Actitudes Monjiles

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Al Chile, 27.10.2008


Así llamaba el difunto Padre José Luis Masot a hechos como los que relata Salypimienta en su colaboración del pasado 22 de octubre. Comentaba con frecuencia que comúnmente se encontraba con supernumerarias a las que sus directoras les aconsejaban que no comulgaran el día en que tuvieran relaciones sexuales. El Padre Masot decía que eran resabios que seguramente habrían aprendido esas directoras en las escuelas de monjas donde estudiaron. Seguramente no se equivocaba.

El Padre Masot solía contar chistes en las tertulias muy, pero muy subidos de tono colorado. Nadie le decía nada. Todos disfrutaban. Un día yo conté uno de sus chistes, muchos se rieron como locos pero terminando la tertulia esos mismos risueños me buscaron para hacerme algunas correcciones que ni siquiera consultaron. Me defendí diciendo que en ese mismo lugar lo contó el Padre José Luis. No sirvió de nada...

Don José Luis decía que él nunca hacía referencia a la parábola de la multiplicación de los panes y los peces pues hubo un sacerdote que en el sermón, durante la misa en un centro, comentó varias veces, tranquilamente y desde luego sin darse cuenta, de la "multiplicación de los panes y los penes". Desde aquel día, nos dijo, ya nunca pudo decir bien esa parábola por lo que mejor la borro de su predicación.

En la opus es tal la presión sobre el sexo que parece que todo marcha bien, pero lo que no tiene una salida natural termina explotando en los lugares menos esperados: confesionario, púlpito, aulas de escuelas, etc.

Ya había contado en otro escrito (del 19 de septiembre) algunos sucesos, pero por lo dicho por mi paisana Salypimenta ahora cuento otros que me vienen a la mente y que ejemplifican el asunto de la olla express sexual que se cocina en la opus.

Es común que las supernumerarias se quejen de preguntas un poco fuera de lugar que les hacen sus confesores: que si ya le bajó la regla, qué posiciones suelen practicar con sus maridos durante las relaciones sexuales. Esto yo lo constaté un día, de primera mano, durante una materia de moral del ya muy mentado "studium generale" donde el sacerdote decía que necesitábamos averiguar si nuestros dirigidos espirituales de la labor de San Gabriel tenían relaciones orales y anales para que los orientáramos correctamente sobre el tema. Muchos de los ahí presentes no entendieron eso y le preguntaron al profesor su significado. Este sacerdote pidió que alguien se los explicara al terminar la clase. No sé si hubo un buen samaritano del lenguaje que les dijera algo, yo no.

Ya habría sucedido algo para que éste sacerdote, profesor de "studium generale", dijera que los sacerdotes numerarios tenían la indicación expresa de no explicar a los niños y niñas en el confesionario sobre las relaciones sexuales y cómo nacen los niños.

Recuerdo que en las primeras charlas de formación, especialmente en la del B10, III, 28 se acuerdan?, sucedía que algunas eran poco crudas en éstos temas tocando puntos que seguro los asistentes por su edad y condición no nos planteábamos como aquel que en una charla nos decía que si nos gustaba "el palo" de otro del centro (sic) lo dijéramos en la charla. Eran temas que en esas épocas no eran lo que se vive hoy y que para un adolescente era un poco fuerte escucharlo así. No creo que en éste caso, como dice Satur, alguien hubiera salido del closet.

No importa si se trata de agregad@s, supernumerari@s, numerari@s, sacerdotes, jóvenes o mayores, todos, en algún momento, sueltan presión de su olla sexual.

Hay un sacerdote mayor, que pedía a las numerarias que atendía en los cursos anuales, que le escribieran en un papel una oración y él al día siguiente, valiéndose del estudio de su letra, les haría una descripción de su carácter: que si flemático secundario, que si activo primario y todas esas cosas. Este sacerdote, aprendiz de grafólogo, fue regañado por sus directores cuando se supo que tenía ya analizada a un buen grupo de las asistentes del curso anual que atendía.

Es sabido que hay sacerdotes que tienen su "charm", su "sex appeal" entre las mujeres de la prelatura, curas por quienes auténticamente babean y se llegan a enamorar profundamente como más de una ha platicado. Por ejemplo, cuando va ese sacerdote a su centro, usan su mejor ropa. Hay sacerdotes que han sufrido situaciones bochornosas por parte de alguna y como resultado los quitan de la atención de labores de la sección de mujeres.

También durante algún tiempo, mientras existía la indicación de que no se confesaran mujeres fuera del confesionario, supe de al menos un sacerdote del opus a quién se le impuso sanción consistente en mandarlo a otra ciudad por algunas semanas y que no confesara, ni dijera misa y sólo hiciera las normas y rezara las tres partes del rosario por haber confesado una mujer durante la misa, en honor del patrón de un pueblo, que celebraba un amigo suyo sacerdote al cual trataba. No importa que hubiera una multitud viendo al confesor y penitente donde no se corría ningún peligro de hacer una cosa indebida. Esa indicación ya fue removida por Echeve aunque pidió que al menos se diga en la charla si se daba una situación de esas: y dale con el tema!!!

Como comentaba Heraldo en una de sus entregas, también sucede que algún sacerdote alguna vez visitó un "masaje". En México tuvimos un sacerdote, ya difunto, que se casó, después de dejar de ser sacerdote, con una numeraria que conoció en la Universidad Panamericana. También ha sucedido que alguna auxiliar, al pasar a hacer la limpieza del centro donde trabaja, se acuesta en la cama de algún numerario para satisfacer alguna fantasía sexual. No nos espantemos de sucesos como éstos que se dan dentro y fuera de del opus y la Iglesia, pero creo que en la obra, al no haber diálogo sobre éste tema, se llega a situaciones ridículas que dañan física y espiritualmente a quién las sufre.

Algunas de esas cosas ridículas de estos últimos días, son por ejemplo, que en un colegio de mujeres del poniente de la ciudad de México que lleva la prelatura se les dijera a las alumnas que usar bikini es pecado cuando casi todas las mamás de esas niñas lo usan. La que se armó entre las mamás del colegio. Hace más de 35 años, cuando se buscaba donde poner un colegio de mujeres algún genio director tuvo la ocurrencia de decir que estaba indicado que los colegios de hombres y mujeres promovidos por la prelatura no podían estar a menos de 900 metros????, porqué esa distancia?, por eso algunos colegios se pusieron en sitios alejados y poco accesibles que a la larga resultaron errores fatales para su funcionamiento. Ahora el colegio de mujeres del Paseo se pondrá en el mismo predio que el Cedros Norte, ¿cambió el criterio?, para salvarlos de una mala trayectoria y peor fama de muchos años.

Algunos personas que pertenecieron a la Prelatura, les cuesta poner en su lugar al sexo, pensando que cuando tienen relaciones sexuales hacen una cosa sucia y ensucian a su pareja aún estando casados. Otros a base de tanto menospreciarlo han perdido casi el deseo.

En éste tema todos tenemos que aprender pero en el opus, como con las cosas que le incomodan, mejor se desaparece y los resultados están a la vista.


Carmela, en su comunicación del pasado 22 de octubre nos habla de una directora. C. E. R. L. es buen ejemplo de una persona que no quiere dejar el poder y se aferra a él. Sabe que su falta de salud la debilita y que fuera el poder no se encontraría por lo que ha logrado mantenerse en consejos locales, ahora en la administración de la comisión regional.

Es muy sabido que tiene dos raseros: sus amigas y las demás; si no eres su amiga: el criterio y la obediencia; sus amigas: todo. Me da mucha lástima lo que nos cuenta Carmela ya que me recuerda como muchas alumnas del centro de estudios se desmayaban en esa casa con mucha frecuencia. Recuerdo que en un festival familiar, durante uno de los actos que se hacían a los papás una de ellas se desmayó frente a su familia con la conmoción de los suyos. Pero no, no pasaba nada.

Comenta Carmela que la escucho llorar con una de la asesoría, no dudo que llorara porque le pedían dejar el cargo, Como otras muchas, Eu. es un buen ejemplo de la lucha por el poder dentro del opus y que lo peor que puede pasar a un fiel de la prelatura es estar fuera de los círculos del poder.

Lo digo al Chile



Original