A mis queridas y valientes supernumerarias

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Safety, 26.03.2012


Queridos amigos:

Gracias por todo lo que comparten, muchos de sus testimonios me ayudan a entender los que me pasa, que a pesar de que ya pasaron 6 años que dejé la cosa, aún tengo sueños perturbadores que estoy dentro y luchando por salir. Otras veces no puedo leeros porque duele mucho que a tantos nos hayan hecho tanto daño y sigue tremenda injusticia sin reparar.... y se me cargan las tintas.

A mis queridas y valientes supernumerarias, me parte al alma ver a las que todavía siguen dentro y no pueden tomar las decisiones sobre su familia como pareja, sino que lo decida el curita de turno, que no tiene la menor idea de lo que es entender a una familia, el pobre tiene todo servido limpio y comodín y lo único que hace es complicaros la vida en su supuesta dirección espiritual.

Una de estas supernumerarias me contaba qu solo decidió sobre el nacimiento de su primer hijo, el resto lo decidió el cura, pues desde el principio tuvo problemas. Los médicos aconsejaban espaciar los embarazos para dar lugar a la recuperación del útero, pero el curita le mandaba ser heroica. Todos los partos por cesárea, todos los embarazos con riesgo de desgarrarse y así llegaron 5 pequeñines, pues luego del último a la pobre super tuvieron que extraerle el útero destrozado y ya era un peligro para su vida. Sé de otra que llego a los 11 niños de igual modo, solo paró con la histerectomía.

Para criar a estos niños hace falta tener además de buenos ingresos, ayuda y estabilidad emocional. Sé de una pareja de supernumerarios donde él ya no pudo más con la carga, pasaba por 3 empleos para sostener el hogar y luego a casa a atender la numerosa familia, entonces HUYÓ, sí la dejó. Ahora está en tratamiento psicológico porque algo asi la angustia lo consume.

Otra pareja, muy buenos, ella está continuamente cansada por la atención de 8 hijos. En cuanto puede aprovecha para dormir un poco, pues corretea todo el día atendiendo a su hijos y además deben ser apostólicos, invitar a nuevas familias a su casa y dar clases de doctrina, y los hijos por allí, que alguien se haga cargo… Quién? Nadie.

Mi marido tiene 2 empleos para asegurar ingresos necesarios, (aun así reciben apoyo de los abuelos), ya por esa razón está bastante fuera de casa y encima los pusieron de Celador y como ya no hay numerarios el pobre ha asumido círculos y charlas, con ello regresa a casa después de la media noche, sus hijos no lo ven. Me pregunto es este el hogar luminoso y alegre para estos niños???




Original