Caridad en el Opus Dei?

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Casper, 7 de septiembre de 2009


Desde que llegue al Opus Dei pude ver con asombro que te tratan con una enorme familiaridad, que te tratan como si fueses de la casa de toda la vida y por supuesto que saben de ti hasta que talla de calzoncillos usas.

Es verdad que ese trato no se da en otros lados, que ese trato de familia no se da en otras organizaciones y que te hacen sentir cómodo... pero una vez que ya estas cómodo, que ya estas familiarizado con las costumbres y que te sientes uno mas, comienzan los primeros problemas...


1º La persona con la que haces la charla (aqui podemos clasificarlos de tres maneras)

a) El que pasa de todo y es un simple tramite
b) El que ni te escucha y te tiene preparado su plan de vida para que tu lo cumplas
c) El que te quiere ayudar pero no sabe muy bien como, pero en el fondo ayuda.

Si tropiezas con los apartados a y c puedes seguir en la Obra para toda la vida pero en el momento que tropieces con el B (supongo que será la b de burro) aquí van a saltar chispas en especial si tienes carácter.

¿Por qué? pues porque el tipo de persona B, es una persona sin espíritu, sin vida ni interior ni exterior que solo es una fachada falta de vida y que pretende arreglarlo todo con una sonrisa.

Poco a poco te va acusando de falta de caridad, se orgullo, que la pureza hay que vivirla mejor, que no vas bien vestido, que la barba de tres o cuatro días deja mucho que decir de ti... que esos vaqueros ajustados... que si tal que si cual... y tu poco a poco vas haciendo algún cambio en tu vida...

Un día, por lo que sea te das cuenta que en la charla se mezclan churras con merinas y que algo que has contado en confesión llega al director (eso se puede comprobar contando algo al "cura" y esperando que la bomba caiga el Consejo Local. Ese día, tu no eres dócil, tu no eres digno... y otra vez a cambiar... pero en esta ocasión un cambio diferente al primero...

Claro lo primero es obediencia, lo primero es hacer cabeza con el director y con tus hermanos (ya sabes son tus hermanos aun que ni te hablen ni te miren por los pasillos, pero tu has de ser humilde y acercarte a ellos y eso si hacer muchas correcciones fraternas que ellos ven pero no tiene huevos a hacerlas"


Cuestión de carácter

Aqui haremos tres clasificaciones:

a) Los de caracter fuerte
b) Los que son como los camaleones y se adaptan
c) Los blanditos o casi sin caracter o espíritu

Si eres del grupo B, estarás toda tu vida en el Opus Dei, dado que dirás lo que quieren oír y escuchar y por otro lado harás lo que quieres. (lo que ellos llaman "unidad de vida" jajajajaj) pero con mucho riesgo de entrar en el grupo de los depresivos...

Si eres del grupo A, chico la jodiste o como se diga... porque harás lo que veas en conciencia, porque actuaras siempre haciendo lo que veas en la oración y tu cuerpo te pida... pero ojo entonces eres soberbio, eres un orgulloso y por supuesto no haces cabeza, dado que la tuya tiene mas luces que la del director y claro eso no puede ser... Pero como tu eres o intentas ser dócil como te piden vas cambiando hasta que un día se te inflan los órganos reproductores y le dices al director que se (aquí pon tu lo que quieras) y que tu estas hasta las narices y que te marchas...

Si eres del grupo C, eso si que es peligros porque por tu falta de fuerza y dinámica estarás toda tu vida dentro del Opus Dei, vivirás la vida de otra persona y por supuesto terminaras en la cuarta planta de la Clínica Universitaria de Navarra. Eso si, esa falta de capacidad para decir NO, puede acabar por llevarte a ser director de un Centro, así que imagina como puedes hacerlo de bien... en especial cuando has de lidiar con gente del grupo A y del grupo B.

Si a estos dos apartados vistos, los agitamos dentro de una coctelera obtenemos un Opus Dei con varias unidades de vida que no con convergentes sino divergentes y por lo tanto nos sale una organización en la que cada uno hace lo que quiere, como quiere y como le place... eso si, en el nombre de un Padre que ya casi nadie respeta por ser un tipo del grupo B es decir camaleonico (por eso llego a donde llego)

Alguno o alguna que lea esto estará diciendo: esto es imposible porque las Delegaciones velan porque esto no ocurra... de eso hablaremos en otro capitulo...

Pero como veis mis queridos lectores y lectoras, en el Opus Dei hay de todo menos libertad, y ¿caridad? Imposible dado que primero son los objetivos como si de una empresa que vende seguros se tratase, y si no los cumples uffff si no los cumples igual te ponen a pegar sellos en una delegación como mejor parte que como peor te ponen a dar clases en Fomento, aunque ni te guste ni sirvas para la enseñanza... o por lo menos lo que se entiende por libertad de la persona... dado que si hablásemos de libertad de organización aquí podríamos hacer un tratado psico-filosofico para un doctorado que dejaremos para otro día.



Original