'Trincar tíos', vicarios y vocación

From Opus Dei info
Jump to navigationJump to search

Por Galtzagorri, 30.03.2007


El mensaje de Javier Ortega me animó a escribir este mensaje para el foro. Espero que lo leas, Javier.

"Obviamente muchos se preguntarán porqué me salí con todo lo que digo, pues fácil, y aunque suene egoísta no compartía su forma de vida, puntualmente: el compartir el dinero, el tener que pedir permiso para casi todo, entre muchas cosas más (pues digo egoísta porque no estaba dispuesto a renunciar a mí pero si alguien quiere hacerlo cuál es el problema??? Bien por él o no?? Otra cosa, entra gente jóven a la Obra, pero, recordemos a Juan, el amado discípulo de Jesús, no era un niño?? Qué podía saber él de la vida a su edad??? La vida a cada uno nos depara historias diferentes, y Dios en todo momento está dándonos sombra con sus alas, tal como lo diría San Agustín, lo que sí, cada uno decide en todo momento"

Mi respuesta:

Ésta es una de las claves, Javier. En tu forma de pensar y de preguntar observo que hay una cuestión fuera de discusión, que ya das por asumida, una idea recibida que no cuestionas. Comparas a Juan con cualquiera de los jóvenes que pitan, porque comparas la llamada de Jesús con la "vocación" al Opus.

Esta cuestión es vital, y ha sido vital en la vida de tantos de los que escribimos aquí y de otros que aun están dentro.

Yo ya no creo en una "vocación" al Opus. Tuve fe absoluta en ella claro, por eso estuve dentro unos años, porque me inculcaron esa fe. Si los de dentro no tuvieran fe en la vocación, no sería difícil hacer las maletas e irse. Lo que realmente me tuvo atado al opus no fue mi voluntad, mis ganas de cambiar el mundo o de vivir en un centro, o de hacer apostolado. No. Fue que me habían convencido de que era mi deber, y que si me revelaba contra ese designio de Dios, estaba actuando como el Joven Rico del evangelio. O peor, como Judas que era puesto como ejemplo de otra persona que "tiró la vocación".

La vocacion al opus realmente no es un dogma de fe. ¿O sí? No puede serlo, vistos los resultados. Si alguien sostuviera que es dogma de fe que la tierra se encuentra en el centro del universo y que el sol y las galaxias giran en torno a ella le responderíamos que no, vistos los resultados científicos. Esa idea ya no es sostenible. Es mentira.

Sí creo que Jesús llamó a Juan, ¿qué tienen que ver aquel caso concreto, histórico, directamente realizado por Jesús en persona, y la especulación con vidas humanas, con familias, que el Opus ha llevado a cabo? El engaño del Opus se basa en el engaño mediante el truco de la "vocación", por eso la vocación es de lo que más se habla en el opus: es la manera de enganchar a la gente y de tenerla luego sujeta, porque ya explicó muy bien el fundador lo terrible que es jugar con la vocacion o salirse del opus (que equivale a tirar la vocacion por la ventana y que en mis tiempos se explicaba que era lo más terrible que te podía suceder ya que era un No rotundo a Dios y el fundador ya no daba un duro por tu alma, y para tus "hermanos" era algo dificil de digerir, un hecho que nos daba asco y escalofríos espirituales a la vez a los que seguíamos dentro).

Recuerdo una tertulia con Ramón H., actual consiliario. En aquella época no era sacerdote, y vino a "dar" una "tertulia" a mi centro desde Madrid - si no recuerdo mal- puesto que era un pez gordo, director de la Comisión Regional (el primero que conocí). Recuerdo bien el objetivo de su visita: su lema fue éste: "trincar tíos". No lo olvidaré jamás, porque lo repitió una cantidad exagerada de veces. Puedo decir que si alguna vez he asistido a una tertulia en la que había claramente una consigna o frase publicitaria, fue aquella. Con un poder de persuasión muy en forma - no le faltaban dias de entrenamiento ni de competición- , con su voz grave: trincar tíos! trincar tíos! vamos a trincar tíos!

(Llevaba un año o dos de numerario y tenía 15 o 16 años), y recuerdo que al terminar la tertulia, salí como el conejito de las pilas duracell, marcando el paso y diciendo "trincar tíos! trincar tíos".

Pues bien: ¿qué manera mejor se le podría ocurrir al opus para TRINCAR - con mayúsculas- a la gente (es decir, para toda la vida y con todas las consecuencias) que utilizar el "timo de la vocación"?? Comprendo que la sugestión a la que nos sometieron fue tan profunda que incluso los que habéis salido hace pocos años, seguís pensando en términos de vocación al opus, como algo verdadero: designio de Dios. A mí también me ocurrió durante unos años tras salirme. Pero más adelante, con el tiempo y sobretodo, leyendo en la web tantos y tantos testimonios no tengo otra alternativa: el Opus con tal de crecer en numero, poder e influencia, se inventa hasta la vocación si hace falta.

Mejor dicho: se inventa la vocación porque hace falta. Si luego más adelante es necesario, ya se dirá que el sujeto tenía vocación pero la perdió, o que nunca la tuvo pero pareció que sí.

Vocación por aquí, vocación por allá. Tú si tienes, tú también, ese otro no, tú sí.. tú también... ¿pero qué es esto? ¿Se creen con derecho e iluminación divina para decidir quien tiene que entregar su vida? Una cosa es que Jesucristo se lo diga a Juan apostol, pero... ¡venga hombre! no te das cuenta de que el que te lo diga un consejo local es algo muy distinto a que se lo diga Jesucristo a Juan apostol? Y más cuando muchos consejos locales están presionados por esas "metas" establecidas desde la cúpula del Opus, las famosas 500 vocaciones.

¿A estas alturas quien se cree que Dios quiere que piten 500? Ése es sin más un problema que tiene Javier Echevarría. Quién sabe si los designios de Dios van en otra dirección: que el Opus se termine de desintegrar y que viéndolo globalmente quede en la historia de la iglesia como una especie de aguijón, como el de esas abejas, que según he leido, aunque escuece y pensemos que el aguijon inyecta veneno, y todos lo juzguemos como algo malo, su picadura puede tener efectos beneficiosos para el organismo - aunque localmente, en la picadura haya inflamación o incluso sangre.

Lo siento Don Javier, los jóvenes y las familias ya no son tan manipulables como en la España que venía del nacional-catolicismo. Terminaron los días de la pesca fácil, del pelotazo Si quieres que sigan pitando, cúrratelo de otra forma pero ya no vale seguir engañando a los chavales con el sistema de clubitos, convivencias y colegios con preceptores que van haciendo seguimiento y labor de rastreo (y a veces acoso) de los "candidatos".

Oración, Mortificación, Iniciativa, creatividad, lo que quieras, pero un poco de - no ya de moral cristiana- sino de pudor ético. Respeta libertades individuales. Preocúpate un poco más de las personas y menos de las instituciones.

Y si se te hunde el barco, no será el fin de la Iglesia ni el fin del mundo.



Original