Camino 999. Cuando el Opus Dei ataca a una editorial pequeña

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Ana Azanza, 30.12.2008


Aquí podéis leer una entrevista al editor demandado por el opus en Francia, por haber publicado una novela negra, "Camino 999", inspirada en el caso Matesa y que el opus estima denigrante. Pero curiosamente en la demanda, ya desestimada en primera instancia, no citan pasajes en los que apoyarse.
Me parece llamativo que el opus francés haya justificado el no perseguir en justicia a Veronique Duborgel por su testimonio, en parte por ser una "oveja perdida", (el portavoz opus ha usado esta expresión evangélica), en parte porque es una persona que ha sufrido (dicho por una de las numerarias directoras en ese país, Beatrice de la Coste) y en parte porque el editor del libro de la ex supernumeraria es un pez gordo (Albin Michel) más difícil de asustar que la modesta editorial "Après la lune" que ha sacado la premiada novela "Camino 999".
El 22 de enero se hará pública la sentencia.

CUANDO EL OPUS DEI ATACA A UNA EDITORIAL PEQUEÑA

El opus dei ataca desde 2007 a una joven casa editorial, “Aprés la lune”, a propósito de una novela policíaca, “Camino 999”, de Catherine Fradier, una de las mejores plumas actuales del género (Gran premio de literatura policíaca y Premio “Sang d’Encre” 2006)...

El título de la novela hace referencia a la guía escrita por monseñor Escrivá de Balaguer, el fundador del Opus Dei, compuesto por 999 máximas espirituales. La novela que recibió el Premio Polar SCNF y el Premio Polar “Derrière les murs”, pone en escena las relaciones turbulentas del poder y del dinero en el seno de la organización religiosa y tiene como fondo una investigación criminal.

Entrevistador: François Belloir.


El opus dei estima que ha sido difamado por la integridad de la novela y pide que la autora y el editor, Jean-Jacques Reboux sean condenados solidariamente a 30.000 euros de daños y perjuicios. En noviembre de 2007 la 17 sala correccional del TGI de París desestimó la demanda y la organización recurrió la decisión. La vista se celebró el 4 de diciembre pasado en el tribunal de apelación de París. La causa ha quedado vista para sentencia el 22 de enero de 2009. En materia de libertad de expresión, las intenciones del Opus Dei son de geometría variable, prefieren atacar a los pequeños que a los grandes (“Da Vinci Code”), al trabajo de ficción de una escritora que al testimonio abrumador de una ex miembro (“En el infierno del Opus Dei”, Véronique Duborgel). Con este proceso se pone en peligro la libertad de expresión y de creación literaria. La amenaza si sentara precedente podría afectar a todos los escritores. Golias ha mantenido una entrevista con Jean Jacques Reboux, editor.

GOLIAS: Alexandre Varaut abogado de la prelatura, considera que la novela es difamante desde la primera hasta la última página pero no cita ni un solo párrafo ni da un ejemplo de los hechos por los que se acusa. ¿Qué piensa usted?

Jean-Jacques Reboux: ¡Es absurdo y sobre todo incoherente! Incluso para un ensayo, según tengo entendido, no se persigue nunca una obra en su totalidad sino que se citan párrafos. Por esta aberración la sala 17 ha desestimado la demanda en primera instancia. El abogado Varaut se instaló en esta posición en el recurso. Ha abandonado la expresión “ficción periodística” para hablar de “algo que pretende ser una novela”. Nuestro abogado, señor Pierrot, insistió en el hecho de que “Camino 999” es una novela, nada más que una novela. Por tanto una ficción. Y no un ensayo que busque denigrar al Opus Dei. La incapacidad de la otra parte para citar pasajes difamatorios lo dice todo…


Golias: A principios de 2008 el Opus Dei fue puesto en cuestión por una ex miembro que testimonia en un libro “En el infierno del Opus Dei”. La Obra de Dios no inició persecución contra la autora ni su editor, Albin Michel, ¿cómo explica el caso?

JJR: Creo que hay dos razones. La primera que el Opus Dei comunicó inmediatamente que no se ensaña con una “oveja perdida”, ya que Véronique había sido supernumeraria del Opus. Pero esta forma de tranquilizar la propia conciencia invocando la caridad cristiana no debe engañarnos: si el Opus Dei hubiera perseguido a esta mujer, esto habría suscitado un verdadero debate de fondo sobre algunas “prácticas” denunciadas por la autora, sobre un estado de ánimo, cosa que no les interesa. La segunda razón y para mí, la que vale, es que su libro lo editó Albin Michel, por tanto una editorial potente, lo mismo que “Da Vinci Code” fue publicado por un editor del grupo Hachette.


Golias: Dan Brown el autor de “Da Vinci code” iba más por el lado de una explotación mística del Opus Dei. ¿No era esto bastante más molesto para la prelatura?

-No he leído “Da Vinci Code”, pero sí me parece que el libro de Dan Brown daba donde hacía daño, en todo caso utilizaba más los dogmas fundamentales del Opus Dei, mientras que Catherine Fradier se limita a tomar los elementos de un caso que todo el mundo pudo leer en el periódico, es decir totalmente incontestable, probado (el asunto Matesa, escándalo político financiero de los años 70), pero lo habría podido construir alrededor de cualquier otra organización, religiosa o de otro tipo.


GOLIAS: para escribir cada una de sus novelas Catherine Fradier efectúa un gran trabajo de investigación y de análisis. ¿Cómo está viviendo este segundo proceso?

-Bastante mal. Como cualquier novelista que se ve difamado. Una novela es algo que se lleva, antes, durante y después de escribirlo. Conozco a Catherine desde hace quince años, es la cuarta novela que le publico, sé que es una novelista de gran integridad, sinceridad y sensibilidad. Intenté resumir este dilema en un texto el año pasado, “La novela, último espacio de libertad”, publicado entonces por la revista “Témoignage chrétien”.