Agregados - Rocaberti

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Rocaberti, 21.08.2006


Hace pocos días, me encontré con un amigo que había sido agregado como yo, y esto me llevó a pensar en el papel de estos personajes en la Obra.

Si la Obra tiene su origen en Dios y don José María fue un trasmisor fiel de la palabra divina, la he pringado, y pido disculpas a quien deba hacerse, pero el haber creido esto me llevó a hacer el tonto mucho tiempo, y con la experiencia que tuve en veinte años, pienso que no fue así, sino que nació de su mente y todo el Opus Dei no es otra cosa que una proyección de la personalidad de don José María. Este es mi punto de vista, y os aseguro que no deseo molestar a nadie con mi interpretación.

Este planteamiento me lleva a considerar que en general los agregados son los miembros del Opus Dei más "pringaos", ya que no tienen las ventajas de los numerarios y sí todas sus limitaciones. Justificaré un poco mi punto de vista:

  1. Constituyen una seguna clase en la Obra con relación a los numerarios, ya que estos han sido considerados más selectos, listos y guapos, y están llamados, como los romanos en la Eneida, a gobernar al resto del rebaño. Algunos numerarios tienen frente a los agregados un complejo de superioridad que de forma sutil los situa por encima. Generalmente si hay un enfrentamiento entre un numerio y un agregado, el primero tiene las de ganar. Es de justicia manifestar que hay numerios que se sienten otros iguales. Yo he tenido grandes amigos entre algunos de ellos. Hay agregados a quienes le va lo de ser segundones y tienen una cierta mentalidad servil que a la Obra ya le va bien para sus intereses.
  2. Nadie los cuida, si no es su familia de sangre, que por razones generacionales, en muchos casos necesitarán su ayuda, y como para sus hermanos serán los solterones, les caerá a ellos el marrón. Creo que es una extorsión lo que hace la Obra con ellos, ya que por un poco de formación que se limita a que sigan lo que está escrito y hagan una cuantas normas de piedad, se queda con su dinero y los tiene controlados como a los numerarios. Si un agregado no tiene buenos ingresos, tiene que arreglarselas por su cuenta. Hay casos patéticos, pero a los directores esto no les quita el sueño. Siempre me sorprendió el lujo con que vivían en las delegaciones y no digamos el fundador, que ternía habitaciones especiales en todas las casas de relieve, iba con buenos coches y un equipo de sirvientas para todo lo que necesitara, y estas vidas oscuras de gente que tenía que fregarse los platos cada día, hacerse la cama y limpiar se casa, si no tenían que cuidar a slguno de sus padres enfermo, que era ya la "matá". En las meditaciones se hablaba de la vida heroica del fundador y la verdad era de risa porque yo siempre vi que vivió como un millonario, cuando le llegó el dinero, y nunca se preocupó por estas situaciones de gente que lo pasaba mal, por haberse metido en el berenjenal de la Obra.
  3. En su trabajo profesional lo mejor que puede hacer un agregado es no meterse nunca a trabajar en una obra corporativa o similar, ya que con ello pierde su independencia y está supeditado a la Obra por la olla. Tengo un amigo, vicerrector de una universidad importante que dice: no metas la polla donde tienes la olla. Parece una vulgaridad, pero tiene mucho sentido, ya que debe irse con cuidado de no poner en perligro la olla, y un agregado en estas condiciones, según mi parecer la ha pringado". He visto agregados trabajando de profesores en una obra corporativa, en una sección nocturna para obreros, que al cerrarse esta sección y no ser lo suficiente guapos o elegantes para dar clase a los niños ricos, los han puesto de conserjes del colegio, o los han echado a la puta calle, sin darles un duro. Si esta es la voluntad de Dios, no tego deseos de tener ningún trato con él.

Hay aspectos positivos. Conozco agregados que han triunfado en la vida social, ecónomica, académica, a quienes la Obra respeta y trata con primor; pero como siempre a los que tienen se les dará, y a los que no tienen, incluso lo que tengan, se les quitará.

Creo que por mis escritos se puede ver que no me gusta la forma de operar de la Obra, siempre calculando el beneficio y sin importarle el sufrimiento que pueda ocasionar el encasquetarle a gente sin muchas luces una vocación que se sacan de la manga los consejos locales, y que los otros se creen que procede de Dios, ¡Son unos especialistas en mentir y tomar el pelo a la gente!



Original