimos millones (no nos han dicho el monto exacto), de pesos. Además, se tiene previsto que la obra -de construcción- esté terminada en muy poco tiempo por que los permisos de construcción tienen vencimiento.

Una más del opus dei , primero 'nosotros' y que los demás se queden con un palmo de narices. Si Jesucristo nació en un humilde pesebre, dentro de una cueva, y nunca en su vida vivió como un rico; si una de las Bienaventuranzas habla específicamente de la pobreza; si el opus dei pregona a los cuatro vientos de ser una familia numerosa y pobre ¿a qué viene tanta excentricidad y derroche?. ¿Por que no invertir en vardaderas Obras de Dios?, como podrían serlo escuelas rurales o comedores y clínicas gratuitos, no sé, cualquier cosa que pueda aliviarle sus miserias a los que verdaderamente sufren. ¿No será que el opus dei es en el fondo operis diaboli?, por que tanta falsedad y tanta vanidad no dan buena espina.



Original